NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Economía

Sorpresa: la inflación de mayo fue de apenas 2,1%, en un mes en el que ya se sintió la escalada del dólar

Sorpresa: la inflación de mayo fue de solo 2,1%, en un mes en el que ya se sintió la escalada del dólar

Si bien bajó con respecto a abril, el IPC núcleo –que no mide precios estacionales ni regulados– se incrementó. Alimentos, el rubro más castigado

14.06.2018 15.22hs Economía

El INDEC difundió este jueves la medición de inflación de mayo y se ubicó por debajo de las estimaciones independientes: 2,1%, seis puntos menos que los 2,7% registrados en abril.

De esta forma, el costo de vida acumuló 11,9% en lo que va del año, muy cerca del 15% que habí­a propuesto el Banco Central en la meta "recalibrada" de diciembre.

Los aumentos fueron liderados por el rubro Comunicación (3,9%), por el aumento de la tarifa celulares; seguido por Alimentos y Bebidas, que marcó una suba de 3,3%. Detrás se ubicaron Recreación y cultura (2,5%), Restaurantes y hoteles (2,4%). Salud y Equipamiento para el hogar sumaron 2,2% cada uno.

A pesar de que el í­ndice general mostró un importante retroceso, el valor que más inquieta al Gobierno mostró un avance inversamente proporcional: la inflación núcleo, que agrupa los productos con precios no regulados ni estacionales, se ubicó en 2,7%, contra el 2,1% registrado en abril. Por su parte, los estacionales y regulados quedaron en 2,5% y 0,4%, respectivamente.

En el desglose geográfico, Cuyo fue la región donde se registró un menor impacto de la inflación, con 1,8%; seguida del área metropolitana (Capital Federal y Conurbano), que midió 1,9%. Detrás se ubicaron las zonas Patagonia (2%), Pampeana (2,2%), Noroeste (2,3%), y Noreste (2,6%).

Pero no sólo subieron los precios minoristas, también los mayoristas. Según el relevamiento del INDEC, el incremento fue de 7,5% en mayo respecto de abril último y acumulan en el año un alza del 22,3%.

De acuerdo con el indicador del Sistema de Indices de Precios Mayoristas, los precios crecen 37,7% en los últimos doce meses. El aumento de precios de mayo fue consecuencia de un incremento del 6,9% en productos nacionales y 15,3% en importados.

Estimaciones privadas
La medición del INDEC está vez no estuvo en sintoní­a con las expectativas que tení­an las consultoras privadas, que esperaban un avance de los precios de entre 2,8% en promedio.

El economista Fausto Spotorno, del estudio Ferreres & Asociados, estimó que la inflación de mayo rondará 2,4%, según sus estimaciones.

Por su parte, Gabriel Zelpo, de la consultora Elypsis, la estimación es del 2,8% en su nivel general y del 3% para la inflación núcleo, que es la que tiene en cuenta el Banco Central para definir las tasas de polí­tica monetaria.

Para Pablo Goldin, economista de Macroview, el costo de vida en mayo habí­a pronosticado 2,6% para mayo, aún sin contabilizar la última semana del mes, mientras que Camilo Tiscornia, director de C&T Asociados, la habí­a calculado por arriba del 2,5%.

El Banco Central habí­a señalado que para mayo la cifra puede ser más baja que lo estimado por las consultoras privadas, pero que "los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración de la inflación de junio".

Los economistas adjudicaron la medición de mayo a la suba en los alimentos y al arrastre estadí­stico de abril, que suma presión al indicador del mes.

En mayo puede haber también un impacto de algunos productos estacionales como frutas y verduras, y también impactarí­an el aumento de productos derivados del trigo, como la harina y los panificados, por el incremento de precio internacional de ese producto exportable.

Futuro incierto
El avance de los precios durante junio seguramente se profundizará. Así­ lo pronosticó el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, el martes pasado, cuando confirmó la tasa de referencia en 40%.

"Si bien mayo puede mostrar un número de inflación más bajo que el anticipado por el sector privado, la baja se debe, primordialmente, a una menor incidencia del componente regulados", habí­a indicado Sturzenegger.

"Los indicadores de alta frecuencia muestran una aceleración de la inflación de junio. Esta institución se compromete a mantener el sesgo contractivo de la polí­tica monetaria hasta observar signos tangibles de que tanto la inflación como las expectativas de inflación comienzan a descender".

En esa ocasión, analizó que se "requiere una redefinición" de las metas inflacionarias. Y recordó que "serán 17% en 2019, 13% en 2020 y 9% en 2021".

Pero la City espera que la inflación sea de 27,1% para los próximos 12 meses, según el Relevamiento Expectativas de Mercados (REM) del Banco Central realizado entre consultoras y economistas, medición que se ubicó 5,1% por encima de la anterior encuesta.

El sondeo señala, además, que el avance de los precios llegará al 25,1% en 2018, aún mayor al 24,8% medido por el INDEC para el año pasado.

"En un contexto financiero más adverso que el mes pasado, tras una depreciación significativa del peso, los resultados del REM indicaron un aumento en las expectativas de inflación, proyectando hacia delante un sendero de reducción de la inflación para los próximos años", explicó el Central en un comunicado.

Según el sondeo, la inflación núcleo esperada aumentó 5,3 puntos porcentuales hasta 25,1% interanual. Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio en los próximos meses, la inflación vuelva a caer, ubicándose en un 1,5% mensual en noviembre.

En tanto, para 2019 la expectativa de inflación alcanzó 19% interanual (4 puntos por encima de la anterior encuesta). Los participantes del REM proyectaron un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2018 de 1,3% interanual (1,2 puntos inferior respecto del relevamiento previo).

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas