Más artículos

Bodegas advierten que el fracaso de COVIAR impacta en la industria del vino

Bodegas advierten que el fracaso de COVIAR impacta en la industria del vino
Empresas que explican el 75% de las ventas de vinos en el mercado interno denuncian irregularidades en la entidad. Las claves de la "grieta"
Por Vinos & Bodegas
17.02.2020 18.09hs Vinos & Bodegas

"La COVIAR contrató una agencia para promover a la propia COVIAR, cuando esta organización tiene como único objetivo la promoción del vino. Es algo que no tiene sentido", plantea a iProfesional Patricia Ortiz, presidenta de Bodegas de Argentina, quien asegura que son muchas las irregularidades cometidas por la entidad, que acaba de nombrar a nuevas autoridades, un tema en el que también hay polémica.

Cabe destacar que Bodegas de Argentina representa a 250 empresas, entre las que figuran firmas de la talla de Grupo Peñaflor, Nieto Senetiner, Chandon, Salentein, Doña Paula, Andeluna, Humberto Canale, Trivento, Lagarde, La Riojana, López, Finca Flichman, Altos Las Hormigas, Graffigna, Etchart, Alta Vista, Séptima y Achaval Ferrer.

Además de tener una fuerte posición exportadora, estas compañías representan el 75% de las ventas en el mercado interno.

El problema es que, pese al peso específico que tienen estas bodegas, se quedaron sin voz ni voto en la COVIAR que, advierten, se "cortó" sola y cuya conducción no da espacio para debatir los cambios que necesita implementar, cuanto antes, la industria vitivinícola, en un contexto en el que el consumo per cápita en el mercado interno está en su mínimo histórico.

Esto, en gran medida, por el sistema de votación, que le da más poder a los grupos minoritarios, sin representatividad. Apuntan a algunas asociaciones gremiales que solo son "sellos de goma", según advierten desde Bodegas de Argentina.

De hecho, desde esta última entidad publicaron un duro comunicado el domingo pasado en el que plantearon que el conflicto en el seno de la COVIAR "esconde una disputa por la representación de la vitivinicultura ante los gobiernos y la comunidad vitivinícola".

Y que, en lugar de buscar una representación de la cadena sectorial más acorde con la realidad, "unos pocos, que tienen una representación minoritaria, han tomado control de la COVIAR para hacer de ella un vehículo que les de una visibilidad que difícilmente tendrían desde sus propias entidades".

El problema, agregaron, es que esto es difícil de cambiar vía votación "ya que estos grupos minoritarios tienen, por un erróneo diseño de la ley que dio origen a la COVIAR, un número de votos mayoritario que no condice con la realidad de la cadena".

"Por ley estamos dentro de la COVIAR. Lo que decidimos es no participar más. Porque con nuestra presencia estaríamos avalando muchas de las acciones que rechazamos", agrega Ortiz, en diálogo con iProfesional.

Patricia Ortiz, presidenta de Bodegas de Argentina 

Polémica por las nuevas autoridades

La COVIAR es un organismo público-privado integrado por los gobiernos de Mendoza y San Juan, INV, INTA y diversas entidades como la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas, Cámara Riojana de Productores Agropecuarios, Productores de uva en fresco de San Juan y la Unión Vitivinícola Argentina, entre otras.

Días atrás, el directorio eligió a José Alberto Zuccardi como su próximo presidente, quien sucederá en el cargo a Ángel Leotta, titular de la Cámara Vitivinícola de San Juan. Además, comunicaron que el traspaso de mando y la asunción se llevará a cabo el próximo 7 de marzo durante el tradicional Desayuno que la Corporación realiza en el marco de las celebraciones por la Fiesta Nacional de la Vendimia en Mendoza.

Así, Zuccardi será quien presida la Corporación por los próximos tres años, acompañado por el sanjuanino Ángel Leotta y por Pablo Asens, bodeguero de San Rafael (Mendoza) y presidente de la Federación de Cámaras Vitícola, como vicepresidentes.

Frente a esta decisión, desde Bodegas de Argentina plantearon dos problemas: la falta de renovación de autoridades y la alteración del orden de los representantes que deben ocupar el sillón principal.

