Más artículos

Crisis económica

Tierra del Fuego tambalea: la gobernadora propone extender los beneficios fiscales

Tierra del Fuego tambalea: la gobernadora propone extender los beneficios fiscales
Participó en la presentación de un proyecto de ley que propone extender la promoción industrial en su provincia hasta 2073, ahora establecido hasta 2023
06.11.2018 19.27hs Política

La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, está gestionando en Buenos Aires algunas iniciativas para lograr mantener estable su provincia y que la crisis no siga extendiéndose.

Por un lado, se reunión con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para negociar los reclamos sobre fondos para viviendas. Y a su vez, participó en el Congreso de la presentación de un proyecto de ley que propone extender la promoción industrial en su provincia hasta 2073.

La mandataria busca que el régimen -actualmente establecido hasta 2023- quede fijado por ley y no dependa así su continuidad de decretos presidenciales.

El pedido de tratar la iniciativa se da en medio de la discusión del Presupuesto 2019, y cuando todavía no se conoce si los senadores Julio Catalán Magni y José “Nato” Ojeda acompañarán el proyecto o no.

Polo fueguino

Las empresas que ensamblan artículos electrónicos en el polo de Tierra del Fuego, están atravesando una dura crisis, provocada por la caída del consumo y la disparada del dólar.
Y, como respuesta a estos problemas, desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) alertaron que una de las formas para reducir costos a las que apelan las plantas que operan tanto en Ushuaia como en Río Grande, es la de reducir el nivel de contenido local.

Según advirtieron desde el gremio, las empresas están importando desde Asia componentes de celulares y equipos de aire acondicionado con un mayor nivel de armado. ¿Qué logran con esto? Al traer una mayor proporción de partes y piezas previamente ensambladas, las líneas de montaje requieren de un menor nivel de mano de obra.

De esa manera, tal como señalaron desde la UOM bajo estricto off the record, "están reduciendo el nivel de valor agregado local y prescindiendo de cientos de empleos".

A esto se suma que muchas plantas están teniendo dificultades para sostener sus operaciones, lo que está generando la cancelación de turnos y, en algunos casos, despidos de personal.

Para agravar el cuadro, en la isla está creciendo el malhumor social: a más de diez meses de haberse sellado el acuerdo sectorial que fue impulsado por las compañías y el gobierno nacional y provincial, el gremio presiona para revisarlo.

Así, el pacto salarial conocido como el "Vaca Muerta Fueguino", que suspendió las paritarias por 24 meses a partir de junio de 2018, está bajo la mira y amenaza con colapsar.
Esto, en un contexto además en el que los volúmenes de ensamblado vienen en caída, debido al mayor costo del financiamiento –que afecta la posibilidad de que el retail ofrezca cuotas sin interés- y la caída del poder adquisitivo, lo que provocó un gran sobrestock en el circuito comercial.

En los últimos años, las plantas establecidas en el polo fueguino pregonaban sobre los mayores procesos productivos que se venían realizando en el sur del país.

Sin embargo, desde la UOM alertaron que, como parte del plan de competitividad, se afectó un aspecto central: el nivel de contenido local.

Como segunda medida, en las empresas fueguinas avanza el plan de achique, con la apertura de planes de retiro voluntario.

A esto se suma que muchas plantas están teniendo dificultades para sostener sus operaciones, lo que está generando la cancelación de turnos y, en algunos casos, despidos de personal.

Plantas en crisis

En los últimos días, Telecomunicaciones Fueguinas, empresa dedicada a la fabricación de celulares, tuvo que limitar al mínimo su producción y, de una plantilla que llegó a ser de 45 empleados, apenas cinco permanecerían realizando tareas.

Durante días, hubo asambleas y protestas a través de las redes sociales, a raíz de la drástica decisión de la compañía. Finalmente, la empresa no dio marcha atrás y se comprometió a abonar las indemnizaciones correspondientes para quienes se desvinculen.

También hubo despidos en otra planta: Leanval, dedicada a la producción de celulares de baja gama.

En paralelo, Audivic, que produce equipos de aire acondicionado, está en problemas desde hace rato. Sin embargo, tras demoras en el pago de sueldos, los empleados tomaron la planta.

A estos casos se suman los cerca de 500 empleados suspendidos de manera temporal que están encuadrados bajo el paraguas del plan convalidad por el Gobierno y que no permite despidos.

En este contexto, desde la UOM advirtieron que desde diciembre de 2015, se registró un derrumbe del 40% en los niveles de empleo.

El Gobierno convalida paritarias por encima del 40% para diluir riesgo de paro general.

"De 13.359 puestos promedio en el año 2015 pasamos a tener 7.973 en 2017. Es decir que a estos números se le suman nuevas familias que no tendrán trabajo", dispararon.
Además, el nivel de empleo efectivo en lo que va de 2018 promedia la cifra más baja desde que el kirchnerismo reimpulsó este polo, allá por 2011.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar