NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Política

Macri, junto a la primera dama Juliana Awada, recibieron en Olivos a Lagarde

Macri y la primera dama Juliana Awada recibieron en Olivos a Lagarde

La titular del Fondo Monetario Internacional cenó con el Presidente y su equipo en su primer día en el país. Antes estuvo en Hacienda y en el Banco Centro

21.07.2018 08.33hs Política

Christine Lagarde fue recibida por Mauricio Macri y su esposa, Juliana Awada, en la Quinta de Olivos.

Allí­, junto al equipo económico, cerró el primer dí­a de su visita a la Argentina, después de haber estado reunida con el ministro de Hacienda y máximo referente del equipo económico, Nicolás Dujovne, y con el titular del Banco Centro, Luis Caputo .

En la cena también estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; y el titular del Banco Central, Luis Caputo. Además, participaron el Primer Subdirector del FMI y su número dos, David Lipton; el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner y el jefe de la Misión para la Argentina, Roberto Cardarelli.

La presidenta del Fondo le dio un fuerte respaldo a la marcha del programa de recorte fiscal establecido en el acuerdo con el organismo. Tal como señalaron desde el Gobierno, "vino en el marco del G-20 y la Argentina le expresó las prioridades para la cumbre: el futuro del trabajo y el desarrollo y el incentivo a las inversiones privadas en todo el mundo para la creación de infraestructura".

En la reunión que mantuvo a solas con Dujovne, Lagarde repasó la marcha del plan de recortes del Gobierno y, según confiaron en la Casa Rosada, "el ministro le mostró los números que se encaminan al cumplimiento de la meta de déficit del 2,7% del PBI para este año y del 1,3% para 2019".

También convesaron "sobre la situación económica internacional" y Lagarde "elogió a la evolución de las cuentas fiscales en la Argentina". En rigor, el ministro reiteró los números del déficit del primer semestre difundidos anteayer que arrojan que el desequilibrio fiscal fue de 0,8% del PBI, mientras que en el mismo perí­odo de 2017 habí­a sido de 1,4%, según La Nación.

En su cuenta de Twitter, la presidenta del FMI se refirió manifestó su apoyo al liderazgo de ambos ministros. Luego de decir que la reunión con el ministro de Hacienda fue "muy productiva", aprovechó para "reiterar el apoyo del FMI al plan de reforma de las autoridades argentinas". Y, sobre Caputo -con quien habló de habló sobre temas generales, el rol del BCRA y la polí­tica monetaria- escribió: "Espero continuar nuestro diálogo bajo su liderazgo".

Esta es la primera vez que pisa suelo argentino desde que se aprobó el acuerdo por u$a50.0000 millones con la administración macrista. En Olivos, también se habí­an encontrado el Jefe de Estado, Dujovne y Lagarde hace cuatro meses, el 18 de marzo, cuando el acuerdo parecí­a muy lejos. 

El siguiente encuentro, más informal, ocurrió en Quebec, durante la reunión del G7, a la que Macri asistió como titular del G20 y cuando el crédito del fondo ya era una realidad. Lagarde volvió a enviar señales de apoyo. "El plan económico fortalecerá la economí­a argentina a corto plazo estimulará el crecimiento y la creación de empleo de cara al futuro", pronosticó entonces la ex ministra de Agricultura francesa.

El contexto cambió. En marzo pocos funcionarios -solo acaso el entonces ministro de Finanzas Luis Caputo, hoy titular del Banco Central, estaba preocupado por la liquidez. Ahora, con una devaluación del peso del 60% consumada, el propio Presidente ensayó el jueves en la Bolsa una autocrí­tica al gradualismo, un proceso que para cumplir con las metas fiscales acordadas con el Fondo, parece haber llegado a su fin.

De todos modos, en este viaje la misión no son las cuentas argentinas sino la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del Grupo de los 20 (G20). Este evento se realiza en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC) y tiene al paí­s como anfitrión en una serie de encuentros que culminará con la visita de los presidentes de las principales economí­as del mundo a fin de año.

Lagarde llegó en un momento difí­cil por la incipiente recesión y la inflación, que registró en junio el nivel más alto de los últimos dos años. El repunte de los precios ya comenzó a complicar el cumplimiento del acuerdo para 2019, el Gobierno se comprometió a bajar la inflación, que ya roza el 30% anual, al 17%. Aun si se cumpliera la promesa de Macri de una baja de "10 puntos" el año próximo, la suba de precios quedarí­a por encima de la meta pactada con el Fondo.

En cuanto a los números fiscales, la visitante se mostró satisfecha con el resultado fiscal de junio, con un déficit fiscal primario de $56.664 millones y en el primer semestre de $105.825 millones, equivalente a 0,8% del PBI (habí­a sido 1,4% del PBI en el primer semestre de 2017). En términos nominales el déficit en el primer semestre fue 26,7% menor que en igual perí­odo del año pasado, mientras que en términos reales, si se cuenta la inflación, la baja del déficit primario en el semestre fue de 41,9% con respecto a igual perí­odo del año anterior.

A pesar de la importancia de este evento, este no fue el único encuentro internacional que tuvo ayer el Presidente. En Olivos habí­a recibido al titular del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, junto a Dujovne, al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y al arquitecto Alejandro Aravena, a cargo del proyecto para la construcción de la nueva y moderna sede del BID para el Cono Sur.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas