Tras duro revés en las PASO, el oficialismo cambia de estrategia para la campaña en Provincia

Tras duro revés en las PASO, el oficialismo cambia de estrategia para la campaña en Provincia
El Frente de Todos apuesta a recuperar al votante perdido en las PASO mediante la impronta de la liturgia peronista, con militancia y mayor territorialidad
Por Natalia Vaccarezza
25.09.2021 06.55hs Política

La batalla electoral en la provincia de Buenos Aires se convirtió en la prioridad de la Casa Rosada y la administración de Axel Kicillof ante la necesidad urgente de recuperar los votos perdidos en las PASO. La herida sigue abierta y todavía no cicatrizó. La remontada implica poner a funcionar a todo el aparato partidario. En el segundo tramo de la campaña electoral apostará al peronismo territorial que saldrá a las calles a reorganizar a la militancia bonaerense.

El conurbano siempre fue el bastión histórico del peronismo, y generó mucho dolor ver que la oposición oposición logró pintar de amarillo varios distritos dominados por el Frente de Todos. Con un calendario electoral que comienza a correr, las culpas y responsabilidades comienzan a dejarse de lado para volver a la acción.

Con la idea de revertir el resultado de las primarias, el Gobierno nacional y provincial buscaron darle una nueva impronta tras la decisión de realizar cambios en el gabinete. "La idea es darle más territorialidad al gabinete", expresan en el entorno de Kicillof.

La diferencia de cuatro puntos con Juntos el Cambio no le quita el sueño al FdT. Incluso desde algún sector más entusiasta aseguran que no es imposible revertir el resultado en las generales del 14 de noviembre. Desde un sector del kirchnerismo consideran que el factor más importante de la derrota "fue el económico", aunque "no el único", ya que "la pandemia afectó y mucho".

Victoria Tolosa Paz tiene un protagonismo secundario en los actos que encabeza el Presidente

El diseño de la nueva estrategia para recuperar los votos bonaerenses apuntará a que "todos salgan a militar el territorio". "Va a haber un sprint de militancia territorial", afirman desde La Plata. La orden que bajó desde Balcarce 50, del Instituto Patria y de la sede de gobierno provincial, es que hay que "volver a ganar la calle" y conquistar al electorado que los había votado en las presidenciales de 2019.

"Mucha gente la está pasando mal y hay que salir a resolver los problemas de los que no pudimos", analizan desde el oficialismo. El equipo de campaña insiste en que "hay que sumar votos en todos lados". La provincia de Buenos Aires tiene un panorama muy complicado.

Los sectores a conquistar

"Hay que sumar los votos de los que no fueron a votar y de la izquierda", se ponen como objetivo. Sin embargo, hay un sector que considera que "está difícil" revertir la elección pero "no imposible". "Hay que remontar cuatro puntos y no 18", se entusiasman en el oficialismo.

Los candidatos del Frente de Todos mantienen un bajo perfil hasta ahora. El 30 de septiembre comienza la campaña de manera oficial como lo establece el cronograma electoral.

Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán se llamaron a silencio durante la crisis en el gabinete. Tienen un protagonismo secundario en los actos que encabeza el Presidente o con funcionarios provinciales.

Los cambios en el gabinete provincial no fueron al azar. Se impuso una clara estrategia de comenzar a defender el territorio conquistado hace dos años. La función de los nuevos ministros será "sacar más votos que en las PASO".

La tarea no será fácil. La artillería vendrá acompañada no sólo de la presencia de Alberto en la provincia de Buenos Aires, sino también del resto del gabinete nacional, que tendrá la mirada puesta en el territorio bonaerense. No es casual que la primera actividad del flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur, a fuera de la Casa Rosada fue acompañar al Presidente a José C. Paz y luego recorrer por la tarde La Matanza junto al intendente Fernando Espinoza. El flamante jefe de ministros auspicia no sólo de reemplazante de Santiago Cafiero como jefe de Gabinete sino como jefe de campaña.

El Frente de Todos apuesta a recuperar al votante perdido con militancia y mayor territorialidad

El gobierno de Kicillof pelea por lograr una mayoría en el Senado, algo parece lejano si se repiten los números de las PASO. El equipo de campaña bonaerense aspira a sacar cinco puntos más en la Primera y Tercera Sección electoral, donde hay mayor cantidad de votantes; y achicar la brecha en la Séptima y Cuarta.

El rol de Cristina Kirchner también entrará en juego. Su lapicera en los cambios de gabinete y la turbulencia interna que generó su carta hace pensar que es difícil que se mantenga fuera de la campaña. "Campaña tenemos que hacer todos. La veo muy encima. Después de los cambios de gabinete, no vas a dejar todo a la mitad", analizan sobre la figura de la ex presidenta.

Todos los funcionarios, incluidos Alberto y Cristina, tendrán una fuerte presencia en el conurbano. La vicepresidenta estuvo muy activa en la campaña por las primarias y lo mismo prometen para esta nueva etapa de la contienda electoral.

La segunda etapa rumbo a las generales estará marcada con la presencia de la militancia, como se hizo esta semana en José C. Paz en un acto encabezado por el Presidente. A la par, el Gobierno apuesta a recuperar parte del electorado con una batería de medidas económicas que buscan mejorar el bolsillo de los trabajadores y los sectores sociales bajos.

Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído