iProfesional

Alberto Fernández: "La Corte Suprema tiene un problema de funcionamiento muy serio"

El Presidente afirmó que "el servicio de Justicia funciona mal" y apuntó directamente al comportamiento del máximo tribunal. Qué dijo sobre el FMI
Por iProfesional
10/01/2022 - 17,50hs
Alberto Fernández: "La Corte Suprema tiene un problema de funcionamiento muy serio"

El presidente Alberto Fernández volvió a cuestionar este lunes a la Corte Suprema de Justicia, al afirmar que tiene "un problema de funcionamiento muy serio" y sostuvo que "empezó a degradarse la credibilidad" del tribunal durante la gestión del ex mandatario Mauricio Macri.

En medio de una referencia al caso de la dirigente kirchnerista Milagro Sala, detenida desde hace casi seis años en la provincia de Jujuy, Fernández cuestionó el rol del máximo tribunal en diversos temas y evaluó: "Creo que en la Corte Suprema hoy en día hay un problema de funcionamiento muy serio".

"La verdad es que yo soy el Presidente y quiero ser respetuoso de las instituciones, pero también soy un hombre que respeta el estado de derecho y que entiende que la Justicia es uno de los tres poderes de la República. Hay algo que está funcionando mal. Que hoy todavía Milagro Sala esté detenida es que hay algo que está funcionando mal", sostuvo el jefe de Estado en declaraciones radiales.

Fernández recordó la reforma de la Corte que se llevó a cabo en 2003, durante el gobierno de Néstor Kirchner, y puntualizó: "No buscamos jueces que fueran afines a nosotros. Así llegaron Elena Highton, (Ricardo) Lorenzetti, (Eugenio) Zaffaroni, Carmen Argibay, que fue tan importante, y se quedaron inclusive tres miembros que merecían todo nuestro respeto, que eran De Lucio, Petracchi y Carlos Fayt".

"A mí me parece que desde el momento que el gobierno de Macri propuso nombrar en comisión a dos jueces de la Corte (Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz), empezó a degradarse la credibilidad. Cuando uno mira el funcionamiento actual, el tema es muy preocupante", afirmó el Presidente.

Corte Suprema: el presidente Fernández cuestionó el trabajo de los magistrados.
Corte Suprema: el presidente Fernández cuestionó el desempeño de los magistrados.

Fernández cuestionó el fallo de la Corte que declaró la inconstitucionalidad de la ley que rige al Consejo de la Magistratura y ordenó su reforma, al que calificó como "increíble" y agregó: "Un alumno de primer año sabe que una ley que ha sido derogada no puede nunca recuperar su utilidad por una sentencia. Necesita otra ley que la vuelva a poner en vigencia".

El mandatario desvinculó sus cuestionamientos de los procesos judiciales que enfrenta la vicepresidenta Cristina Kirchner y explicó: "Lo que yo proponía nada tiene que ver con Cristina. La Corte Suprema jamás trató una queja de las 14 quejas que Cristina presentó, jamás".

"Cuando la Justicia funciona mal, no es que funciona mal para un ex presidente o ex ministro, funciona mal para los ciudadanos. Cuando los despiden y hacen un juicio, si la Justicia no funciona bien, pierden. El problema de la Justicia es muy agudo y por eso hay que asumirlo, para que funcione como lo que es: un servicio", agregó el mandatario.

En el marco de sus críticas al Poder Judicial, Fernández señaló que "el abuso que se hizo de la prisión preventiva durante los cuatro años del gobierno anterior es increíble", al tiempo que también apuntó contra el uso de la figura de "asociación ilícita" en varios casos, entre ellos el de Sala.

"Es sabida mi posición sobre el tema Milagro Sala. Es un tema preocupante por la forma en que los procesos se desarrollaron según dicen muchos organismos de derechos humanos", señaló el Presidente.

En este sentido, indicó: "Días atrás, en una de esas causas de espionaje en los tribunales federales, la Cámara Federal rápidamente se ocupó de quitar la figura de asociación ilícita sobre los que aparecían involucrados. Eso no ocurrió en los años de Macri, cuando se hizo un abuso de la figura de asociaciónilícita increíble".

"El delito más grave que según la Justicia jujeña cometió Milagro Sala es el de administración fraudulenta. La pena máxima de ese delito es seis años y uno debería llegar a la conclusión de que ha cumplido con esa pena. ¿Por qué sigue detenida? Porque le agregaron la asociación ilícita", agregó. En este sentido, Fernández remarcó que "en marzo la Corte va a hacer dos años que tiene en tratamiento el fallo de Milagro Sala y no pasa nada".

Pese a las críticas, Fernández evitó confirmar si tiene previsto impulsar un proyecto de ley para reformar la Corte Suprema de Justicia y tomó distancia de la posibilidad de que el oficialismo promueva algún juicio político.

No obstante, sus críticas al máximo tribunal se dieron luego de que el viceministro de Justicia, Martín Mena, apoyara la movilización que un sector del kirchnerismo convoca para el 

Por otra parte, el Presidente rechazó los argumentos esgrimidos por María Eugenia Vidal sobre la escandalosa mesa judicial bonaerense y dijo que "es un delito utilizar la maquinaria del Estado para volcarla en perjuicio de una persona y construir las razones para poder detenerla".

En declaraciones a Radio 10, Fernández señaló que "es muy preocupante que haya mandado a un ministro y a un intendente a reunirse con agentes de inteligencia y empresarios para inventar la manera de meter preso a un sindicalista" y dijo que si para Vidal "eso es una acción institucional, yo me rindo".

"El FMI quiere imponernos un programa"

La negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue empantanada y sin dar señales de puntos de encuentro. En este sentido, Alberto Fernández confirmó que se mantienen las diferencias al enfatizar que el organismo "quiere imponernos un programa y nosotros no estamos de acuerdo".

Fernández insistió en atribuirle al FMI parte de la responsabilidad por el préstamo de u$s45 mil millones que se le otorgó al gobierno de Mauricio Macri y que ahora está en negociación.  

"El Fondo en sus estatutos dice que analizará el programa que el país proponga pero lo que el Fondo intenta es imponernos un programa y nosotros no estamos de acuerdo",  remarcó el primer mandatario en declaraciones radiales al programa "Una nueva Aventura".

Fernández insistió en que "la verdadera discusión que tenemos con el Fondo es cómo debe ser el programa. Si es un programa como el que nosotros proponemos que nos permite seguir con el ordenamiento de la economía y crecer para afrontar los pagos, o es otra vez volver a la receta eterna del Fondo".

Fernández reiteró que el FMI quiere imponer condiciones severas y eso frena la posibilidad de un acuerdo.
Fernández reiteró que el FMI quiere imponer condiciones severas y eso frena la posibilidad de un acuerdo.

El presidente fustigó la posición del organismo: "Dicen,  ajusten la economía. Si ajustan achican la economía y si achican la economía van a tener que importar menos insumos para producir y esos dólares van a quedar para pagarme y con eso alcanza".

En respuesta a ese planteo el Jefe de Estado lanzó: "Para hacer eso nosotros no estamos. Y por eso se demora la discusión. Porque claramente pensamos que hay que hacer un cambio de concepto".     

Fernández afirmó que "todo el mundo sabe que la Argentina está impedida de afrontar el pago de 19 mil millones de dólares de este año entre capital e intereses".

Inmediatamente recordó que el organismo "acaba de emitir un informe donde evalúa cómo evolucionó el programa que firmó con el gobierno de Macri y la verdad es una opinión muy descalificadora".

El presidente remarcó que "básicamente el mismo Fondo reconoce que se tendría que haber restructurado la deuda externa privada y que no pase a ser pública, y que tendría que haber habido regulaciones para evitar una fuga salvaje de divisas. Nada de eso ocurrió".

"Nosotros insistimos en que el Fondo tiene una cuota de responsabilidad en lo que pasó. Porque además durante la campaña yo me reuní con  quien en ese momento era el negociador del Fondo y le expliqué cómo estaban fugando las divisas que el Fondo le daba a la Argentina", añadió.

El primer mandatario sostuvo que "más allá de las responsabilidad que cada uno tenga –el Fondo y el gobierno argentino de ese momento - es necesario tener presente que además de haber dado un crédito incalificable en términos técnicos a eso sobrevino una pandemia y por lo tanto no se le puede pedir a un país como la Argentina más exigencias de lo que la Argentina puede dar".

Acerca de la posición de los Estados Unidos en la negociación, el presidente consideró que "hasta acá no tuvo una posición clara sobre el programa argentino porque el programa no fue puesto a consideración del Directorio en su plenitud".

En consecuencia dijo desconocer "qué va a hacer Estados Unidos" y agregó: "Lo que sí sé es que el préstamo que le dieron a la Argentina fue político y que tuvo como único propósito sostener a Macri".