El día que Alberto Fernández defendió a Picolotti y cuestionó al periodismo

El día que Alberto Fernández defendió a Picolotti y cuestionó al periodismo
En julio de 2007 el entonces jefe de Gabinete buscó respaldar a su protegida descalificando la nota periodística y agraviando a quien escribió el informe
Por iProfesional
28.09.2021 08.49hs Política

La ex secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable entre 2006 y 2008, Romina Picolotti, fue encontrada culpable por el delito de fraude contra la administración pública y fue condenada este lunes a tres años de prisión.

Además se dictó su inhabilitación a perpetuidad para ocupar cargos públicos. Para la Justicia, quedó demostrado que pagó gastos personales con fondos estatales.

El 10 de julio de 2007, dos días después de que el diario Clarín publicara una investigación sobre los "extraños manejos" financieros de la secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el por entonces jefe de Gabinete y padrino político de la funcionaria, Alberto Fernández, convocó a una conferencia de prensa en la Casa Rosada para dar a conocer la posición oficial del gobierno al respecto.

Ese día no respondió preguntas de los periodistas, y Fernández dedicó casi una hora a cuestionar la veracidad del trabajo de investigación y a agraviar personalmente a su autor: Claudio Savoia.

Los datos de la investigación no fueron desmentidos, pero Fernández los atribuyó a una supuesta "operación política" del periodista contra Picolotti y contra todo el gobierno.

"Pseudoperiodista de investigación", responsable de "operaciones políticas", "copiador de carpetas" y "autor de imbecilidades" fueron algunos de los calificativos que al ahora presidente de la Nación dedicó aquella tarde a Savoia, cuya investigación fue finalmente confirmada por la justicia con el fallo de este lunes, recuerda Clarín.

La causa judicial iniciada luego de la publicación de este diario, pero Picolotti recién fue indagada por la jueza María Servini dos años después.

Aunque lo hizo con un fallo lapidario, la jueza recién procesó a la exfuncionaria en agosto de 2014.

La condena a Picolotti 

Romina Picolotti, la ex secretaria de Medio Ambiente durante el gobierno de Néstor Kirchner y el inicio del primero de Cristina Fernández de Kirchner, fue condenada a tres años de prisión en suspenso por defraudación en perjuicio de la administración pública mediante gastos suntuarios personales que efectuó desde el ejercicio de sus funciones. 

La condena incluye, además, la obligación de restituir al Estado Nacional la suma de 6.941.170 pesos, que deberá entregar al actual Ministerio de Medio Ambiente.

El fallo fue leído esta tarde por la presidenta del tribunal oral federal número seis, Sabrina Namer, quien anunció que los fundamentos de la sentencia se darán a conocer el próximo 25 de noviembre.

El fiscal Diego Luciani acusó a Picolotti de haber realizado "gastos irracionales, escandalosos y burdos" no relacionados con sus tareas de funcionaria pública. "Hubo un manejo absolutamente irregular de parte de Picolotti de los fondos públicos. Fue un verdadero fraude en el ejercicio de la función pública. Se pagaron comidas o almuerzos casi diariamente sin justificación, se pagaron pasajes de avión para familiares y amigos que no tenían relación con la secretaria y costosos vuelos charters", subrayó la acusación.

Picolotti asistió a la audiencia desde Estado Unidos, donde reside y trabaja actualmente.

Argumentos a favor y en contra

La ex secretaria de Medio Ambiente Romina Picolotti pidió al Tribunal Oral Federal Nº6 que dictase su absolución en el juicio oral en el que estuvo acusada de "defraudación contra la Administración Pública" por gastos suntuarios durante el ejercicio de su gestión.

"Yo no cometí ningún delito", proclamó Picolotti al pronunciar sus últimas palabras ante el tribunal, antes de conocerse el veredicto.

"Hace 14 años que estamos con esta causa. Y la conclusión es evidente: yo no cometí ningún delito", reiteró.

Picolotti, condenada por defraudación al Estado.
Picolotti, condenada por defraudación al Estado.

Mientras Picolotti pidió su absolución, el fiscal Luciani reclamó que fuera condenada a tres años y medio de prisión de cumplimiento efectivo y al reintegro de unos siete millones de pesos a las cuentas públicas.

Picolotti basó su defensa en que los gastos suntuarios que se le atribuyeron no sólo no están probados sino que tampoco se realizó un peritaje caligráfico para establecer si la autorización de gastos fue firmada por ella.

"No hubo pericia caligráfica ni contable. Se me acusa de un delito que no está probado", insistió desde la plataforma Zoom, a través de la cual se realiza el juicio. "Pido a los jueces que se aplique el derecho de manera objetiva e imparcial", subrayó.

Temas relacionados