Respecto del segundo punto, Ortiz explica a iProfesional que "las provincias se alternan cada elección. En esta ocasión le tocaba la titularidad a un representante de La Rioja. Pero desde la COVIAR argumentaron que necesitaban un director fuerte y tomaron la decisión de no respetar el turno de La Rioja, pese a las protestas de esa provincia, a la que tampoco le dieron la vicepresidencia".

"No vemos que haya consenso de ningún tipo", dispara Ortiz.

En el comunicado, desde Bodegas de Argentina plantearon además que las nuevas autoridades elegidas en reunión de directorio de COVIAR "no responden al pedido de renovación planteado y representan exclusivamente a estos mismos sectores cuyo proceder cuestionamos".

"Creemos que el nuevo triunvirato de autoridades, a la cual se agrega una vicepresidencia tercera de dudosa legalidad, choca de lleno con nuestros reclamos, que lamentablemente no tuvieron eco dentro del pequeño grupo de personas que hace años manejan la institución a su discreción", dispararon.

Desde Bodegas de Argentina argumentan que en COVIAR no hay consenso

Polémica por los recursos

Según Ortiz, el presupuesto de la COVIAR es de 140 millones de pesos anuales. Y las bodegas aportan cerca del 45% de ese total.

Desde Bodegas de Argentina advierten que solo el 25% de los recursos se destinan a la tan necesaria promoción en el exterior, mientras que un 30% se destina a la cuestionada promoción genérica en el mercado interno, un 6% a la comunicación que promueve a la COVIAR, y un 20% a la administración de la institución.

La principal crítica en este punto es que se están destinando fondos para promover a la propia COVIAR, cuando el verdadero objetivo debería ser fomentar el consumo responsable de vino.

Además, desde la entidad plantean que hay números poco claros y que las campañas, que deberían tener el visto bueno de las propias bodegas, se realizan de manera unilateral. También critican que parte de los fondos se van para costear un desayuno de vendimia muy costoso que se realiza todos los años y que no genera ningún resultado concreto y positivo en la industria; o en conciertos de música en Buenos Aires, también con un discutible impacto en la promoción del vino.

El otro punto está referido al Plan Estratégico Argentina Vitivinícola (PEVI), que vence en 2020 y no tuvo los resultados esperados. Cabe destacar que COVIAR fue formalizada en 2004 mediante una ley nacional y así le dio al PEVI un rango de ley.

Con dicho plan se trazaron varios objetivos: posicionar vinos varietales de alto precio en mercados de exportación, el desarrollo del mercado latinoamericano, el desarrollo de pequeños productores de uva para integrarlos al negocio, el fortalecimiento de la identidad "Argentina" y fortalecer el mercado interno y darle respuesta a las necesidades de los consumidores en cada mercado y segmento.

Sin embargo, para Ortiz, "el Plan fracasó porque fracasó la COVIAR y viene en ese camino desde hace años. Se desplomó el mercado interno, se cayeron las exportaciones y las bodegas están cada vez más complicadas. Y frente a esto, ellos plantean que hubo todo un tema macro, cuando en realidad lo que debe hacer un plan estratégico, justamente, es establecer una línea de trabajo en un país que históricamente tiene vaivenes económicos".

Además, desde Bodegas de Argentina cuestionaron que, al vencer el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 (PEVI), para el cual había sido creado la COVIAR, "se ha decidido avanzar en un proyecto de un nuevo PEVI que no contó con los tiempos necesarios para lograr consensos internos, y no tiene el apoyo de toda la industria".

"Desde la COVIAR dijeron que se hicieron 17 talleres donde se debatió el plan. Esa plata la pusieron las bodegas y nunca se discutió con nosotros la metodología. Se lanzaron a hacer un nuevo proyecto con muchas irregularidades de funcionamiento", advierte Ortiz.

Frente a este cuadro de situación, desde Bodegas de Argentina convocaron al Gobierno Nacional y a las autoridades provinciales representadas en el directorio de la COVIAR "para que intervengan la entidad y tomen las medidas necesarias para atender nuestros reclamos".

"No queremos buscar culpables. Lo que planteamos es que esta conducción de la COVIAR no funcionó y que tampoco funcionó el plan. Hay que dejar esto atrás y ver cómo hacemos para recuperar el consumo y salir de la crisis. Y hacerlo a partir de un debate con consenso real", concluye Ortiz.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Vinos & Bodegas
Te puede interesar