Más artículos

Redes sociales

Instagram trabaja en un proyecto para combatir el acoso escolar

Instagram trabaja en un proyecto para combatir el acoso escolar
Con este proyecto, pretende crear un espacio seguro entre los niños. Aunque, si no se hace el control adecuado, le podría salir el tiro por la culata
07.11.2018 07.43hs Tecnología

Instagram lucha contra el acoso y considera ofrecer "School Stories" (“Historias en las escuelas”, en castellano), una herramienta pionera que permitirá crear Historias que solo podrán ver y en las que solo podrán participar estudiantes de centros escolares.

Con este proyecto, la red social pretende crear un espacio seguro entre los más pequeños. Aunque, si no se hace el control adecuado, a Instagram le podría salir el tiro por la culata.

Para asegurarse de que esto no sucede y que esta función no se convierte en una herramienta de acoso, la red social ya avisa de que “las Historias en las Escuelas se revisan de forma manual para mantener a la comunidad a salvo”.

De este modo, School Stories podría ofrecer un espacio de diversión donde los niños puedan compartir momentos con sus compañeros sin el control de los padres y puedan crear una comunidad.

Esta función, descubierta por el diario digital TechCrunch, no ha sido confirmada por Instagram. Por lo tanto, la red social se podría echar atrás este proyecto y evitar problemas de acoso y ahorrarse la inversión en moderación.

A veces, los más jóvenes son excluidos de grupos y se usan bromas internas para menospreciarlos. Lo que significa que la compañía tecnológica tendría que desarrollar un sistema con matices extraordinarios para decidir qué está permitido, y entrenar de forma exhaustiva a los moderadores para asegurarse de que no se pierden nada.

Si la red social decide seguir adelante con la creación de este espacio para los estudiantes, es probable que pasen meses antes de que el proyecto vea la luz.

School Stories podría basarse en la idea de las subredes de Instagram, que comenzó a probar el mes pasado en universidades: la red social usó información de lo que publica el usuario, su ubicación y su red para invitar a otros usuarios a unirse a la red de su universidad. Esto permite conectar al usuario con su escuela, su clase, o con el equipo deportivo del centro.

Cuando se lanzó en 2004, Facebook se basó originalmente en la red escolar. Los usuarios podían dejar su contenido visible de forma predeterminada para todos los miembros de su escuela. Este aspecto ha ido cambiando a lo largo de los años y, actualmente, Facebook e Instagram son mucho más cuidadosos con la privacidad de sus usuarios.

Sin embargo, School Stories podría devolver ese sentimiento de comunidad dentro del grupo donde los usuarios pueden publicar cosas que pueden ser irrelevantes o confusas para los de afuera.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar