NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Autos

Al final fue un fracaso: dejan de fabricar el Tata Nano, el auto más barato del mundo

Al final fue un fracaso: dejan de fabricar el Tata Nano, el auto más barato del mundo

Fue diseñado para revolucionar el mercado pero algo salió mal. En el último mes se fabricó en la India una sola unidad y casi no se exportó

14.07.2018 11.36hs Autos

Apareció como el modelo que iba a revolucionar la movilidad en la India, primero, y de a poco iba a ir invadiendo diferentes mercados del mundo. Pero el sueño del auto de los u$s2 mil parece haberse esfumado.

El Tata Nano acaba de decir adiós virtualmente después de que el mes pasado se haya fabricado una sola unidad y tampoco se exportara alguna que haya quedado de meses anteriores.

Es que el económico vehí­culo no vení­a siendo precisamente un éxito. De acuerdo con los registros que se publican en Bloomberg, en junio de 2017 apenas se habí­an producido 275 ejemplares y la exportación habí­a alcanzado las 25 unidades.

La compañí­a reconoció que el automóvil, que actualmente arranca en aproximadamente u$s3.500, en su "forma actual no puede continuar más allá de 2019". Parece que el final le llegó antes.

El mercado indio se encuentra en pleno momento de expansión. Motos, autos y camiones, muestran un crecimiento en cada cada segmento. La venta de vehí­culos de pasajeros, por ejemplo, creció un 38 % en junio. Los vehí­culos comerciales subieron un 42 %, mientras que las motos, que es el sistema de locomoción más popular, aumentó un 22 %.

El del Nano es un buen ejemplo que no necesariamente va a vender mucho porque algo sea barato.

Tata Motors, actual dueña de marcas como Jaguar y Land Rover, habí­a anunciado que iba a construir un nuevo "auto del pueblo". En 2009 terminó lanzando el Nano en la India, a un precio en rupias equivalente de u$s1.985, lo que lo convirtió en el auto más económico del planeta.

El Nano era un auto de cinco puertas con capacidad para cuatro pasajeros. El motor era de 2 cilindros y de ubicación trasera, con una cilindrada de 624 cm3, que entregaba 33 caballos de fuerza. Probablemente lo más llamativo del vehí­culo eran sus diminutas ruedas de 12 pulgadas.

Con esa mecánica, el modelo de Tata prometí­a andar un rendimiento de 22 kilómetros por cada litro de combustible en el tránsito urbano y de 25 km/l si se viajaba en ruta. Alcanzaba una velocidad máxima de 110 km/h y aceleraba de 0 a 70 km/h en 12 segundos.

Pero para lograr un precio tan bajo al modelo habí­a que recortarle de todo. Carecí­a de cualquier elemento de confort, como dirección asistida y o levantavidrios eléctricos, y el aire acondicionado sólo estaba disponible en algunas versiones.

Elementos de seguridad como los airbags frontales o los frenos ABS sólo se consideraron con los planes iniciales de exportación a mercados como el europeo, que rápidamente fueron desterrados con los primeros resultados de ventas.

Desde un principio no tuvo muy buen recibimiento por parte del público. Durante su primer año, apenas se vendieron poco más de 70 mil unidades. Un número que resultarí­a muy bueno en muchos paí­ses, pero que en un mercado que ese año cerró con 1,7 millones de ejemplares y con la promoción que tuvo el modelo era un verdadero fracaso.

Los problemas del Nano eran muchos. Además de su bajo equipamiento, su ritmo de fabricación inicial no fue el adecuado y mucha gente que habí­a reservado con anticipación para tener su unidad tuvo que esperar meses.

A eso habí­a que sumarle el poco espacio de carga que ofrecí­a, un motor muy ruidoso y una mala calidad de materiales. Pero lo que terminó por sentenciar su posibilidad de éxito fueron algunos casos de incendio que le hizo imposible ganar popularidad.

Otros aseguran que lo que falló fue la estrategia, porque el vehí­culo, que tení­a un precio muy bajo y estaba dirigido a consumidores de bajos recursos, resultaba todaví­a inalcanzable para muchos en el paí­s.

Se modificó el motor y se lo hizo más potente. Se le agregó más equipamiento que hizo que aumentara su precio. Pero no hubo caso, el Tata Nano no repuntó jamás. La única unidad fabricada el mes pasado en un mercado que cerró 2017 con más de 5,6 millones de unidades vendidas es una clara muestra.


Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas