Más artículos

El negocio de un hombre en Japón: recibe miles solicitudes para que no haga nada

El negocio de un hombre en Japón: recibe miles solicitudes para que no haga nada
Shoji Morimoto descubrió hace un par de años que la mejor manera de trabajar en Japón es no hacer nada. Cuál es la clave del negocio perfecto
Por iProfesional
24.01.2021 08.55hs Recreo

Shoji Morimoto descubrió hace un par de años que la mejor manera de trabajar en Japón es no hacer nada. El japonés decidió emprender un negocio por el que recibe miles de solicitudes desde junio de 2018.

Esta curiosa forma de ganarse su vida supuso para Morimoto decenas de miles de seguidores en redes sociales, un programa de televisión inspirado en su negocio y hasta se ha animado a escribir un libro sobre sus experiencias con los clientes.

Morimoto, de 37 años, casado y con hijos, contó a BBC Mundo cómo se hartó de sus trabajos anteriores y se le ocurrió su peculiar manera de generar dinero.

El negocio perfecto: recibe solicitudes para que no haga nada

Antes de adoptar su nueva profesión en 2018, el japonés estudió Física y después optó por realizar un posgrado sobre terremotos. Morimoto luego se desempeñó en trabajos regulares, pero siempre de forma discontinua. Sin embargo, ninguno le hacía sentir realmente bien.

Morimoto, de 37 años, casado y con hijos,
Morimoto, de 37 años, casado y con hijos,

Fue en ese momento que se dio cuenta que en el trabajo, las personas más cercanas le solían recriminar porque en los eventos sociales no hacía nada.

"Me sentía culpable. Pero después pensé en que a lo mejor podía sacarle alguna ventaja a ese inconveniente y se me ocurrió el negocio de rentar a una persona para que haga nada", dijo el hombre, de 37 años.

El 3 de junio de 2018, Morimoto inició su negocio y su principal labor y nicho de mercado es hacer nada, los clientes acuden a él con todo tipo de solicitudes.

Las más comunes, cuenta el japonés, es acompañar a gente que no quiere ir sola a hacer la compra al supermercado, a alguien que no quiere comer solo o echarle un par de ojos a un proyecto que esté realizando una persona y que necesite una segunda opinión.

Pero también dice que una vez le contrataron para acudir a una estación de tren y despedir a una persona que se mudaba de ciudad.

El negocio perfecto: recibe solicitudes para que no haga nada
El negocio perfecto: recibe solicitudes para que no haga nada

"Hasta el momento, los clientes parecen experimentar un cambio mental positivo tras alquilarme. Me dicen que es liberador poder hablarle a alguien de cosas que no son capaces de decirle a otros. Se sienten mejor al liberar cosas que por sí solas pesan sobre ellos", dijo Morimoto.

Otro cliente solicitó sus servicios para que se pusiera en la línea de meta de una maratón que estaba corriendo y así motivarle.

"Me dijo que no creía que fuera capaz de completar la carrera y decidió alquilarme para aumentar su motivación. Al final terminó la maratón y le premiaron con una medalla", dice Morimoto a BBC Mundo.

Sus diversas y a veces curiosas experiencias con los clientes lo han animado a hacer algo más que nada y contarlas en un libro.

"También estoy disfrutando con el desarrollo inesperado que está teniendo todo esto, como escribir el libro, que mi caso haya inspirado un programa de televisión y que, como tú, me contacten desde el extranjero", finalizó.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído