04.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Alerta en el Gobierno: cuántas bancas perdería el oficialismo si repiten resultados de las PASO

Alerta en el Gobierno: cuántas bancas perdería el oficialismo si repiten resultados de las PASO
Se eligen 24 senadores por ocho provincias y el mapa de la Cámara alta puede sufrir cambios importantes. Las cuentas que saca el kirchnerismo
Por Pablo Sieira
11.11.2021 19.00hs Política

Las elecciones del 14 de noviembre definirán la composición del Congreso para los próximos dos años de gobierno de Alberto Fernández, que se enfrenta al riesgo de perder la mayoría en el Senado si se repite la dura derrota que sufrió el oficialismo en las PASO de septiembre.

Son ocho las provincias que elegirán senadores nacionales el próximo domingo: Córdoba, Santa Fe, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Catamarca, Tucumán, Chubut. En las primarias de septiembre, Juntos por el Cambio ganó en seis de ellas y abrió la posibilidad de que, por primera vez desde 1983, el peronismo no tenga quórum propio en la Cámara alta.

El Frente de Todos tiene hoy 41 bancas y se necesitan 37 para ser mayoría y, por lo tanto, contar con quórum para abrir una sesión o una reunión de comisión. Si los resultados de las PASO se dieran exactamente igual, bajaría a 35 bancas mientras que Juntos por el Cambio pasaría de 26 (incluida la santafesina Alejandra Vucasovich, que reemplazó al fallecido Carlos Reutemann) a 31.

Por fuera de esas bancadas, quedan las fuerzas provinciales como el Interbloque Federal que integran el salteño Juan Carlos Romero, la neuquina Lucila Crexell y la riojana Clara Vega. Luego están los senadores ligados directamente a los gobiernos provinciales, como el rionegrino Alberto Weretilneck y la misionera Magdalena Solari Quintana, a quienes se sumaría la cordobesa Alejandra Vigo, que en las PASO quedó en posición de entrar.

Esos seis senadores serán clave en la pulseada parlamentaria entre el oficialismo y la principal coalición opositora, porque serán cuándo habrá quórum y a quién favorecerá. Con escasas chances de conseguir apoyo en el Interbloque Federal, la bancada oficialista que en los hechos lidera la vicepresidenta Cristina Kirchner dependerá mucho de Weretilneck y Solari para llegar a los 37 votos.

Se eligen 24 senadores por ocho provincias y el mapa de la Cámara alta puede sufrir cambios importantes

Hasta ahora el rionegrino y la misionera acompañaron en casi todas las votaciones al Frente de Todos, así como los "federales" votaron en numerosas ocasiones con Juntos por el Cambio. La interrogante es Vigo, cuya posición estará alineada a la marque su esposo y gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien suele diferenciarse tanto del Gobierno como de la coalición opositora.

En escenarios como este, no es extraño que los senadores independientes hagan valer más sus votos, especialmente frente al oficialismo, para obtener acciones del Gobierno en beneficio de sus respectivas provincias.

Figuras centrales de la elección

En las PASO de septiembre, la alianza Juntos por el Cambio tuvo internas entre más de una lista en casi todos los distritos, a diferencia del Frente de Todos, que fue con una sola nómina en la mayoría de los casos. De esta manera, el desafío para la oposición es retener todos los votos cosechados en aquella instancia para que el oficialismo no le "dé vuelta" ninguna provincia.

La principal coalición opositora se impuso en las primarias de Chubut, Corrientes, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe, mientras que el Frente de Todos solo contó dos victorias: Catamarca y Tucumán.

Debido a que cada provincia elige tres senadores (dos por la mayoría y uno por la primera minoría) el oficialismo perdería dos bancas por Chubut, una por Corrientes, una por Córdoba, una por La Pampa y otra por Santa Fe si los resultados de las PASO se repitieran en los comicios generales.

Por ello, en la campaña para las generales, Juntos por el Cambio se concentró en recorrer las ocho provincias instalar la idea de "quitarle el quórum a Cristina en el Senado". El Frente de Todos, por su parte, puso la lupa en La Pampa, Chubut y Santa Fe.

En el oficialismo creen que las diferencias entre el gobernador pampeano, Sergio Ziliotto, y su antecesor y padrino político Carlos Verna influyó en la sorpresiva derrota que sufrieron en ese enclave peronista, donde Juntos por el Cambio obtuvo el 43,8% contra el 38,1% del Frente de Todos.

Así, entrarían al Senado Daniel Kroneberger y Victoria Huala, mientras que por el Frente de Todos ingresaría Daniel Bensusán y perdería una banca respecto de las dos que tiene actualmente por esa provincia.

El Frente de Todos aspira a que Verna movilice al aparato del poderoso PJ pampeano -que le responde mayoritariamente- luego del sutil alejamiento que ensayó en las últimas semanas el experimentado dirigente, que también conoce a fondo el Senado que años atrás integró.

En Chubut Juntos por el Cambio se impuso con el 39,5% de los votos contra el 26,6% del Frente de Todos, mientras que el partido del gobernador Mariano Arcioni quedó lejos, con el 13%. Con estos números, ingresarían al Senado Ignacio Torres y Edith Terenzi por la oposición y Carlos Linares por el oficialismo, que hasta hoy cuenta con las tres bancas chubutenses debido a una compleja aritmética política.

Tras la derrota, el Frente de Todos intentó que Arcioni bajara la lista del frente Chubut Somos Todos para tratar de revertir el resultado de las PASO pero hasta el momento no tuvo éxito. La caída de dos bancas en un solo distrito es un golpe muy fuerte para los números del bloque oficialista.

La otra derrota significativa para el Frente de Todos fue en Santa Fe, donde cosechó apenas el 29,8% de los votos contra el 40% que lograron las cuatro listas de Juntos por el Cambio. De esa interna surgió la lista de Carolina Losada y Dionisio Scarpin (UCR), que se quedarían con las dos bancas de mayoría.

La banca de minoría, si se repite el mismo resultado, sería para Marcelo Lewandowski, ganador de la primaria del Frente de Todos. Sin embargo, se quedaría quedaría afuera del Senado María de los Ángeles Sacnun, que no lograría renovar su banca. Cristina Kirchner perdería en ese caso a una de sus espadas más afiladas en la Cámara alta.

El resultado más adverso para el Gobierno se produjo en Córdoba, donde las cuatro listas de Juntos por el Cambio sumaron el 47,8% de los votos, contra el 24,4% de Hacemos por Córdoba (el partido del gobernador Juan Schiaretti) y el magro 10,9% del Frente de Todos.

Si los resultados de las PASO se dieran exactamente igual, el FdT pasaría de 41 a 35 bancas

La interna opositora fue favorable a la lista que encabeza Luis Juez junto a Carmen Álvarez, quienes entrarían a la Cámara alta junto a Vigo, de Hacemos por Córdoba. En ese esquema, el senador del Frente de Todos Carlos Caserio perdería su banca.

El Gobierno casi dio por perdida esa provincia luego de las PASO, ante el hecho de que Juntos por el Cambio está hace muchos años bien posicionado en el territorio del esquivo Schiaretti. Algo similar ocurrió con Mendoza y Corrientes, ambas gobernadas por el radicalismo.

Sin sorpresas en las PASO, en Mendoza Juntos por el Cambio obtuvo un cómodo 43% mientras que el Frente de Todos consiguió apenas el 25,2%: el radical Alfredo Cornejo ingresaría al Senado junto a Mariana Jury y la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, la senadora más cercana a la vicepresidenta, se quedaría en su banca.

En tanto, en Corrientes, la alianza gobernante ECO (expresión local de Juntos por el Cambio) se impuso con el 58,8% contra el 34,4% del Frente de Todos y, con esos guarismos, entrarían en diciembre Eduardo Vischi y Gabriela Valenzuela por la oposición, mientras que el oficialista Carlos Espínola retendría su banca.

La victoria que logró el Frente de Todos en Tucumán con el 48,6% de los votos dejó al oficialismo con posibilidades de retener sus dos bancas, que serían ocupadas por Pablo Yedlin y Sandra Mendoza, ambos dirigentes alineados con el jefe de Gabinete, Juan Manzur. Por Juntos por el Cambio entraría Germán Alfaro para ocupar la banca que deja Silvia Elías de Pérez.

Por último, en Catamarca el oficialismo consiguió el 51,1% de los votos contra el 31,4% de la oposición, por lo que el Frente de Todos retendría las dos bancas que tiene actualmente para Lucía Corpacci y Guillermo Andrada, mientras que el tercer escaño sería para el actual rector de la Universidad Nacional de Catamarca, Flavio Fama.