Más artículos

Convergencia de voz, imágenes y datos llega a la video vigilancia

Convergencia de voz, imágenes y datos llega a la video vigilancia
En una cadena de shoppings de Buenos Aires ya se ensaya un sistema que integra las imágenes de cámaras de monitoreo con el reconocimento facial
Por iProfesional
12.12.2007 11.14hs Tecnología

En la ciudad de Buenos Aires se instalan por año unas 20 mil cámaras de video vigilancia, a razón de un 15 por ciento de suba anual, según datos proporcionados por proveedores de este mercado, que crece por el incremento de la inseguridad en la ví­a pública, la ausencia de planes oficiales de alta efectividad para la prevención del delito, y el desarrollo alcanzado por los circuitos cerrados de TV.

La etapa siguiente a la instalación de miles de cámaras de monitoreo es su integración con los sistemas informáticos del Estado y de las empresas. Y acá entra en juego la convergencia de datos, imágenes y voz.

Este proceso de integración es necesario si se tiene en cuenta que en los próximos años el Gobierno nacional y los de la ciudad y la provincia de Buenos Aires contemplan grandes inversiones para aumentar los sistemas de video vigilancia. Por ejemplo, según otro proveedor del mercado, el Gobierno porteño que encabeza Mauricio Macri tiene previsto sextuplicar la cantidad de equipos de monitoreo por video.

La video vigilancia es un aspecto más en la seguridad de las organizaciones. "Todos los procesos de negocio tienen un riesgo", señaló Guillermo Pierazzoli, presidente de la empresa Tao IT, que comercializa sistemas de seguridad. "El empleado, los equipos, los mismos procesos son eslabones encadenados", agregó. La forma habitual de encarar estas partes es analizar y prevenir sus riesgos como nichos: los aspectos fí­sicos, los centros de datos, las redes y la información en sí­.

El aspecto fí­sico está referido a la custodia de personas y áreas a través de sistemas de video vigilancia y seguridad electrónica. "Todo converge a redes IP" (protocolos de Internet), dijo el ejecutivo. Por ejemplo, en un negocio de electrodomésticos, se puede conectar el arco que detecta robos a la salida del local con la cámara de video vigilancia. Así­, cuando salta una alarma en el arco, la cámara se enfoca sobre el lugar del presunto hurto.

Pero la integración apunta a un estadio superior, de la mano de software y aplicaciones especí­ficas. Tao IT firmó un acuerdo con una empresa de origen ruso, Creative House, para traer al paí­s un software de reconocimiento facial, que ya se aplica en 75 mil cámaras en Moscú.

Un piloto de este programa ya está en prueba en una cadena de centros comerciales (shoppings) de Buenos Aires, para reducir los robos en las playas de estacionamiento de sus 10 sucursales. Se aplica al reconocimiento facial de los choferes y de las patentes, vinculando ambas variables. El costo es de 1.500 pesos mensuales por 36 meses por sucursal, que sufre robos por 3 mil pesos mensuales.

Creative House fabrica otros dispositivos electrónicos de seguridad como lectores biométricos, que se conecta ví­a Internet con el software de reconocimiento facial y de formas.

"Hay muchí­simas oportunidades en el aspecto fí­sico de la seguridad", dijo el ejecutivo, Las aplicaciones de este tipo también pueden llegar a los countries, otro mercado que tiene siempre buena recepción a los sistemas de seguridad personal. Y a los bancos. Según Pierazzoli, se puede vincular a la tarjeta de débito o crédito un chip que tenga registrada la imagen del titular. Cuando el cliente ingresa la tarjeta al cajero automático, la cámara del banco chequea el rostro del usuario y lo comprara con la imagen guardada en el chip y almacenada en los sistemas de la entidad financiera.

La convergencia no sólo impacta en la seguridad en sí­ sino también en la organización interna de la empresa. "La seguridad electrónica y fí­sica estaba disociada de la informática. Ahora se la tiran por la cabeza a los de sistemas, quienes nos están consultando mucho por este tema", expresó Pierazzoli.

Otras áreas de negocio son los centros de datos, donde según el ejecutivo hay "un retraso muy fuerte en la inversión"; la encriptación de las redes; y la confidencialidad, disponibilidad e integridad de la información.

Tao IT facturó en su último año fiscal, finalizado el 30 de junio de 2007, unos 6 millones de dólares, provenientes por mitades de sus negocios con el sector privado y el Estado. Fibertel, Banco Francés, Consolidar, Roemmers, Ministerio de Economí­a, los gobiernos de Chubut y Córdoba, son algunos de sus clientes. Para 2008 estiman crecer un 25 por ciento. Son socios de negocio de Oracle, Symantec, Huawei, Microstrategy, Creative House y Sun.El gran hermanoEn la ciudad de Buenos Aires hay aproximadamente 120.000 cámaras de monitoreo por video, según fuentes privadas. Están en oficinas públicas, empresas, comercios, bancos, cajeros automáticos, estaciones de subte y de trenes, calles y avenidas, plazas y parques, torres de viviendas y casas, hoteles, restaurantes, supermercados, cafés, kioscos, estaciones de servicio, museos, estadios de fútbol, puestos de peajes, autopistas e incluso en cementerios.

Unas 800 cámaras pertenecen al Estado, incluyendo la Policí­a Federal, la Prefectura y el Gobierno de la Ciudad (GCBA). Otras 300 están en estaciones ferroviarias y del subterráneo. Y 115.000 en el ámbito privado, según fuentes del mercado. En el último año se instalaron alrededor de 20.000 cámaras. Es un mercado que crece a un 15% anual.César Dergarabedian[email protected] © Infobaeprofesional.com

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído