NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Carrefour: el Gobierno le redujo el beneficio fiscal para frenar la ola de protestas empresariales

El Gobierno dio marcha atrás y redujo beneficio fiscal a Carrefour para frenar ola de protestas empresariales

Se modificó la cláusula que establecía una rebaja del 50% en las contribuciones patronales tras las duras quejas de los competidores por "trato desigual"

Por Juan Manuel Barca
26.04.2018 00.04hs Economía

Presionado por varios frentes, el Ministerio de Trabajo finalmente redujo en forma parcial los beneficios que le habí­a otorgado a Carrefour. Esa fue la solución que encontró el titular de la cartera, Jorge Triaca, para resolver la crisis abierta en los últimos dí­as con el supermercadismo y avanzar así­ en la homologación del acuerdo sellado durante el procedimiento de crisis, según confirmaron fuentes oficiales a iProfesional.

"El Ministerio de Trabajo homologó el acuerdo alcanzado entre el sindicato de comercio y Carrefour para garantizar las fuentes de empleo", señaló el área de Trabajo en un comunicado.

 

En medio de la avalancha de reclamos empresarios, los funcionarios introdujeron cambios sobre la cláusula tercera del convenio, que fue la que generó más polémica por contemplar una rebaja del 50% en las contribuciones patronales durante 18 meses sobre el total de las remuneraciones del personal bajo el convenio de comercio, unos 18.000 empleados de un total de 19.000.

Ahora, se incorporó un anexo que supedita la exensión de cargas solo a los incrementos de los salarios a partir de este año y los adicionales -no a la remuneración completa-, lo que implica una quita de de entre un 20 y un 30% de los aportes, según los cálculos hechos por fuentes cercanas a la negociación.

"Los incrementos salariales pactados a partir del mes de abril del corriente año en el marco del CCT N°135/75 para el personal de la empresa comprendido en el mencionado convenio colectivo de trabajo se les dará un tratamiento asimilable a no remunerativo, parcial y transitorio en lo referente a las contribuciones patronales correspondientes al sistema integrado de jubilacionesy pensiones y el fondo nacional de empleo", reza el agregado.

El plan mantiene sin cambios la reducción de salarios un plan de hasta 1.000 retiros voluntarios con hasta el 150% de la indemnización por ley y la posibilidad de cerrar locales con 30 dí­as de aviso previo al gremio. 

Los términos del acuerdo fueron renegociados este miércoles en la cartera laboral, a menos de una semana de la reunión convocada el viernes pasado en la quinta presidencial, donde Triaca, el CEO de la empresa, Rami Baitieh, y el titular del sindicato de comercio, Armando Cavalieri, sellaron la versión previa del entendimiento y se sacaron una foto.

Cerca del sindicalista, en tanto, celebraron el resultado, aunque sin dar por confirmada la homologación hasta no ver las actas firmadas por los funcionarios de Triaca. "Se mantienen los puestos, no hay amenazas de cierre y el Gobierno nos hizo algunas concesiones", dijo un hombre del gremio. Asimismo, reconocieron que "se ajustaron los valores" del beneficio otorgado a Carrefour.

El objetivo fue "emprolijar" el texto y así­ mantener a salvo el acuerdo, que corrí­a riesgo de ser volteado en la Justicia tras ser torpeado en los últimos dí­as. En el ámbito empresarial, trascendió el malestar de Unilever, un fabricante lí­der de productos de nutrición, higiene y cuidado. Y, según pudo saber iProfesional, el debate llegó hasta la Mesa de Enlace del sector agropecuario, donde reclaman subsidios ante la sequí­a que afecta a la soja.

Pero los reclamos más fuertes provinieron de las cámaras de distribuidores y mayoristas, supermercados regionales y chinos, que esta semana se lanzaron a una guerra de solicitadas y comunicados contra el procedimiento de crisis presentado por la cadena de los "precios corajudos" y en reclamo de un "trato igualitario".

Los empresarios del rubro acusan a Triaca de favorecer un "proceso de concentración" y generar una "competencia desleal" al otorgar ventajas discrecionales a la multinacional, en perjuicio de sus competidores. En un comunicado, los distribuidores plantearon que "el Gobierno nacional, a través de la AFIP, no debe avalar dicho requerimiento, ya que no deben ni pueden transferir a los trabajadores ni a toda la sociedad sus riesgos comerciales".

En este escenario, el Gobierno transitó un delicado equilibrio. Por un lado, enfrentaba la presión de Carrefour que en enero lanzó su reestructuración global, con cierre de locales y un recorte masivo de empleos. Cavalieri sostiene que ese era el plan inicial de la empresa en Argentina. Por otro, el creciente descontento empresario amenazaba la estrategia oficial de encapsular la ayuda oficial al gigante francés.

El agregado de un anexo fue la fórmula de Triaca para evitar la caí­da del acuerdo. De esa forma, frustró los planes de los delegados de la cadena, liderados por el disidente Ramón Muerza, que esperaban ver fracasar el plan de achique. Sin embargo, ya anunciaron que no descartan retomar medidas de fuerza y que se presentarán ante la Justicia.

"Si Triaca, Cavalieri y Carrefour piensan que esto terminó, están equivocados. En las tiendas les vamos a demostrar lo que pensamos los trabajadores, además de seguir por la ví­a judicial y todo aquello que ayude a voltear el acuerdo", aseguraron ddesde ese sector.

Con todo, lo que no está claro es si los cambios efectuados serán suficientes para contener el embate del sector privado contra la entrega de "subsidios" al cuarto empleador del paí­s. Los abogados de la competencia advierten que Trabajo carece de facultades para definir rebajas en las cargas y que las sumas no remunerativas ya fueron cuestionadas por la Corte Suprema, incluso en el convenio mercantil. Ahora, el Gobierno deberá recibirlos la semana que viene.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas