NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tecnología

La Unión Europea podrí­a imponer una nueva sanción millonaria a Google

La UE podrí­a imponer una nueva multa millonaria a Google

El castigo podría superar los 2.400 M de euros que Bruselas le ordenó pagar a la empresa el año pasado por aprovechar la posición de dominio de su buscador

11.07.2018 07.50hs Tecnología

El supervisor de la competencia de la Unión Europea podrí­a determinar que Google abusó ilegalmente de la posición de dominio de su sistema operativo Android en los teléfonos móviles e imponerle una multa multimillonaria y cambios en sus prácticas comerciales, según fuentes conocedoras de la situación, citadas por la agencia Efe. 

La sanción podrí­a superar los 2.400 millones de euros que la Unión Europea impuso a Google el año pasado por aprovechar la posición de dominio de su buscador para sesgar los resultados a favor de su servicio de comparativa comercial, pero no es probable que alcance los 10.000 millones de euros, según las fuentes.

Las medidas correctivas exactas que Bruselas exigirá al gigante tecnológico no están claras y la UE podrí­a solicitar a la firma estadounidense cambiar los contratos que tiene firmados con las empresas que fabrican teléfonos Android.

Un portavoz de la compañí­a ha declinado hacer comentarios sobre el tema. El grupo con sede en Mountain View, California, que en el pasado negó las alegaciones de la UE, ha afirmado que los fabricantes de móviles preinstalan muchos servicios de sus rivales y ha argumentado que Android ha aumentado la competencia en el mercado de estos dispositivos, reduciendo los precios y beneficiando a los consumidores.

El caso supone un golpe directo al negocio publicitario de Google, del que el grupo ha dicho que está creciendo de manera mucho más rápida en los dispositivos móviles que en las computadoras tradicionales.

Cualquier decisión que pueda poner fin a los requisitos actuales de Google que fomentan que los fabricantes incluyan sus aplicaciones en los teléfonos Android posiblemente podrí­a recortar sus ingresos, según algunos analistas.

La Unión Europea ha alegado que el gigante tecnológico obliga a los fabricantes de estos dispositivos a preinstalar el buscador de Google y su navegador Chrome en los móviles al vincularlos con su famoso Play Store para aplicaciones Android, y que en ocasiones les paga para que preinstalen Google exclusivamente.

También ha expuesto que Google violó las reglas de competencia al prohibir a los fabricantes de móviles vender versiones oficiales de Android si a la vez comercializan dispositivos con versiones no oficiales. La decisión también podrí­a obligar a cambiar esos acuerdos.

Más sobre Tecnología