NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Nueva regulación

Unos 350.000 usuarios de TV paga ví­a UHF podrí­an quedarse sin ese servicio por una regulación

Unos 350.000 usuarios de TV paga ví­a UHF podrí­an quedarse sin ese servicio por una regulación
Una resolución del Enacom las obliga a migrar a una banda sobre la que no podrían operar porque no existen equipos para eso. Las demandas
Por Andrea Catalano
18.07.2018 05.15hs Tecnología

Unos 350.000 abonados de televisión paga mediante tecnología UHF podrían quedarse sin el servicio si desde el Gobierno no toman en consideración un pedido elevado por distintas empresas pequeñas de telecomunicaciones para derogar una resolución que las obliga a irse de la frecuencia por la que operan.

Esto ocurre en plenos tiempos de inicio de mayor competencia donde el discurso oficial sostiene que las pyme de telecomunicaciones tendrán suficiente protección para poder mantenerse en el mercado.

La historia arrancó hace dos años, cuando el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) emitió la resolución 2531 que obliga a las empresas que dan televisión paga por tecnología UHF a migrar a otra banda. El plazo para cumplir con esta exigencia vence el año próximo.

La banda a la cual esas empresas deben mudarse es la de 12,2 ghz a 12,7 ghz, la que usa DirecTV para emitir sus señales de televisión directa al hogar (DTH), es decir, vía satélite.

El problema es triple porque:

-Ya pasaron dos años desde aquella resolución y pese a los pedidos de las empresas para encontrar una mejor solución no se pasa de charlas y reuniones.

-No existe equipamiento en el mundo para dar televisión UHF en la banda de 12,2 a 12,7 ghz, contemplada en la resolución en cuestión.

-Además de ser DirecTV quien tiene asignada esa ocupación.

En distintas cartas que las operadoras de TV paga vía UHF elevaron al Ministerio de Modernización, bajo cuya órbita opera el Enacom, las empresas solicitaron dejar sin efecto esa resolución. 

De lo contrario, aseveraron, se vería comprometido el futuro de unas 50 empresas que, además de contar con licencias por 10 años para prestar este servicio, encararon inversiones importantes en los últimos años para mantenerse actualizadas.

Muchas de estas compañías hicieron saber nuevamente a las autoridades que recurrieron al uso de esta tecnología debido a que operan en zonas suburbanas de baja densidad poblacional. Es una manera de llegar a los ciudadanos que viven en las áreas más alejadas de los núcleos urbanos.

Se trata de usuarios que viven en distintos puntos del país como La Cumbre (Córdoba), Rivadavia y San Rafael (Mendoza), Las Flores, Mar del Plata, Coronel Suárez, Junín y Tandil (Buenos Aires), Chajarí y Gualeguaychú (Entre Ríos), Comodoro Rivadavia en Chubut, Salta, y así un largo listado de localidades que son servidas por esta tecnología.

Si estas compañías no pueden tener garantizada su operación hacia adelante se verían beneficiadas las grandes empresas de televisión paga, más allá de la tecnología que posean, como Cablevisión/Telecom o la misma DirecTV.

Por esa razón, las cámaras y empresas que elevaron su demanda al Gobierno propusieron, además, continuar operando en la banda en que están, la que va de 614-698 mhz, de acuerdo a lo que se puede apreciar en el mapa del espectro de Convergencia.

Y, al mismo tiempo, seguir reuniéndose con los equipos técnicos del Enacom para encontrar una solución que les permita continuar operando.

La insistencia de las empresas de TV paga vía UHF radica en la necesidad de saber cómo continuar planteando su negocio porque, al igual que el resto de las compañías, también quieren estar preparadas para enfrentar la ampliación de la competencia que se viene hacia adelante.

Esto también ocurre porque el Gobierno debería tener elaborado un Plan Nacional de Espectro a fin de identificar qué bandas sirven para qué servicio, determinar si están limpias o no (es decir, ocupadas por prestaciones distintas a las sugeridas o definidas), y establecer un cronograma de otorgamiento hacia adelante.

De esta manera, el mercado de las telecomunicaciones gana en la famosa previsibilidad: saber qué se va a otorgar en qué plazo y para ofrecer qué prestación. Y, así, capturar nuevas inversiones y acelerar las existentes.

Es una promesa de la gestión de Mauricio Macri desde que asumió pero que aún no ha sido posible concretar más allá de que ya se estaría por cerrar la contratación de la consultora BlueNote para hacer esa tarea por un monto de u$s215.000. Otra situación incomprensible cuando en el Enacom existen cuerpos técnicos capaces de realizar esa tarea, sin olvidar que se supone que corren tiempos de ajuste.

Más allá de estos detalles, lo cierto es que de no mediar una solución estas empresas entrarán en una situación de incertidumbre que hará inviable hacia adelante pensar en nuevas inversiones, que aunque no sean multimillonarias, sí tienen peso en las comunidades en que operan.

Mucho más cuando hay casos en donde, un año después de publicada la resolución 2531, el mismo Enacom autorizó a otras empresas a subir nuevos canales de TV paga en UHF en diversas localidades de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes oficiales señalaron a iProfesional que "se van a atender todos los reclamos. Aún faltan dos años para la migración a esa banda".

El punto es que ni las inversiones se deciden de un día para el otro, ni el equipamiento necesario se recibe en plazos cortos. El pedido de las compañías es que se tome una decisión rápida y también se avance de una vez en el Plan Nacional de Espectro.

Demanda que excede a las pequeñas operadoras de televisión y que alcanza a todas las compañías que forman parte de la industria de las telecomunicaciones.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas