NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Efecto dólar: el auto usado quedó barato frente al 0Km y concesionarias hablan de "oportunidad" para comprar

Efecto devaluación: autos usados quedan baratos frente a 0Km y agencias hablan de "oportunidad" para comprar

La brecha entre ambos mercados tradicionalmente suele ubicarse entre el 15% y el 20%. Sin embargo, tras la abrupta suba que experimentó el billete verde, los vehículos nuevos comenzaron a ajustarse a un ritmo mucho más rápido. Qué prevén los expertos para el corto plazo

Por Guillermina Fossati
30.05.2018 06.21hs Economía

Tras las corridas por la suba del dólar y el impacto en los precios de la economí­a en general, desde las terminales, hasta las empresas importadoras, pasando por los propietarios de concesionarios de autos 0Km, todos comenzaron a repensar el negocio y a definir la estrategia a seguir.

Si bien el ritmo de comercialización avanzaba a paso firme, con buenas tasas de crecimiento y perspectivas, el sobresalto cambiario y el nivel de volatilidad que se generó durante la devaluación, impactaron en la confianza de los consumidores.
 
En este tipo de escenarios, la venta de vehí­culos suele verse afectada. En el caso de los 0km, la merma en los salones de ventas fue inmediata, y según pudo saber iProfesional, el nivel de consultas cayó a la mitad durante el lapso en el que se extendió la corrida cambiaria.

Tras la devaluación –que terminó redondeando una suba del billete verde del 40% en lo que va del año-, los retoques se están haciendo sentir con fuerza en el segmento de los OKm. 
 
Cabe destacar que durante mayo, muchas automotrices aplicaron hasta tres aumentos a determinados modelos. Incluso, en menos de 30 dí­as hubo unidades que acumularon una suba mayor a la que vení­an registrado durante todo el primer cuatrimestre.
 
En lo que respecta al mercado del usado, la dinámica es diferente y los cambios –aseguran expertos- suelen demorar un poco más de tiempo en verse plasmados en la realidad.

Por el momento, este sector viene gozando de buena salud: en el acumulado de los cuatro primeros meses del año, se realizaron 558.000 transferencias, lo que implicó un crecimiento de casi 11% con respecto a igual perí­odo del año pasado, según datos de la Cámara de Comercio Automotor (CCA).

Pese a la preocupación que se registra en la industria en general, hay un dato clave para aquellos que estén pensando en cambiar su vehí­culo: en estos momentos, la brecha de cotizaciones entre las unidades seminuevas y los 0Km se ha ampliado, un factor que puede convertir a los vehí­culos con pocos kilómetros encima y con no más de dos años de antigí¼edad en una oportunidad.
 
¿De cuánto suele ser la diferencia? Tradicionalmente, el gap de precios que existe entre estas unidades y los 0Km se mueve entre el 15% y el 20%.
 
Se trata de un nivel que puede llegar a reducirse unos puntos más en caso de que un modelo esté muy demandado o se registren demoras en las entregas.
 
Esto sucedió, por ejemplo, entre 2014 y 2015, cuando las importaciones estaban trabadas por decisión del gobierno kirchnerista. En ese interí­n, las automotrices pasaron a manejarse con listas de espera a la hora de entregar determinadas versiones, lo que generó que en casos puntuales  el precio de un seminuevo hasta llegara a igualar al de una unidad sin patentar.
 
Sin embargo, este tipo de situaciones son excepcionales y se dan en el marco de coyunturas muy particulares.  
 
Actualmente, a diferencia de aquellos años, el mercado no está distorsionado y la plaza por el momento está bien ofertada, dado que el paro masivo que afecta a Brasil y que está dejando a terminales locales sin autopartes todaví­a no llegó a afectar el nivel de stock en los salones de venta. 
 
Micaela Zuani, gerente de Marketing de Toyota Zento, comentó que aún no han sentido el impacto en la comercialización de unidades usadas y confirmó que, en general, es un mercado que tarda más tiempo en reacomodarse en cuanto al nivel precios.
 
A la hora de analizar esta variable, los expertos coinciden en seañalar que se está generando una "ventana de oportunidad" para algunos compradores, debido a que la brecha entre este mercado y el de los 0Km se fue ampliando el último mes.

Sucede que mientras las terminales ya han realizado dos o hasta tres ajustes en cuetión de semanas, en el mercado del usado -que en general tiende a demorar algunas semanas hasta reacomodarse-, por ahora no se aplicaron subas de la misma magnitud, generando así­ que el gap se ubique en un escalón mayor al habitual.
 
Según un relevamiento realizado por iProfesional, en la actualidad es posible encontrarse con los siguientes casos:
 
- En mayo, el Citroen C4 Lounge tope de gama aumentó casi un 9%, al pasar de $561.000 a $610.000. Mientras tanto, por un modelo con el mismo equipamiento patentado en 2017, el precio promedio se incrementó un par de puntos, hasta los $470.000.
 
- Así­, la brecha -que era del 22%- en la actualidad pasó a ser ocho puntos superior.
 
- En el caso de Volkswagen, los precios de los vehí­culos nuevos también se ajustaron el último mes, hasta un 13%. Por ejemplo un Gol Trend 1.6 MSI 5Ptas Comfortline (101cv) pasó de $326.200 a $371.000. 

- Mientras tanto, las unidades modelo 2017 con muy pocos kilómetros promedian los $285.000, es decir, una brecha cercana al 30%.
 
- En tanto que el Golf, en su versión tope de gama 1.4 TSI Highline DSG (150cv), su valor se incrementó de $589.000 a $652.000, mientras que un modelo 2017 en muy buen estado se movió por debajo, ubicándose en un nivel promedio de $520.000, lo que arroja una brecha de 25%.
 
- Al analizar el caso de Ford, se puede observar que un Focus Titanium AT sin rodar cuesta unos $632.000. Como contrapartida, por un usado modelo 2017 en muy bun estado se está pidiendo, en promedio, $500.000. En este caso, el gap es de un 26%.
 
"El 0km aumenta inmediatamente y el usado tarda un poco más en adecuarse, por lo cual, en casos en los que se produce un abrupto salto de precios, es normal que se genere un perí­odo en el cual se amplí­e un poco esa brecha", comentó el propietario de una red de agencias oficiales, que ya transitó más de una experiencia de este tipo.
 
En tanto, desde el concesionario Zento coincidieron al señalar que "en el caso de los seminuevos, además, el traslado al valor de venta no es tan matemático porque se trata de un mercado más disperso. Por el contrario, con las unidades 0Km sí­ son más rápidos los movimientos en las listas, porque el valor lo rige el fabricante y esto se refleja en la plaza, más allá de las posibles bonificaciones".
 
"En estos dí­as recibimos muchas consultas por los usados. La demanda se mueve a un buen ritmo y notamos que en este escenario en el que los precios de los 0Km suben a mayor ritmo, quien tiene un poco de capital siente que hace un mejor negocio si opta por un seminuevo", acotaron.
 
Sin embargo, al ser mercados que se encuentran í­ntimamente relacionados entre sí­, se espera que las subas que vienen aplicando desde las terminales tarde o temprano lleguen al segmento del usado.
 
Cabe destacar que las fábricas reaccionaron a la disparada del dólar con nuevas listas de precios, dado que el 70% de los vehí­culos que se comercializan son importados y que también cerca del 70% promedio de las piezas para la producción de los nacionales se traen de afuera.
 
"Tenemos que pensar que el mercado es uno solo, con lo cual, lo que pase con el 0Km, de alguna manera terminará replicándose con el usado", planteó Alejandro Lamas, secretario de la CCA.
 
La velocidad con la que se cierre esa brecha, sin embargo, dependerá de cómo evolucione, de ahora en más, la demanda en ambas categorí­as.
 
En este sentido, Lamas afirmó que "el sector podrí­a empezar a sufrir las consecuencias del cambio de mercado y seguramente haya una desaceleración".
 
"Son muchas variables para tener en cuenta. Pero es probable que experimentemos un menor dinamismo en el número de transferencias porque vemos que el bolsillo de la gente se resiente y los ingresos pierden poder adquisitivo", agregó Lamas.
 
Con este panorama de incertidumbre, y con precios de 0Km que seguirán en un ritmo ascendente en junio, la incógnita es qué sucederá con el segmento de los usados.

Porque mientras el incremento de las unidades nuevas empuja hacia arriba a todo el mercado, la menor demanda es un factor que mueve el amperí­metro en sentido contrario. 

Desde la CCA aseguraron que más temprano que tarde terminará imponiéndose la ley del mercado: "Con los seminuevos se puede pedir el valor que se quiera por una unidad, pero siempre que haya un comprador dispuesto a pagar. La urgencia por vender y la espalda que tenga cada uno para aguantar el precio fijado terminarán definiendo", comentaron desde la CCA.
 
Por ahora, en muchas agencias hablan de una "ventana de oportunidad", aunque más no sea para ahorrarse unos pesos antes de que los usados más nuevos repliquen los movimientos de los 0Km.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar

Jurispridencia

Expertos explican el tratamiento de las diferencias de cambio en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos

Impuestos | Por Por Daniel Dasso y Diego Prieto - Socio y Gerente Senior de la División de Impuestos de EY Argentina
Zoom Recomendadas