¿El futuro del arte o un problema?: esto piensan los galeristas y coleccionistas sobre el auge de los NFT

¿El futuro del arte o un problema?: esto piensan los galeristas y coleccionistas sobre el auge de los NFT
Los NFTs han sido una de las grandes novedades que aparecieron en lo que va de 2021 si del panorama tecnológico y artístico se trata
Por iProfesional
02.05.2021 14.12hs Tecnología

Una de las grandes novedades que tuvo el 2021 dentro del mundo artístico son los NFTs.

Burbuja para muchos, revolución para otros, lo importante es saber qué opinan los expertos, es decir, quienes se dedican al mundo del arte.

Los coleccionistas son ese colectivo con cuyo dinero se mueve el mercado del arte más caro, pero también el más asequible, o las colecciones de toda vida que han llenado las estanterías de generaciones de sellos o cromos.

La gran pregunta es la misma que nos planteamos todos: ¿realmente lo ven como un antes y un después, un bluf o una novedad que ha copado más titulares que otra cosa?

Lo cierto es que aquí hay un panorama que se mueve entre la incredulidad, la expectativa y el entusiasmo. Y, quizá lo más determinante, el común denominador con los cinco testimonios que hemos recogido es que el mercado del arte, "es irracional".

Esa irracionalidad del mercado del arte es lo primero que señala Lola Garrido, pionera del coleccionismo fotográfico internacional, esta donostiarra nacida en el 49 cuenta con una de las colecciones más importantes de imágenes del mundo recogida durante más de 30 años y ha sido comisaria de decenas exposiciones.

NFTs
NFTs

Acudimos a ella buscando la voz de la experiencia, y seguramente con prejuicios al pensar que es una de las matronas del arte en España. Al hablar por teléfono con ella, pronto se oyen nuestros prejuicios cayendo al suelo cuando nos cuenta que lleva años invertida en Bitcoin y nos comenta que acaba de leer en Xataka la noticia de los últimos resultados de Tesla.

"Creo que sin lugar a dudas los NFTs son y serán el futuro del arte, pero puede que mis ideas, que a veces son muy avanzadas, hagan que esté equivocada", considera Garrido.

"El del arte es un mercado irracional, como todos los mercados. Lo que ocurre es que está marcado por la pirámide del lujo, y arriba está el coleccionista que tiene el dinero. Abajo de la pirámide están los museos, los coleccionistas entusiastas pero que tienen mucho menos dinero, y los artistas. Así pues, si el de arriba considera que ahora hay algo por lo que hay que pagar, impulsa a todos los demás", cree.

"El mercado del arte es un pirámide con los coleccionista con más dinero arriba. Si el de arriba considera que ahora hay algo por lo que hay que pagar, impulsa a todos los demás". Lola Garrido, coleccionista

"Vivimos en un mundo donde el relato tiene todo el peso, y el marketing aplicado al arte no es distinto. Un artista vende más caro cuanto más se habla de él, y eso es algo moldeable. Se puede decir que hay una burbuja; los precios que hemos visto es porque en el arte hay grupos de interés por captar sangre nueva, y dinero nuevo. El de los raperos, los jugadores de baloncesto, un público que se ha interesado por los NFTs más que el coleccionista clásico... Pero eso no quita a los NFTs unas posibilidades increíbles".

"Los precios que hemos visto es porque en el arte hay grupos de interés por captar sangre nueva, y dinero nuevo"

Entre estas posibilidades, Garrido enumera la capacidad que da al artista de demostrar la validez de su obra -"ahora al digital, pero no faltará mucho para que los NFTs se puedan aplicar de una forma u otra a piezas físicas", recalca-, evitar plagios, y fomentar una mayor economía de abundancia en el propio mercado. "El principal interesado en esto último", subraya.

NFTs
NFTs

Otra opinión optimista

Óscar García, quien ha trabajado en galerías de arte, como tasador, es coleccionista a pequeña escala y autor del libro Dios salve al arte contemporáneo. García también dirige PAC (Plataforma del Arte Contemporáneo), un portal a caballo entre el magazine y la divulgación del arte actual en España desde el cual también crean proyectos culturales propios. Para él, "los NFTs son especialmente importantes porque han puesto al artista en el centro, especialmente a los artistas digitales, que hasta ahora habían tenido muchos problemas para probar la autenticidad de sus obras".

"El Net.Art lo ha reivindicado como algo propio, porque en un contexto en el que vivimos y compramos por internet, representan una solución realmente adecuada para entrar en el mercado. Pero no solo para los artistas digitales, quizá no se haya visto mucho, pero los artísticas físicos ahora pueden pintar o hacer una escultura y tokenizar sus obras para realizar una versión digital", señala García a Xataka.

Para él, los precios actuales "claramente también responden a una burbuja, pero eso no debe evitarnos ver los aspectos que soluciona y la cantidad de posibilidades que abre para muchos artistas".

¿Pero existe algo comparable al boom que han tenido los NFTs en estas semanas? Garrido ejemplifica la analogía que puede verse con la eclosión también de la fotografía artística.

"Como es sabido la fotografía se vio durante muchos años como una forma de arte menor, y en parte era porque tenía esa capacidad replicable en forma de copias. Hoy en el mundo del arte nadie se sorprende por los precios de las fotografías de artistas como Andreas Gursky o de Cindy Sherman, también de millones de euros... Pero es que cuando la fotografía eclosionó los propios artistas vendían copias de sus fotos por tiradas. Cada una de las tiradas tenía un precio y un número limitado, y conforme pasaba el tiempo las tiradas eran más baratas, pero seguían vendiéndose. Al final podía darse la paradoja de que una foto, con todas sus ediciones, se vendiera a precios superiores a un Rembrant", indica Lola Garrido.

Esto para la coleccionista no es muy distinto a la posibilidad que abre ahora los NFT, en los que pueden hacerse copias marcadas por blockchain con precios específicos -"con la diferencia de que el blockchain certifica que una copia es realmente verdadera y emitida en unas condiciones, que con la fotografía hubo mucho trampeo, claro está", puntualiza Garrido-.

Así, el blockchain tiene para Garrido y García un potencial de cara al coleccionista, que tengamos una obra digital certificada por el artista a precios más asequibles, pero a fin de cuentas certificada. "Y que tengamos una obra de arte auténtica como tenemos ahora una copia", comenta García.

Representación de una obra digital en un museo

Joan Anton Maragall es el galerista y propietario de la Sala Parés de Barcelona, una galería con más de 130 años de historia que ha visto ir y venir distintas corrientes en la ciudad condal.

El experto confirma que han comentado a nivel interno las noticias sobre NFTs, pero que no han profundizado en el tema. "Nosotros no trabajamos con arte digital, pero por lo que he leído sí que le veo potencial para certificar la autenticidad en este tipo de arte. Lo que no soy capaz es de verle más aplicaciones el futuro inmediato", relata.

A su vez, tiene una opinión parecida Sara Joudi, directora de la la galería Shiras en Valencia. "Por supuesto que se ha comentado entre galeristas y coleccionistas, aunque en nuestra esfera con cierta incredulidad. Nosotros nos hemos interesado porque debido a la pandemia hemos abierto una tienda online en la que exponer nuestras obras, y queríamos saber si podría tener alguna aplicación. De momento, para las obras plásticas con las que nosotros trabajamos y los artistas que promovemos, no la hemos visto", indica. 

Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído