Cómo hizo Eskenazi para comprar YPF

La operación por el 14,9% de la compañí­a petrolera, que superó los u$s2.200 M, incluyó una compleja trama de préstamos, deuda y sociedades intermediarias
Por iProfesional
16/03/2008 - 12,49hs
Cómo hizo Eskenazi para comprar YPF

El grupo argentino Petersen tomó un crédito de 71,5 millones de dólares garantizado con fondos que mantiene en el banco Credit Suisse con el objetivo de dotar de capital a una subsidiaria australiana que compró en febrero una parte de YPF.

El crédito fue otorgado por la financiera suiza Chervil Capital Invest, según documentos presentados ante las autoridades financieras de EE.UU.

Los Eskenazi compraron el 14,9% de YPF y tienen una opción para adquirir otro 10% en los próximos cinco años.

Según los documentos enviados a la Securities and Exchange Commission (SEC) de EE.UU., la operación, que se realizó por un total de 2.235 millones de dólares, fue fondeada con deuda por los compradores prácticamente en su totalidad.

La transacción incluyó un crédito de Repsol por 1.015 millones de dólares y otro préstamo de 1.026 millones de dólares de un consorcio de bancos liderado por Credit Suisse. Pero ninguna empresa puede embarcarse en una operación de esta magnitud sin una base de capital razonable, según informó Clarí­n.

Según los primeros informes, Petersen Energí­a SA, una sociedad constituida en Madrid, contaba con un capital mí­nimo de unos 60.000 euros. Pero los informes enviados a la SEC revelan que Petersen S.A. fue capitalizada por otra subsidiaria de la familia Eskenazi en Australia, Petersen Energí­a PTY, en 110 millones de dólares.

¿Cómo consiguió Petersen PTY reunir ese dinero? Nuevamente con créditos, muestran los contratos, cartas y otros documentos enviados a la SEC. Chervil Capital Invest, una subsidiaria de Credit Suisse, le prestó 71,5 millones de dólares a seis años. Este crédito está garantizado "por todos los activos, valores e inversiones que en el presente o en el futuro tengan depositados en Credit Suisse, Petersen PTY, Matí­as Eskenazi, Enrique Eskenazi, Sebastián Eskenazi y Hazel Sylvia de Eskenazi", dice la declaración del grupo Petersen ante la SEC. Esta garantí­a fue ratificada en una carta que le envió a Chervil un representante de Credit Suisse, Michael Lienhardt, según el matutino.

Los documentos no especifican a cuánto ascienden los activos de Petersen y la familia Eskenazi en Credit Suisse. Pero el préstamo fue concedido a una tasa de interés baja, de 2% sobre LIBOR, un indicio de que el crédito es considerado de bajo riesgo y que cuenta con respaldo suficiente.

En comparación, el crédito de 1.026 millones de dólares que obtuvo el grupo Petersen del consorcio de bancos, lleva una tasa de interés de 5,65% por encima de la tasa LIBOR.

"Adicionalmente a estos arreglos financieros, Petersen PTY recibió de la familia Eskenazi contribuciones de capital por un total de 3.072.000 dólares", dice el informe.

Inscribir una sociedad en España de cuyo capital de 110 millones de dólares, 107 millones son préstamos, hubiera colocado a Petersen Energí­a SA en condición de empresa subcapitalizada, sin derecho a deducir de impuestos pagos de intereses por créditos.

"Tal vez por ese motivo impositivo crearon una sociedad intermediaria en Australia", dijo un abogado especialista a ese medio.