Exclusivo: Paty venderá en Argentina su hamburguesa "4.0", hecha con pura inteligencia artificial y sin carne Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Santa Fe, con suspenso: el socialismo podría perder la gobernación a manos del peronismo

Santa Fe, con suspenso: el socialismo podría perder la gobernación a manos del peronismo
Es un distrito clave para el país donde se definirá si gana el oficialismo o el peronismo unido. En las PASO, ambas fuerzas obtuvieron un apoyo similar
Por Mariano Jaimovich
16.06.2019 13.49hs Política

En medio de una seguidilla de definiciones provinciales, en las que prevalecen los triunfos oficialistas, este domingo se vota gobernador en Santa Fe. Se trata del tercer distrito más importante del país en cantidad de electores y se caracteriza por ser de signo socialista hace décadas. De hecho, mantiene 30 años consecutivos de liderazgo en Rosario.

Con estas particularidades que la diferencian del resto del escenario nacional, la provincia se encuentra bajo la lupa de toda la dirigencia política nacional.

Los resultados de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del último 28 de abril predefinieron el panorama a favor de dos candidatos. Ahora, en la votación final, la balanza puede inclinarse hacia cualquiera de ellos.

Y, de cara al rompecabezas electoral de corto plazo que representan las presidenciales, para el Gobierno nacional no resultará lo mismo que gane el socialismo o el peronismo en Santa Fe.

Además, estos resultados serán trascendentes para todo el arco político, como un banco de pruebas para conocer cuál es el verdadero poder electoral que tiene el "peronismo unido".

En cuanto a los dos favoritos a ganar, por un lado se posicionó el único precandidato presentado por el socialismo a través del Frente Progresista, Cívico y Social. Se trata de Antonio Bonfatti, que obtuvo el 19,1% de los votos en las PASO de hace un mes y medio

Si bien a nivel individual puede considerarse que, numéricamente, resultó como el máximo ganador entre todos los competidores, a los analistas les genera serias dudas esta afirmación. Ocure que hay otro precandidato con serias posibilidades de llegar a la gobernación. 

Se trata de Omar Perotti, un peronista con afinidad kirchnerista que cosechó 17,4% del total de los votos en las PASO.

El dato a tener en cuenta es que en las internas a las que se sometió, si se suman los votos que tuvo la otra lista con la que compitió ("Encuentro por Santa Fe", con María Eugenia Bielsa a la cabeza), toda su alianza (Juntos) llegó a reunir 26,4%, el caudal más elevado para una fuerza santafesina.

Con este panorama, nadie puede dar por seguro que el socialismo seguirá al frente del poder. Entonces, vuelve la discusión sobre si el peronismo unido es capaz de ganarle a todo y a todos. 

Se trata de una hipótesis que, de confirmarse, enterraría las teorías de aquellos que dicen, como varios voceros de Cambiemos, que en las elecciones provinciales sólo se observa que están ganando los oficialismos de cada lugar.

En síntesis, si triunfa el socialismo se mantendrá la idea del Gobierno nacional: a la hora de votar la gente es moderada y conservadora, y le brinda continuidad a la fuerza gobernante.

En cambio, si llegase a producirse un "factor sorpresa" y ganase el peronismo en una de las principales provincias del país, sería un golpe estratégico para Cambiemos de cara a las elecciones presidenciales.

"Santa Fe es un distrito en el que el peronismo unificado viene funcionando bien y trabajando bastante coordinadamente. De hecho, se llama frente Juntos por eso. Creo que puede mostrar que el peronismo unificado es ganador si se repite lo que ya ocurrió en Entre Ríos, donde funcionó bien esta unidad", resume el analista político Julio Burdman.

Y completa: "Perotti tiene la ventaja, es una elección que se gana con pluralidad, el que saca un voto más gana y él está partiendo de una base importante por los votos que dejó María Eugenia Bielsa, su contrincante del partido en las PASO".

Con este panorama, Cambiemos, con la lista denominada "Vamos Juntos" y con el precandidato a gobernador José Manuel Corral, radical y actual intendente de la ciudad de Santa Fe, se ubica como la tercera fuerza. En las PASO obtuvo 12,1%.

Un voto estratégico

Con la gobernación como algo lejano para el oficialismo nacional, la paridad electoral entre el socialismo y el peronismo podría llevar a parte de los votantes "cambiemitas" a inclinarse por Bonfatti.

No obstante, es importante aclarar que Corral tuvo recientemente fuertes declaraciones contra la actual gestión local: "Santa Fe es desde hace años una provincia que está amenazada por el narcotráfico y por las bandas criminales que están instaladas en Rosario, la Capital, Rafaela y Reconquista. El tema al socialismo se le fue de las manos hace tiempo".

Y también Bonfatti realizó una campaña muy fuerte antimacrista en la primaria. "Por eso me da la impresión que al votante de Corral le va a costar correrse hacia él", aclara Burdman, que duda que Cambiemos le aporte votos de forma masiva al socialismo santafesino.

"Hay muchos candidatos de Cambiemos que intentarán resistir en el interior, eso también puede jugarle en contra a captar votos a Bonfatti", concluye.

Otro dato a tener en cuenta y que puede también modificar las cifras de este domingo es la concurrencia. En las internas abiertas de fines de abril, Santa Fe llegó a movilizar al 69,6% del padrón, cerca de 5 puntos porcentuales más que el promedio histórico de estas instancias. Pero se prevé que ahora, para las definitivas, aumentará al 80% de presencia. Unos diez puntos más en danza que pueden modificar también la ecuación final.

Cabe recordar que en estas elecciones generales santafesinas se elegirán gobernador y vice, 19 senadores y 50 diputados provinciales, e intendentes y concejales municipales.

Según el Tribunal Electoral de la provincia de Santa Fe, están habilitados para votar cerca de 2.670.000 electores, cifra que representa el 8,2% del padrón electoral nacional. De esta manera, se ubica entre las principales provincias argentinas en cuanto al caudal de votos, superada solamente por Buenos Aires (37%) y Córdoba (8,6%). Incluso, se posiciona una decima por encima de la Capital Federal (8,1%).

Entre los 19 departamentos que componen a este distrito nacional, los que poseen un mayor número de votantes son Rosario, con alrededor de un millón, seguido por Santa Fe Capital, con unos 400.000.

El candidato oficial: Bonfatti

A nivel general, de todas las listas que presentaron gobernador en las PASO, solamente quedaron las tres mencionadas anteriormente (Frente Progresista, Juntos y Cambiemos), y fueron descalificados cuatro partidos por no cumplir la cantidad mínima requerida de votos para participar en las generales.

A diferencia del resto del país, Santa Fe tiene una amplia tradición socialista. El actual gobernador es Roberto Miguel Lifschitz, que pertenece al Frente Progresista Cívico y Social. Este partido presenta en estas elecciones como único precandidato para renovar dicho cargo a un viejo conocido por los santafesinos: Antonio Bonfatti.

Se trata del ex gobernador de la provincia entre 2011 a 2015, que ganó en ese entonces con el 38,7% de los votos, y que ahora volverá intentar ocupar el máximo cargo local. En este caso estará acompañado en la fórmula por la diputada provincial, que representa al partido radical, María Victoria Tejeda.

El precandidato Bonfatti, de 68 años y médico de profesión, es el presidente de la Cámara de Diputadosde su provincia y también es presidente del Partido Socialista en Argentina.

Por su parte, el saliente gobernador Lifschitz encabezará la lista de diputados provinciales, y estará acompañado por Erica Hynes (ministra de Ciencia) y Maximiliano Pullaro (ministro de Seguridad).

La importancia de Rosario y Santa Fe

El eje político santafesino se centra en sus dos principales localidades, que son el "corazón" electoral de la provincia: Rosario y Santa Fe Capital.

Por el lado de Rosario, se considera que es la segunda ciudad del país en cantidad de gente, es un epicentro político importante y viene siendo gobernada desde hace 30 años de forma consecutiva por el socialismo.

Esto viene dado por parte del Frente Progresista, que presenta en dicha localidad al radical Pablo Javkin, de 47 años y abogado, que se impuso en las internas al socialismo, con el 19% del total. Y toda la fuerza (sumando los votos de su competidora) obtuvo 36,2%.

"Es un caso muy particular de hegemonía política de un partido no tradicional en Argentina. Desde Rosario ha controlado Santa Fe", resume Burdman a iProfesional.

Por el lado de Unidad Ciudadana se presenta a Roberto Sukerman como único candidato, que consiguió la mayor cantidad individual de votos en las PASO, con el 22,7% del total.

l tiene el apoyo del kirchnerismo y del peronismo federal, aunque tampoco cuenta con un perfil vinculado a la política, es una especie de ´Massa rosarino´. De hecho, tiene una autonomía política respecto al partido y es una figura bastante mediática en la provincia", acota Burdman.

Y concluye el experto que si el peronismo gana Rosario, "realmente seria un shock político nacional" porque nunca sucedió, ya que sólo gobernó allí cuando Perón fue Presidente de la Nación en los años 40.

Por lo pronto, considera que en dicha localidad Cambiemos viene muy debilitado, porque es una de las ciudades a las que más le está pegando la crisis económica. De hecho "es líder en desempleo", dice Burdman.

Por el lado de lo que puede ocurrir en Santa Fe Capital, queda en el recuerdo las muy buenas elecciones que hizo Cambiemos en 2015 y 2017, y en las internas del 28 de abril pasado obtuvo 19%.

El ganador en la capital santafesina hace un mes y medio fue el progresismo, con el candidato Emilio Jatón, que logró el 43 por ciento.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política
Te puede interesar