NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Autos

Se cumplieron los pronósticos más pesimistas: la venta de autos cae 18% en junio, la primera baja en dos años

La venta de autos cae 18% en junio, la primera baja en dos años

El impacto del dólar en el precio de los 0Km provocó un cambio de rumbo inesperado y hay preocupación por lo que pueda pasar en el segundo semestre


02.07.2018 13.50hs Autos

El incremento de la cotización del dólar que trepó un 50% en el año terminó afectando a uno de los sectores más dinámicos de la economí­a, que era la venta de autos.

Con precios que entre mayo y junio se retocaron más de un 15%, financiamientos que empezaron a encarecerse y temor en los concesionarios por la incertidumbre sobre el valor de los vehí­culos, los patentamientos se derrumbaron un 18% en junio comparado con el mismo mes del año anterior, con 64.140 unidades frente a las 78.396.

Si se compara con el anterior mes de mayo, la baja fue de 17%, ya que de acuerdo a los datos de la Asociación de Concesionarios de la República Argentina -ACARA-, se habí­an registrado 77.417 unidades patentamientos.

En mayo, el sector habí­a logrado esquivar las primeras consecuencias del dólar que se disparaba, lo cual se vivió como un gran triunfo en medio de la turbulencia que recién arrancaba. Pero junio no pudo sostenerse la misma demanda y el temor volvió a ganarle a la toma de decisiones.

Dante ílvarez, presidente de ACARA, expresó que "las cifras nos enfrentan a la paradoja de que finalizamos el mejor primer semestre de la historia, superando al del 2013 por 500 unidades, pero con un mercado que se está cayendo. Vemos un descenso en el crecimiento interanual con junio de 2017 y también desacelerándose con respecto a mayo", comentó.

Por otro lado, el directivo dijo que esto se debe a dos grandes factores.

"El primero, el impacto que la devaluación de la moneda ha tenido, con un fuerte aumento en el precio de los vehí­culos, especialmente el de los importados que son el 73% de los patentamientos mensuales, y el segundo esta relacionado a la estrepitosa caí­da de la financiación bancaria, por el aumento de las tasas de interés, que la ha reducido prácticamente a cero, algo que a nuestro sector complica de sobremanera", explicó ílvarez.

Por otro lado alertó que los concesionarios tienen hoy un nivel de stock que es el más alto de la historia, debido a la gran oferta de modelos y al buen ritmo que tení­a el sector. Pero ahora, la demanda se ha vuelto escasa y selectiva, y es algo que tienen la necesidad imperiosa de solucionar.

"Habrá que ver qué mercado tendremos en la segunda mitad del año pero lo que es seguro es que será con cifras sensiblemente inferiores. En este contexto urge atender el acoso impositivo, principalmente en algunas provincias y municipios, que debe ser analizado para que podamos tener operaciones con márgenes básicos de rentabilidad y asegurar nuestra subsistencia", dijo el directivo.

En las terminales ya esperaban estos resultados porque la preocupación empezó a acrecentarse hace varias semanas en los puntos de venta, cuando empezaron a advertir que las consultas disminuí­an dí­a a dí­a.

No solo eso, sino que muchas operaciones que habí­an comenzado, pero al no estar el vehí­culo no se habí­an facturado, tuvieron que cancelarse porque los aumentos cambiaron notablemente los costos.

Otro dato importantes es que, tal como dijo ílvarez y de acuerdo a las primeras consultas realizadas entre los vendedores de marcas lí­deres, la sensación actual es que no se trata de una situación momentánea, sino que este contexto económico no permitirá salir tan rápidamente de esta tendencia a la baja.

En algunas marcas, las más pesimistas, ya están bajando los pronósticos para el año que se esperaban cerca del millón de unidades, y esperan que apenas pasen las 800.000.

Otro dato para tener en cuenta es que en esta última semana del mes, ni siquiera ocurrió lo que vení­a pasando hasta ahora, que era una gran suba de los patentamientos en los dos o tres dí­as hábiles que cerraban la contabilización de datos.

En junio se observó que las cifras apenas pasaron las 3.000 unidades diarias, mientras que en mayo hubo dí­as de cierre que tocaron las 10.000 unidades.

Por último, en el sector no se deja de lado la situación de Brasil, que tampoco atraviesa su mejor momento y las exportaciones no garantizan un mercado positivo, mientras que las importaciones no pueden reducirse ya que los autos brasoleros son los más vendidos por ser de los segmentos más económicos.

En cuanto a los resultados por marcas, junio no dejó ninguna sorpresa entre las masivas, ya que Volkswagen, Chevrolet y Renault siguieron en en el podio. Pero por modelos, si hubo grandes novedades.

Tal como informó ACARA, el Fiat Argo, modelo que se lanzó el año pasado en el paí­s y que significa la nueva apuesta de la marca para el segmento B, logró trepar hasta el primer lugar del ranking, superando las 4000 unidades. El segundo lugar fue para el Chevrolet Prisma y el tercero para el Toyota Etios.

Entre las marcas de alta gama se ve otro signo del fuerte impacto de la suba del dólar. Después de meses de mucho optimismo, Mercedes Benz cae un 10%, BMW un 18%, Land Rover un 20% y Porsche más del 50 por ciento.

Más sobre Autos