Más artículos

Una familia voló dos horas sentada en el piso de un avión porque sus asientos no existían

Una familia voló dos horas sentada en el piso de un avión porque sus asientos no existían
Los afectados, que regresaban a Reino Unido de sus vacaciones en España, encontraron espacios vacíos donde debieron haber estado sus asientos
14.01.2019 14.15hs Recreo

Suena inverosímil pero fue real. Una familia se vio obligada a volar en el piso de un avión durante parte del trayecto entre Menorca (España) y Birmingham (Reino Unido) en un vuelo de la aerolínea TUI. Se trata de un procedimiento que esta prohibido. Por lo que la empersa sería sancionada.

Paula Taylor denunció que debió permanecer sentada en el suelo durante aproximadamente dos horas tras descubrir que los asientos por los que había pagado no existían, publicó actualidad.rt.com.

El incidente ocurrió en junio pasado, pero recién ahgora fue abordado por las autoridades de transporte civil.

De acuerdo con la afectada, de 44 años, ella, su esposo y su hija de diez años, residentes del condado británico de Warwickshire, encontraron tres espacios vacíos debajo de los números de sus asientos pese a que llegaron temprano al aeropuerto para evitar inconvenientes.

"Nos miramos el uno al otro como diciendo: '¿a dónde se han ido nuestros asientos?'", relató Taylor al programa 'Rip Off Britain' de la BBC.

De acuerdo con la denunciante, su hija fue acomodada en el último sitio desocupado del avión, pero ella y su cónyuge solo lograron ser ubicados en los asientos de los auxiliares de vuelo.

Tras el despegue, sin embargo, se solicitó a la pareja desalojar sus sitios para facilitar el servicio de la tripulación a los pasajeros, por lo que debieron sentarse en el suelo de la cabina, donde posteriormente fueron acompañados por la niña.

Taylor afirma que, pese a disponer de fotografías que evidenciaban lo sucedido, lo único que recibió de parte de TUI tras haber presentado la queja correspondiente fueron poco menos de 40 dólares a pesar de haber pagado 1.300 libras esterlinas (1.670 dólares) por los boletos.

La Autoridad de Aviación Civil británica, que no permite que haya pasajeros sin asiento en ninguna de las etapas de vuelo, abrió una investigación por posible incumplimiento de las normas y se puso en contacto con la aerolínea en busca de explicaciones al incidente.

Por su parte, la compañía ofreció un reembolso completo de los boletos y afirmó que contactaría a los afectados para expresarles disculpas.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar