NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Negocios

El shopping de $15 el m2: finaliza concesión de IRSA en Buenos Aires Design y ya se discute su reconversión

El shopping de $15 el m2: finaliza concesión de IRSA en Buenos Aires Design y ya habla de su reconversión

La concesión a cargo de la firma que comanda Eduardo Elsztain concluye en noviembre y las alternativas van de una prórroga provisoria a directamente la venta del centro comercial. Los locatarios temen ante un eventual cierre. IRSA sigue pagando un canon irrisorio por la explotación

Por Patricio Eleisegui
19.04.2018 16.04hs Negocios

Los tiempos se acortan en torno al manejo del shopping Buenos Aires Design. Y la Ciudad comenzó a discutir entre bambalinas el destino del emprendimiento controlado por IRSA

Este 28 de noviembre termina la concesión de este complejo que concita el interés de muchos, por lo que factura y, principalmente, por el irrisorio canon que paga la firma controlada por Eduardo Elsztain: apenas $15 (sí­, pesos) el metro cuadrado. 

En septiembre del año pasado, una investigación llevada a cabo por la Auditorí­a General de la Ciudad determinó que en la zona el valor de esa misma unidad es casi 30 veces más: $425 el m2.

En torno al Buenos Aires Design, las voces consultadas por iProfesional aseguran que a IRSA le basta con la facturación de una parte de las 174 cocheras emplazadas en el inmueble para cubrir los $397.540 por mes exigidos por el Gobierno porteño por el permiso de explotación.

Esta cifra tan exigua -que le garantiza a Elsztain un beneficio anual de varios millones-, contribuye a dotar de atractivo a un espacio con más de 60 locales comerciales y patio de comidas con capacidad para albergar a unas 700 personas. 

Entre las dependencias oficiales predomina el hermetismo, pero fuentes contactadas por iProfesional anticipan que, de cara a noviembre, las opciones que se debaten son la de otorgarle a IRSA un permiso provisorio de explotación por un año más o avanzar directamente con la venta del centro comercial.

De prevalecer esta última alternativa, la particularidad del caso radica en que la principal candidata a quedarse con el shopping no serí­a otra que la misma compañí­a que encabeza Elsztain. El valor del centro comercial rondarí­a los u$s60 millones.

"En su momento, la Ciudad hizo el intento de vender el inmueble y los terrenos, a través de la Agencia de Bienes, pero no prosperó", sostuvo a iProfesional Jonatan Baldiviezo, del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

"De inclinarse por la venta, a partir de noviembre, lo más seguro es que el Gobierno porteño directamente le ceda todo a Elzstain. Serí­a lo más conveniente, si la idea es no complicarle el negocio", completó.

Otros referentes señalan que la venta del Buenos Aires Design a IRSA le permitirí­a a la Ciudad sortear las dificultades polí­ticas de tener que justificar un permiso provisorio

También, la de avanzar en un proceso de licitación que complicarí­a la supervivencia de los comerciantes que hoy trabajan en el shopping.

"Un plan de concesión demorarí­a demasiados meses para el estado de operación que hoy tiene Buenos Aires Design", sentenció Baldiviezo.

"Además, la cesión de ese espacio a un tercero deberí­a ser por un lapso no menor a cinco años, y esto obligarí­a a que el tema sea tratado en el recinto. Por ende, esta alternativa le generarí­a complicaciones polí­ticas al PRO", completó. 

A raí­z de ello, consideró que la venta asoma como la salida más lógica, si la idea es no cambiar el estado de las cosas.

Facundo di Filippo, ex legislador porteño y especialista en urbanización (con énfasis en la polí­tica de concesiones vigente en la Ciudad), coincidió en que la venta del Buenos Aires Design serí­a el camino más apropiado

"Hace dos años se intentó comercializar ese predio desde el Consejo de la Magistratura. Pertenecí­a al Centro Cultural Recoleta, se partió a la mitad y se puso en alquiler", recordó.

En otro orden, remarcó que "IRSA desde el inicio pagó un canon irrisorio por el Buenos Aires Design. Siempre fue muy poco el ingreso que la empresa le origina a la Ciudad".

Según di Filippo, "el Gobierno porteño ya debe tener todo preparado para la venta, desde las carpetas armadas hasta los pliegos dirigidos".

"Lo difí­cil será el tratamiento que se dé en la Legislatura. Hay que ver si avanza. Después de todo, eso no ocurrió con otros proyectos de IRSA, como shopping Caballito y el predio en la Boca", apuntó el experto.

Comerciantes en alerta
Respecto del destino del centro comercial, lo que prevalece en IRSA es la decisión de no referirse al tema

Ante la consulta efectuada por iProfesional, desde la firma liderada por Elsztain optaron por no responder.

Quienes no se callan son los locatarios del Buenos Aires Design quienes, a través de entidades como la Cámara de Empresarios Madereros y Afines (CEMA), salieron a reclamar respuestas para adelantarse a lo que pueda suceder en noviembre. 

La injerencia de CEMA en este shopping responde a que el grueso de los comercios se dedica a la venta de muebles y accesorios para el hogar.

Respecto del futuro del Buenos Aires Design, señalaron: "La falta de precisiones del Gobierno de la Ciudad generó multiplicidad de versiones sobre posibles proyectos que provocarí­an la pérdida de 500 empleos directos y gran cantidad de puestos de trabajo en mucha Pyme", de modo indirecto y que abastecen al Design.

"La inquietud de las firmas que alquilan los locales se debe a la falta de información sobre la continuidad del centro de diseño que, desde sus comienzos, se convirtió en un espacio de referencia para el mercado del mueble y la decoración y que forma parte del tradicional paseo de la Recoleta", argumentan desde la organización. 

Los locatarios aseguran que, mientras las empresas desconocen cuál será el uso final de este espacio, el Gobierno de la Ciudad "no ha dado a conocer ninguna planificación ni posible destino del predio". 

Las compañí­as del ramo expresan que toda modificación respecto de la operatoria actual tendrá que avalarse mediante una ley de la Ciudad que, como se dijo, no harí­a falta en caso de una venta al propio Elsztain.

Desde CEMA afirman: "Tanto empresarios como los empleados ven con preocupación que las caracterí­sticas del proyecto, con instancias legislativas y administrativas especiales, impliquen el cierre del predio durante años, sin generarle ingresos a la Ciudad y ocasionando gastos de mantenimiento imposibles de evaluar. Además, está el perjuicio para las empresas que hoy operan en el lugar". 

"De esta manera, el Buenos Aires Design Recoleta pasarí­a a ser un espacio cerrado, improductivo y abandonado como consecuencia de la falta de gestión gubernamental", alertan desde la entidad.

En diálogo con iProfesional, Gabriel Campins, directivo de CEMA, indicó que hasta el momento la única respuesta que han obtenido los locatarios de parte de IRSA se limita a un "no se preocupen".

"Estamos enviando notas al Gobierno porteño para tener más precisiones. El temor es que se cierre y el destino del Buenos Aires Design entre en la indefinición. Nuestra expectativa está puesta en una prórroga de la concesión, al menos parcial", expresó.

Escándalo agregado
A la par de la indefinición en torno de su destino final, el Buenos Aires Design también es noticia luego de que la jueza Marí­a Romilda Servini estableciera la intervención del shopping.

La decisión tuvo lugar en el marco de la causa en la que se investiga actos de corrupción y eventuales estafas llevadas a cabo por Enrique Blaksley, más conocido como el "Madoff argentino".

En concreto, Servini determinó la intervención de Emprendimientos Recoleta S.A (ERSA) y de otras 39 sociedades que operan diferentes negocios en dicho centro comercial, por un plazo de seis meses. 

También ordenó la designación de veedores recaudadores e informantes y decretó la inhibición general de todos los bienes vinculados a la empresa. 

Actualmente, el 53,58% de ERSA pertenece a Eduardo Elsztain, a través de IRSA. Hope Funds, sociedad de la que es dueño Blaksley, controló del resto de las acciones hasta 2009. 

Con posterioridad, su participación pasó a manos de Blaksley, su mujer, su cuñada y su principal socio, Federico Dolinkué.

En el caso de IRSA, grupo que es dueño de los más importantes centros comerciales de la Argentina, anticipó que interpondrá un recurso de impugnación del fallo de Servini

"En nuestro carácter de accionistas controlantes, tenemos la obligación de defender los intereses de la empresa y de IRSA PC, ya que ERSA e IRSA son completamente ajenos a los hechos investigados", reza el texto enviado a la Bolsa de Comercio por el holding propiedad de Eduardo Elsztain.

Blaksley fue detenido el martes 10 de abril en su casa del country Pacheco Golf por orden de Servini, luego de casi un año y medio de investigación de la fiscal Alejandra Mangano y la PROCELAC. 

Junto a otros ejecutivos de Hope Funds, está acusado de hacer la mayor estafa en la historia argentina a través de lavar dinero, evadir impuestos, hacer defraudaciones y estafas. 

Más de 40 sociedades vinculadas con el fondo mencionado y su dueño están siendo investigadas por la Justicia federal tanto en Argentina como en el exterior.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Negocios
Te puede interesar
Zoom Recomendadas