NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Isela Costantini: "Tengo un imán que me atrae a las cosas difí­ciles y complicadas"

Isela Costantini: "Tengo un imán que me atrae a las cosas más difí­ciles y complicadas"

Con su trayectoria en General Motors y en Aerolíneas Argentinas, se volvió especialista en transformaciones y ahora asume en el sector financiero

20.04.2018 16.55hs Economía

Isela Costantini, la ejecutiva conocida por su trayectora en General Motors y Aerolí­neas Argentinas, se volvió especialista en transformaciones y ahora asume nuevos desafí­os en el sector financiero, como gerenta general de Grupo de Servicios y Transacciones (GST).

Con 46 años, asegura que el lí­der debe "servir" y ver al sindicato como "socio estratégico", y que debe salir de la parálisis ante el cambio en una entrevista concedida a El Paí­s de Uruguay. 

Consutada sobre los motivos que la llevaron a trabajar en el sector financiero, Costantini dijo: "Muchas cosas. Una, es el proceso de transformación de una empresa de un perfil más familiar y por, así­ decirlo, más pyme. Sigo trabajando en procesos de transformación, aprendiendo de otro tipo de empresa con otro tipo de desafí­os. La parte emocional de una empresa familiar es mucho más fuerte que cualquier otra empresa del rubro privado o de una estatal grande, como Aerolí­neas. Tiene esa caracterí­stica interesante. Es un segmento que estoy aprendiendo a conocer".

"Estoy entrando en el core de finanzas, que no es solo la banca, sino también los fondos de inversión, la financiación... Es algo que yo no conozco para nada y me encanta esta oportunidad de aprender. Y, por último, es el desafí­o de lo que se viene, la digitalización, de ver qué es lo que el cliente quiere. Este trabajo también tiene todo ese aspecto de la gran transformación del sector y de la industria", agregó.

Costantini dijo también que la Oferta Pública Inicial (de acciones) "tiene que ser una consecuencia, porque el valor real de un IPO es que puedas generar un reconocimiento y valor antes de hacer el IPO. Uno tiene que entender para qué sirve el IPO. Sí­, es para obtener más capitales, pero esa no es la prioridad y no es lo más importante en este momento. Hay otros desafí­os más importantes para el grupo, para aggiornarnos a lo que se viene.

La ex titular de Aerolí­neas asegura también que tuvo que trabajar muchí­simo la impulsividad. "Tanto, que en mi libro cuento que para manejarla me condicioné poniendo una etiqueta en mi computadora con la sigla 'PADH' (Pensar Antes De Hablar). Lo sigo trabajando, voy a morir trabajándolo. Ahora estoy mejor, después del PADH. Soy una persona a la que le gusta estar en las discusiones, negociaciones, me encantan los brainstorming. Y cuando hay un desafí­o difí­cil yo ya me tiro, tengo un imán que me atrae a las cosas difí­ciles y complicadas.

Consultada respecto del aprendizaje realizado en GM sobre el comortamiento del consumidor, Costantini afirma: "El consumidor fue cambiando a lo largo de esos 17 años en GM. El auto para la mujer es una conquista de libertad, poder moverse de lugar a otro, mientras que para el hombre es poder".

"En GM hicimos un trabajo de tendencias sociocomportamentales para América Latina, ífrica y Oriente medio, porque para poder definir las funcionalidades del auto tení­amos que entender hacia dónde iban las sociedades y qué necesitaban. Las mujeres eran muchas veces las que mostraban tendencias de hacia dónde tení­amos que apuntar con el producto", explica.

"Antes de lanzar la última versión del Vectra, me llevaron a conocerlo y al entrar dije: 'No tiene portaobjetos ni dónde poner la botellita del agua'. El director del proyecto me contestó que no tení­a sentido ponerlos. A seis meses de lanzarlo, los análisis nos mostraban que entre las razones por las que no gustaba el Vectra aparecí­a que le faltaba portaobjetos", recuerda la ejecutiva.

Por otra parte, Costantini enfatiza la necesidad de estar atentos a los cambios de tendencias en el mercado y al aspecto cultural de los consumidores. "Cuando lanzamos el Onix, leí­a de todo, hasta las revistas más chiquititas. Una vez, en una que tendrí­a 10 páginas de papel casi transparente, habí­a un artí­culo de página par, muy poca visibilidad, con una encuesta a jóvenes y habí­a salido que el deseo de consumo era un laptop".

"Más allá de que la encuesta no era válida estadí­sticamente, mostraba una alarma: un laptop es más importante que un auto para un chico de 16 años. Ya no pasaba por 'qué canchero es tener auto', sino por otro lugar. Así­ fue que definimos que el Onix tení­a que ser un auto de jóvenes y su existencia tení­a que pasar por la conectividad. es la digitalización. La transformación digital es un gran cambio para las empresas del sector", destacó.