Más artículos

Politólogos y Pichetto: ven un "buen mensaje" para el círculo rojo y valoran la cintura política de Macri

Politólogos y Pichetto: ven un "buen mensaje" para el círculo rojo y valoran la cintura política de Macri
La noticia de la nueva fórmula sorprendió a los analistas, que ven un impacto positivo sobre la imagen de gobernabilidad de la coalición Cambiemos
Por Mariano Jaimovich
12.06.2019 06.42hs Política

La noticia de la designación de Miguel Pichetto como candidato a vicepresidente en la fórmula que intentará lograr la reelección de Mauricio Macri como Presidente no sólo sorprendió a la opinión pública, sino también a varios analistas políticos consultados por iProfesional.

Incluso, uno de ellos, por cierto, muy reconocido, dijo: "Estoy en estado de shock. No sé qué decir".

Más allá de la sorpresa inicial, varios politólogos reflexionaron sobre la aparición del senador peronista en el espacio de Cambiemos, al considerar que se trató de una señal política de búsqueda de gobernabilidad a los mercados, al círculo rojo y, sobre todo, a los acreedores y Fondo Monetario Internacional.

Por otro lado, fue una forma por parte del oficialismo de contrarrestar el "golpe" hacia el centro que realizó semanas atrás Cristina Fernández de Kirchner, al nombrar como candidato a Presidente a Alberto Fernández, un peronista que también estaba encasillado como adepto al diálogo.

Y la tercer lectura que va en esta línea es que las últimas decisiones del kirchnerismo y el macrismo apuntan a desintegrar el espacio de Alternativa Federal, que se venía desarrollando en forma paralela como tercera fuerza y podía ser considerado como competitivo y "potencialmente peligroso" en alguna instancia.

Al respecto, el analista político Julio Burdman, que trabaja para la consultora Analytica,  indica a iProfeisonal: "Pichetto le agrega una solidez adicional a Mauricio Macri en términos políticos, pero no creo que le esté generando votos nuevos, al contrario, creo que hasta muchos votantes de Cambiemos y del propio Macri pueden estar decepcionados, porque a muchos no les gusta la figura del peronista que acompañó a los Kirchner durante los 12 años hasta el último día y fue una figura clave".

Justamente, otro de los objetivos de la Casa Rosada con el anuncio de la fórmula presidencial fue incluir a una parte del peronismo en el espacio.

En este sentido, Pablo Roma de Circuitos consultora, indica: "Entiendo que la elección de Pichetto apunta a generar la inclusión de un sector del peronismo dentro de Cambiemos. En términos electorales, me parece que no va a aportar una cantidad significativa de votos".

Y agrega que el rol de su figura fue hasta ahora muy importante en la Cámara de Senadores en términos de gobernabilidad para el Gobierno. "Me parece coherente la elección de Pichetto", concluye.

En ello coincide Roberto Starke, analista político de StarkeLabs, al sentenciar: "Esto tiene por objetivo la gobernabilidad, el diálogo con los gobernadores y la constitución de mayorías parlamentarias para aprobar leyes sensibles y fundamentales para el funcionamiento del Estado".

A su entender, Pichetto es un "operador político" con experiencia y sensibilidad institucional.  "Pocos tienen su experiencia, pero lo fundamental es que es un hombre de Estado que es una pieza esencial del nuevo esquema político", concluye Starke.

Polarización en distintos niveles

A la hora de entender esta decisión política, se debe contextualizar que se realizó en torno a un proceso económico que se agudizó a partir de 2018, que fue produciendo un desgaste en la imagen de Mauricio Macri y que hoy posee una valoración negativa superior al 50% y una positiva del 30%, muy similar a la de Cristina Fernández de Kirchner.

"Más allá que son dirigentes con más del 50% de imagen negativa, también son los dos políticos que tienen la mayor intención de voto y son los protagonistas de la escena electoral", reflexiona a iProfesional Lucas Romero, director de Synopsis.

La explicación que brinda  a lo que ocurrió en las últimas semanas lo resume en el término "la grieta agotada", que lo justifica en que los dos principales referentes de la grieta con altos niveles de rechazó impidió que se pudiera generar un proceso de "polarización centrifugo", es decir, que "esos dos dirigentes busquen confrontar uno con otro arrastrando a todo lo que había en el medio hacia un lado o hacia otro".

¿Por qué no pudo darse este efecto centrífugo? Según Romero, porque, precisamente, esa imagen negativa de los dos dirigentes, ese agotamiento que empezó a ver en la sociedad y opinión pública respecto a la grieta "los anuló en esa capacidad de centrifugar el escenario. Y los obligó a los dos a moverse hacia el centro. Si no lo hacían, enfrentaban el riesgo que surgiera una oferta competitiva en el centro".

Es decir, "Macri y Cristina asumieron las limitaciones, los condicionamientos del escenario y decidieron moverse hacia el centro", resume Romero.

Desde su explicación técnica, se está dando una polarización "centrípeta", es decir, los dos polos que estaban en los extremos del espectro, en vez de tirar hacia afuera están tirando hacia adentro.

"Algo que genera una mayor polarización del escenario y la discusión quedará entre dos grandes espacios en un contexto que posiblemente tenga tres instancias de ballotage: en agosto, octubre y el definitivo en noviembre", finaliza el director de Synopsis.

Claro, este movimiento de fichas que se ha producido tanto el kirchnerismo como en Cambiemos puede generar modificaciones en las concepciones puras que tenían estos espacios hace no mucho tiempo atrás.

Incluso, para Burdman, Cambiemos con Pichetto al frente "se convertirá en otra cosa y deberá cambiar el nombre, se podría llamar Frente para el Cambio o algo así. El Cambiemos fundacional se convierte en otra cosa. Aunque no creo que los radicales, ni Carrio, ni los votantes de Macri se vayan a ir por esta alianza".

Analizando esta fórmula que sorprendió a muchos en la tarde del martes más allá del corto plazo, Burdman considera que el modelo de gobernabilidad que se viene es menos partidista y mucho mas trasversal porque, de alguna forma, "en el caso que Macri gane la reelección, teniendo a Pichetto en el Senado le dará cierta aura de control de la gobernabilidad más allá de la relación de fuerzas".

Lo que queda por resolver es que si bien Pichetto tiene un aceitado vínculo con las distintas provincias, los gobernadores en la práctica apoyan a la fórmula Fernández-Fernández.-

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política