NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

TURISMO DE LUJO

Vinos, aceite de oliva y hasta producción nacional de caviar: Uruguay se posiciona como destino gourmet

Vinos, aceite de oliva y hasta producción de caviar: Uruguay se posiciona como destino gourmet
El país vecino es mucho más que chivito y Tannat. El circuito que va de La Barra a Garzón es hoy un hub imperdible para los foodies
28.07.2018 10.21hs Vinos & Bodegas

Si a alguien se le pregunta por dos productos icónicos de Uruguay, seguramente surjan en la mente y de manera casi automática dos palabras: "Tannat" y "chivito". 

Sin embargo, el país vecino es mucho más que esa simplificación. Tanto en Carmelo, como en la zona costera lindante con Punta del Este o en Canelones mismo, a minutos de Montevideo, se potenció un circuito gourmet que incluye vinos, aceite de oliva y alta gastronomía. 

"El enoturismo se ha convertido en un atractivo muy fuerte, ya que también su múltiple oferta está asociada a la gastronomía", plantean desde Bodegas del Uruguay (BdU). 

Respecto de la oferta en materia de vinos, el país vecino encaró en los últimos años un fuerte proceso de renovación de estilo.  

Así, la concepción de que el Tannat entrega solo vinos rústicos y sobrecargados es una postal que quedó definitivamente en el pasado. Desde hace tiempo, es posible encontrar vinos tintos súper elegantes. Pero también blancos vibrantes y rosados de colores tenues y pulso fresco. 

"El que viene a Uruguay en algún momento tiene que probar el Tannat. No se puede visitar este país y no conocer la cepa emblema nacional. Pero también tratamos de que vean todo lo que se está haciendo. Hay excelentes vinos blancos, elaborados a partir de Albariño o Viognier. Y también muy buenos tintos elaborados con Pinot Noir o Marselán", plantea el sommelier Damián García, quien además es supervisor de Alimentos y Bebidas del Hotel Fasano. 

En el circuito que incluye a La Barra y José Ignacio, hay una bodega clave en este proceso de renovación que viene experimentando la vitivinicultura uruguaya: Garzón.

Este establecimiento cuenta con 230 hectáreas de viñedos en una zona que, por sus colinas, tiene una atmósfera que remite a la mítica región de La Toscana, en Italia. 

Vale la pena visitar la bodega –que demandó una inversión de u$s85 millones-, diseñada por la dupla de arquitectos argentinos Bórmida & Yanzón y que cuenta con todo un concepto de sustentabilidad, como el hecho de poseer el techo verde más grande de América del Sur y una construcción que permite realizar muchas de las tareas de elaboración a partir de la gravedad, sin la necesidad de utilizar electricidad. 

Si visitás el restaurante de la bodega, ideal arrancar con su rosado de Pinot Noir, que ofrece un atractivo color piel de cebolla, con una nariz fresca, gracias a su fruta roja crujiente, y una acidez mordiente pero integrada.  

Otra opción es su Tannat Reserva 2016, que entrega notas de frutas maduras, tabaco y especias, en tanto que en boca muestra fluidez y buen balance, con taninos firmes pero bien pulidos, logrando un vino para paladares internacionales, que irá perfecto con uno de los cortes preparados en la cocina de fuegos desarrollada por Francis Mallmann. 


Imperdible la panera para degustar los diferentes aceites de oliva, de distinta intensidad, y que provienen del emprendimiento ubicado a pocos kilómetros de allí, donde cuentan con una finca de 500 hectáreas de olivares y que fue inaugurado en 2011.

A minutos de Punta del Este, otro hotspot gastronómico imperdible tiene lugar en el restaurante del Hotel Fasano, el único de esta cadena creada por el empresario de ascendencia italiana Rogerio Fasano que se encuentra fuera de Brasil. 

Allí cuentan con una interesante cava conformada por entre 150 y 250 etiquetas de vinos -dependiendo de la temporada-, con ejemplares que van de los u$s38 hasta los u$s1.200. En la carta de vinos, además de etiquetas de Uruguay y Argentina, es posible encontrar exponentes de Italia y Francia. 

El restaurante, con espacio para 80 cubiertos y que está abierto todo el año, se emplaza en la parte elevada de una colina y ofrece una buena vista de este emprendimiento ubicado en un predio de 480 hectáreas, que demandó una inversión de u$s100 millones. 

En cuanto al estilo de la cocina, el concepto fue creado por el chef ejecutivo Ze Branco y se percibe desde el inicio una clara influencia italiana, con algunos platos insignia, como el carpaccio Fasano, los gnoquis de papa con ragout de cordero o la paleta de cordero con puré de papas, tres platos elaborados con muchos ingredientes locales –de hecho, cuentan con una huerta propia- que pueden maridar muy bien con alguno de los Pinot Noir con paso por madera que tienen en carta.

Para quien quiera expandir la experiencia gourmet, en el hotel es posible tomar clases de cocina o de coctelería, así como solicitar degustaciones de vinos, aceite de oliva y hasta de caviar, que hoy en día también es producido en Uruguay. 

"El país cuenta con dos piscifactorías: una en Tacuarembó y otra en Baygorria. En ambos proyectos lograron criar al esturión ruso, que es el pez con el que se obtiene el verdadero caviar", plantea Pablo Príes, con 15 años de trayectoria en este producto tan singular y quien se autodefine como "caviar master". 

"El proceso para obtener caviar es muy costoso, por eso el elevado valor que tiene en el mercado internacional. Hay que disponer de mucho espacio y con agua de buena calidad. Estamos hablando de que uno de los emprendimientos opera en un predio de 5 hectáreas y no es de los más grandes. Pero, sobre todo, se requiere de mucho tiempo para que cada pez alcance su punto exacto de madurez", apunta durante una master class en Fasano. 

De hecho, dependiendo de las variedades, los plazos van de los 8 a los 20 años para obtener un caviar de buena calidad. 

"Uruguay es el único país de todo el hemisferio sur que ha logrado criar esturión. Y una de estas empresas ya está produciendo y participando en ferias alrededor del mundo con un producto cada vez de mejor calidad", agrega Príes, quien recalca que el buen caviar "no tiene que tener aroma a pescado, sino a frutos secos, y debe ofrecer una textura mantecosa en boca". 

© Vinos & Bodegas iProfesinal - [email protected]

Te puede interesar