Más artículos

Verano, nuevo año y más momentos ideales para probar dos espumantes súper versátiles

Verano, nuevo año y más momentos ideales para probar dos espumantes súper versátiles
¿Buscás algo original en el mundo de las burbujas? En esta nota te proponemos dos etiquetas que salen completamente de los lugares comunes
Por iProfesional
23.12.2020 11.04hs Vinos & Bodegas

Hace unos años, hablar de espumantes era hacer referencia obligadamente a celebraciones. Y, seguramente, la primera opción que venía a la mente era "Extra Brut". 

Sin embargo, las situaciones de consumo se ampliaron de manera notable. Y, de la mano de consumidores que salieron en busca de nuevas experiencias, el universo de las burbujas corrió las fronteras con propuestas sumamente innovadoras.

Por eso, la llegada del 2021, el inicio del verano y el comienzo de la temporada alta para los espumantes, significan un momento ideal para ver qué hay de nuevo en esta categoría, para explorar y experimentar con nuevos sabores.

Arranquemos por una de las novedosas propuestas que tenés que conocer: Mumm Léger Spritz, el último lanzamiento de Bodega Mumm.

 

¿De qué se trata? Su nombre lo dice todo: con sutiles aromas a cítricos, que recuerdan a la piel de naranja amarga, este espumante de baja graduación alcohólica (7,8%) avanza hacia otro nivel, convirtiéndolo en una alternativa sumamente versátil para disfrutar como aperitivo, en una tarde con amigos; o, por qué no, al costado de la pileta. También, obviamente, es una alternativa diferente para elevar las copas en alguno de los festejos de fin de año.

En Vinos & Bodegas degustamos Mumm Léger Spritz, un espumante 100% Mostcatel Rosado, producido a partir de uvas provenientes de San Rafael, y elaborado bajo método Charmat, lo que tiende a asegurar una fruta fresca y brillante, en altísima definición.

¿Qué nos gustó de este espumante con espíritu bitter? Arranquemos por la parte aromática: primero aparece una fruta blanca pero que convive en un mismo plano sugerentes notas de cítricos, sobre un fondo entre especiado y herbal, imprimiéndole un carácter bien fresco y exótico. En boca se percibe una mousse delicada y envolvente, con un dulzor que está excelentemente balanceado por una amable cuota de acidez y un ligero toque amargo. Esas tres sensaciones dan como resultado un final que si tuvieras que resumirlo con un hasthag sería #fresquísimo!

Como decíamos, ese toque cítrico, que recuerda a las naranjas un toque amargas, lleva a este espumante a un nuevo nivel y, por eso, vale la pena descontracturarse y convertir la experiencia en un momento sin protocolos

Podés servirlo en copas de vino blanco o, por qué no, de vino tinto. Y si no, mucho mejor, en copones (de esos que no tienen tallo). Si la temperatura sube, podés agregarle unos hielos y darle un giro y experimentar: desde la bodega proponen acompañarlo de un garnish, como la piel de naranja o hierbas aromáticas, para convertirlo en un cocktail híper fresco y definitivamente bebible.

#Winetip: desde Mumm marcan un dato importante y es que para que la experiencia sea ideal, el espumante tiene que estar a una temperatura cercana a los 5°C; por eso, si no le agregás hielo y querés acompañar una charla o un momento de relax, es mejor mantenerlo en una frapera con dos tercios de hielo y el resto completado con agua.

Mumm Léger: más que un espumante dulce

Vamos con la segunda alternativa: Mumm Léger, que marcó el origen de esta familia de burbujas innovadoras. Del mismo modo que su variante Spritz, está elaborado bajo método Charmat, con uvas 100% Moscatel Rosado.

 

¿Con qué te vas a encontrar cuando lo sirvas? Lejos de un estilo complejo, este espumante revela en nariz esa identidad tan característica de la uva Moscatel, pero con una atmósfera cargada de frutas de carozo y también trazos tropicales. En boca nos gusta porque tiene una mousse ligera pero envolvente, con un centro cargado con mucha de esa fruta y un perfecto balance entre el dulzor natural y una acidez que lo va llevando con delicadeza. ¿Qué significa esto? Que es súper amable pero tiene ese espíritu vibrante que evita que empalague, dejando un final súper refrescante. Y esa frescura perdura y perdura.

Es importante remarcar que los espumantes denominados "dulce natural" se obtienen a partir de una única fermentación, la cual se detiene por medio de frío, logrando así una bebida de bajo alcohol y con más azúcar residual.

"Los espumantes dulces son muy versátiles y permiten una gran variedad de maridajes. Acompañan muy bien platos de postres como cheesecake de frutos rojos, mousse de maracuyá, tarta tibia de manzanas o pavlovas. O también opciones de platos salados como picadas con bruschettas, sandwiches y ensaladas frescas", recomiendan desde Mumm.

Para nosotros, es una alternativa perfecta para acompañar una tabla de quesos suaves bajo el sol del mediodía.

Pero, más allá del momento y la forma en que lo pruebes, lo importante es que te animes a experimentar y que nos cuentes qué hashtag le pondrías a estas burbujas. 

Vinos & Bodegas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído