Primera víctima de nueva burbuja 4.0: cómo WeWork pasó de estrella del real estate a perder casi 90% de su valor Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Vinos: la Argentina retrocede en el ranking mundial de consumo

Vinos: la Argentina retrocede en el ranking mundial de consumo
Un informe del Observatorio Vitivinícola Argentino analizó la evolución del consumo global de vinos y la situación de bodegas locales
11.09.2019 00.55hs Vinos & Bodegas

El consumo mundial de vino se encuentra, desde el año 2010, en niveles cercanos a los 24.500 millones de litros. Con altibajos, hace casi una década que está amesetado.

Esta es una de las conclusiones que arroja un nuevo trabajo del Observatorio Vitivinícola Argentino, que analiza la evolución del mercado global.

De acuerdo con la entidad, existe un grupo de consumidores de vino por sobre los 1.000 millones de litros de consumo anual, entre los cuales se puede considerar a países como Estados Unidos, Francia, Italia, China, Alemania, Reino Unido, Rusia, España y la Argentina.

El Observatorio, además, traza una línea divisoria entre los grandes productores y además exportadores netos de vino (grupo en el que se encuentran Francia, Italia, España y Argentina), que presentan una tendencia decreciente en el tiempo, y los países que son grandes consumidores e importadores netos, que tienen un comportamiento opuesto, es decir, un consumo creciente debido a mayores importaciones. Dentro de este grupo incluyen a China, EE.UU., Alemania, Reino Unido y Rusia).

En cuanto al ranking de los países donde más vino se consume, hay un dato clave y es que la Argentina retrocedió un puesto.

En efecto: en 2017, el país ocupaba el puesto 8 junto con Rusia, con unos 8,9 millones de hectolitros anuales.

Sin embargo, en 2018, la Argentina quedó en el noveno lugar, con un nivel cercano a los 8,4 millones de hectolitros, en tanto que Rusia subió al séptimo escalón.

 

"A partir de un modelo econométrico desarrollado en el Observatorio Vitivinícola Argentino, identificamos las principales variables que afectan al consumo de vino y, como es de esperar en los modelos de demanda, aparece el nivel de actividad económica como un determinante del consumo de vino; el precio de la cerveza, como principal sustituto de un importante segmento de precios del vino; y la variable inflación que afecta no solo a la capacidad de compra sino también que distorsiona los precios relativos. Estas tres variables explican en un 95% el comportamiento del consumo de vino en argentina", señala el informe.

De acuerdo con el OVA, por cada punto porcentual de aumento del precio del vino en el mercado argentino, la cantidad demandada cae 0,7%.

En tanto que por cada punto porcentual que aumenta el precio de la cerveza, la demanda de vino se incrementa 0,6%. Finalmente, el crecimiento de la actividad económica (nivel de ingresos) potencia por cada punto porcentual un 0,3% la cantidad demandada de vino.

"El consumo de vinos cambió por diversidad, por globalización y por patrones de consumo. Esta es una restricción que no podemos desconocer a la hora de pensar en la evolución de la industria vitivinícola argentina, ya sea por nuestro propio mercado interno como por las demandas de los países importadores a los cuales les vendemos nuestro vino", plantean los expertos.

"Esta situación impone la necesidad de entender estas demandas, cuáles son las variables que permiten una expansión, así como las estrategias seguidas por los principales competidores", concluyen.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar