Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Emergencia alimentaria: ya se delinea la asignación de partidas a comedores y merenderos

Emergencia alimentaria: ya se delinea la asignación de partidas a comedores y merenderos
Con la Ley, el Ejecutivo podrá utilizar $10 mil millones de acá a fin de año para duplicar los alimentos destinados a los comedores y merenderos
Por Leonardo Coscia
18.09.2019 13.20hs Política

El Senado trata este miércoles el proyecto de ley que establece la prórroga de la emergencia alimentaria hasta 2022 y se prevé que resulte aprobado tras un debate rápido. Con la Ley, el Poder Ejecutivo podrá utilizar 10 mil millones de pesos de acá a fin de año para duplicar los alimentos destinados a los comedores y merenderos. Los movimientos sociales esperan en la calle la sanción de la Emergencia Alimentaria. La CTEP, Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el Frente Darío Santillán se concentran desde las 11:00 frente al Congreso, en apoyo el debate en el Senado.

Mientras tanto, en los días previos al tratamiento de la ley en el Senado, hubo reuniones entre funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri y un sector representativo de los movimientos sociales, para acelerar la entrega de alimentos y abordar otros reclamos puntuales de las organizaciones sociales.

De allí surgió que la prioridad es garantizar que las partidas asignas lleguen sin mayores inconvenientes a los comedores parroquiales, populares y escolares en base a la definición del piso nutricional básico que demanda una familia.

La sesión especial fue convocada para este miércoles a las 14:00 y la idea tanto en el oficialismo como en la oposición es que, al igual que ocurrió en la Cámara de Diputados, el debate tenga pocos oradores y el proyecto sea convertido en ley sin estridencias.

El proyecto fue aprobado la semana pasada por la Cámara baja con solo una abstención y el Senado le daría sanción definitiva para convertirlo en ley con un nivel similar de acompañamiento por parte de todas las bancadas.

La iniciativa, que fue impulsada por la oposición y el oficialismo decidió acompañarla, prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022 la emergencia alimentaria nacional, que según la Ley 27.345 sancionada en 2016 vence el 31 de diciembre este año.

Establece un "incremento de emergencia" como mínimo del 50 por ciento "de los créditos presupuestarios vigentes del corriente año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición".

También faculta al jefe de Gabinete a que actualice trimestralmente esas partidas presupuestarias, tomando como el la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el rubro "alimentos y bebidas no alcohólicas" y la de la canasta básica alimentaria que mide el INDEC.

Además, habilita al Poder Ejecutivo a "disponer las ampliaciones y las reestructuraciones presupuestarias, y las decisiones administrativas conducentes a un abordaje efectivo  de la emergencia alimentaria y nutricional".

Por otra parte, al tratarse de la primera sesión después de dos meses sin actividad y al no contar con una fecha para el próximo debate, los senadores decidieron introducir en la agenda otros temas no conflictivos.

Se trata del proyecto que todos los años debe aprobar el  Congreso para autorizar la salida de tropas nacionales y el ingreso de tropas extranjeras para la realización de los ejercicios combinados estipulados.

Previo a la sesión, las organizaciones sociales nucleadas en el denominado triunvirato de San Cayetano marcharon al Congreso de la Nación, a la espera de que el Senado apruebe la prórroga, bajo la consigna "El hambre no espera".

La convocatoria a la sesión confirmó el acuerdo al que arribaron el oficialismo y la oposición en las últimas horas para no dilatar la aprobación de la norma, que recibió media sanción de la Cámara de Diputados hace una semana y casi por unanimidad.

El senador de Cambiemos Esteban Bullrich confirmó, en ese sentido, que no habrá "mayores dificultades" para sancionar la ley.

Por su parte, el jefe del interbloque de Senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, ratificó que se buscará que la discusión no se extienda por muchas horas pero aclaró que le permitirán hacer uso de la palabra a todos los que quieran hablar a diferencia de lo que ocurrió en Diputados, donde hubo un solo orador por bloque con un tiempo acotado a cinco minutos de discurso.

En la previa, el líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, subrayó que el reclamo por la emergencia alimentaria "es un llamado de atención a toda la dirigencia política y empresaria" para destacar que "el problema más grave es el hambre", al tiempo que advirtió que "muchos sectores apuestan a que se pudra todo y el Gobierno entre en crisis".

"Es un llamado de atención a toda la dirigencia política y empresaria para que se vea que en la Argentina el problema más grave hoy es el hambre", sostuvo el dirigente social.

En declaraciones radiales, Pérsico consideró que para que haya "calma" en los movimientos sociales y los sectores más vulnerables "se tiene que dar respuesta a la realidad que está viviendo la gente".

En ese sentido, destacó que "las organizaciones están actuando con muchísima responsabilidad para que no se produzcan hechos de violencia".

"La preocupación de todos es que no se desaten hechos de violencia porque eso nos perjudicaría a todos, sobre todo a los más humildes, porque los de arriba meten los dólares en una valija y se los llevan del país", remarcó.

Y añadió: "Muchos sectores apuestan a que se pudra todo, se incendie el país y el Gobierno entre en crisis".

Asimismo, el líder del Movimiento Evita afirmó que "la situación está muy difícil y la unidad de las organizaciones populares es muy importante y ha permitido que haya diálogo durante todos estos años".

Como se instrumentan los fondos liberados por la Emergencia

Los movimientos sociales decidieron esperar en la calle la sanción de la Emergencia Alimentaria ya que, según argumentan es la forma de generar la voluntad política para que el Estado actúe y garantice el acceso a los alimentos.

Desde las organizaciones sociales advirtieron que el Gobierno nacional tuvo fondos extras aprobados y disponibles para Políticas Alimentarias desde 2016, pero no los utilizó. Incluso, este año, el ministerio de Desarrollo Social subejecutó las partidas presupuestarias destinadas al envío de comida a escuelas y redes de contención, mientras la suba de los precios hacía que en los hogares de menores ingresos fuera cada vez más difícil acceder a las cuatro comidas diarias.

Los fondos liberados por la Emergencia estarán destinados a todo tipo de comedores y merenderos, incluidos los escolares, los sostenidos por Cáritas, los de redes municipales y los de movimientos sociales, que motorizaron los reclamos más sostenidos.

En los muchos reclamos que se realizaron durante todo el año, organizaciones sociales plantearon que con el aumento del precio de los alimentos recibieron más demanda pero el Desarrollo Social discontinuaba o recortaba los envíos de insumos.  

En las negociaciones, los funcionarios del ministerio admitían el problema, señalando que parte de las compras se vieron afectadas por la "falta de precio".

Otro aspecto puesto sobre la mesa es la baja calidad nutricional de los envíos, que obligan a una dieta pobre en vegetales frescos y proteínas, y excesiva en harinas, grasas y azúcares. Esta cara del problema todavía no fue tomada por las políticas alimentarias, pero es más que probable que terminará siendo una cuestión abordada en los meses que vienen, ya que hay mediciones de peso y talla de los niños que asisten a los comedores que permiten describir la situación.

Los relevamientos muestran que cuatro de cada diez chicos que se alimentan en comedores (escolares o sociales) tienen algún tipo de malnutrición. La preeminencia es de casos de sobrepeso y obesidad. También aumentó el número de niños con baja talla o estatura, una de las señales de la mala alimentación crónica.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar