La trastienda de la cumbre entre Cafiero y Blinken: ¿fue positiva para el Gobierno?

El Gobierno considera que esta cumbre es la primera gran noticia del 2022, ya que se la ve como un gesto para avanzar en la negociación con el FMI
Por Claudio Zlotnik
18/01/2022 - 20,04hs
La trastienda de la cumbre entre Cafiero y Blinken: ¿fue positiva para el Gobierno?

Para el Gobierno, la cumbre entre Santiago Cafiero y el secretario de Estado americano, Anthony Blinken, fue la primera gran noticia del año. En la Casa Rosada y también en Economía, el resultado de la reunión tuvo el gesto que se necesitaba de los Estados Unidos para avanzar en el tramo final de la negociación con el Fondo Monetario Internacional.

Desde Cancillería se destacó que Blinken "aspira a una pronta resolución positiva" de esas conversaciones con el organismo.

Cafiero, de acuerdo a las fuentes oficiales argentinas, le pidió al secretario de Estado que interceda ante el Tesoro estadounidense "para contar con el apoyo de los Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional y no se restrinja el crecimiento de la Argentina".

Esa comunicación fue luego de que el propio Blinken transmitiera el respaldo político de la administración Biden al país. "Argentina es un amigo y socio en nuestro hemisferio y más allá", aseguró el secretario de Estado de EE.UU.

Cuando Cafiero programó su viaje a Washington, la agenda no incluía la negociación con el FMI, de la cual el canciller no participa. De hecho, antes de subir al avión se reunió con Martín Guzmán para ponerse al tanto de esas conversaciones.

A esta altura de las negociaciones, con los vencimientos de frente, a tan sólo dos meses de que la deuda con el Fondo se vuelva impagable y el Gobierno entre en mora en caso de no llegar antes a un acuerdo, el tema fue prácticamente excluyente.

Más allá de que en la cumbre se hayan abordado otros temas, como la cuestión de los derechos humanos en la región.

De hecho, el comunicado de Cancillería llevó por título: "Cafiero reiteró que Argentina necesita crecer para poder pagar y Blinken afirmó que apoya firmemente las negociaciones con el FMI y aspira a una resolución positiva".

Durante el encuentro, el funcionario -clave de la administración Biden- dijo que la Argentina es "amigo y socio" de los Estados Unidos y que respalda una "economía argentina vibrante" ya que eso ayudará a fortalecer la relación bilateral y el liderazgo regional del país.

"La Argentina es un amigo y socio en nuestro hemisferio y más allá. Tenemos mucho de qué hablar hoy, desde eventos y desafíos en nuestro propio hemisferio hasta puntos que van mucho más allá", le dijo Blinken a Cafiero en su declaración de bienvenida.

En Buenos Aires, funcionarios del gabinete económico admitían que en los Estados Unidos "quieren ver para creer".

"Pueden tener la mejor onda con nosotros, pero ya nadie quiere jugarse. Fíjense en el francés Macron. En su momento dijo que el acuerdo con el Fondo iba a ser rápido y eso no pasó. ¿Cómo queda Macron si no firmamos rápido?", analizaba con absoluta frialdad el funcionario.

La agenda de Cafiero continuó más tarde con la reunión con la titular de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Al posible acuerdo con el FMI le espera un camino complejo, a juzgar por lo sucedido en los últimos días en los mercados internacionales.

Cafiero se reunió con su par estadounidense, Blinken
Cafiero se reunió con su par estadounidense, Blinken

Lo que parecía un "viento de cola", con buenos precios y estabilidad, se está convirtiendo en un camino lleno de pozos. Básicamente por el recalentamiento de la inflación en los Estados Unidos, que promete una suba de la tasa de interés.

Esa tendencia alcista ya se percibe en el mercado de deuda de los bonos del Tesoro americano.

La probable suba de la tasa impulsa la salida de capitales desde los países emergentes, como la Argentina.

Los bonos brasileños acumulan un retroceso de 5,5% en estas últimas dos semanas. Lo mismo que los papeles de otros países, como República Dominicana.

En ese contexto, las cotizaciones de la deuda argentina también van hacia abajo, a pesar de que los papeles ya mostraban precios de default. En lo que va del mes ya caen algo más del 10% promedio. Por eso mismo, el índice de "riesgo país" ya está a un paso de los 1.900 puntos (ayer en 1.894).

Esta presión financiera se traslada también al ya tensionado mercado cambiario, cin un dólar "blue" en $211 y una brecha que supera el 100% con el dólar "oficial".

El contexto pone mayor presión al Gobierno para acelerar el acuerdo con el FMI. Caso contrario, el agravamiento de la crisis se precipitaría.

La vicepresidenta Crirtina Kirchner, en este escenario, volvió a criticar muy duro a la administración de Mauricio Macri. "En Argentina lo que nunca se va acabar es lo que nos pasó -y nos pasa- por la pandemia macrista, cuando en el año 2018 Macri trajo al FMI de vuelta a la Argentina", escribió en sus redes sociales.

La historia, como puede apreciarse, continuará…

Temas relacionados