01.12.2021
DÓLAR
100.00 / 106.00 0.00%
BLUE
198.50 / 201.50 0.25%

La industria del vino, en contra del impuesto del 3% para financiar tratamiento ambiental de envases

La industria del vino, en contra del impuesto del 3% para financiar tratamiento ambiental de envases
Desde el sector empresario critican la aplicación de un gravamen del 3% a los productos envasados, medida que generaría más problemas que beneficios
Por iProfesional
18.11.2021 19.08hs Vinos & Bodegas

En el Congreso se está analizando una nueva tasa de 3% que se aplicará a diversos productos envasados para financiar su tratamiento ambiental.

Se trata de un asunto que gira en torno a la "ley de envases", con lo que se obtendría una recaudación que si bien no se sabe con exactitud cuánto podría ser, generaría un fondo millonario que será manejado por el Ministerio de Ambiente que está a cargo de Juan Cabandié.

Mediante esta ley, se propicia establecer los "presupuestos mínimos de protección ambiental para la gestión integral de envases y reciclado inclusivo", tal como sostiene el proyecto, que ingresó al parlamento el 28 de octubre pasado. Entonces Cabandié, Máximo Kirchner y la Federación de Cartoneros presentaron el proyecto de "Ley de envases con inclusión social" y se estima que podría estar lista para ser aprobada en Diputados antes del 10 de diciembre. 

Según los fundamentos presentados, en la Argentina hay unas 45.000 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos. De ese número se estima que un 21,2% son residuos de Envases Post Consumo. Estos datos de cantidad de residuos se enmarcan "en una sociedad de obsolescencia programada y precoz, de consumo desvinculado con los impactos dañinos que acarrea la generación de residuos y de tendencia al aumento de dicho consumo y descarte", dice el proyecto.

Con el fin de gestionar el tratamiento de esos envases es que se quiere aplicar una tasa del 3%.

En este contexto, comenzaron a surgir críticas desde el sector empresario a la aplicación de un impuesto del 3% a los productos envasados, medida que generaría más problemas que beneficios, según advierten. 

Desde Bodegas de Argentina, entidad que nuclea a los mayores establecimientos del país, señalaron que "apoyamos toda iniciativa tendiente al cuidado del mismo, pero no compartimos que la forma de implementarlo consista en la aplicación de un impuesto que se suma a la ya insostenible carga tributaria que tenemos".

En paralelo, desde la entidad hicieron foco en el hecho de que será el Estado el único responsable de manejar esos fondos: "Los sistemas administrados por privados y controlados por el Estado, resultan exitosos tanto en la eficacia como en eficiencia, al generar cambios en los materiales utilizados, logísticas de retorno y sinergias en general. Como industria exportadora, nuestros productos se consumen en mercados donde existen estos modelos y los resultados son beneficiosos para las empresas, los consumidores, el medio ambiente y la comunidad toda". 

"Monitorear los criterios asociados a los costos, la gestión de los fondos, la eficiencia del sistema y el cuidado del medio ambiente, son aspectos que las empresas necesitan garantizar teniendo en cuenta la citada Responsabilidad Extendida", indicaron, para luego señalar que "es una buena oportunidad para que nuestro país organice un sistema de recupero y reciclado de envases, acorde a los tiempos y los cambios que se dan en el mundo, con eficiencia en la gestión y disminución en las cargas impositivas". 

 

Más voces en contra

Las empresas asociadas a la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham) también habían salido a rechazar el proyecto que aplica una tasa del 3% a los envases de alimentos y otros productos de consumo masivo, para financiar su tratamiento ambiental.

En la misma línea se expresó Florencia Canzonieri, directora Ejecutiva de Cadibsa (cámara de bebidas sin alcohol), al sostener su rechazo a un "nuevo impuesto".

"No estamos de acuerdo en crear un nuevo tributo, ni nos parece que los fondos los maneje exclusivamente el Estado. Sí con una administración mixta", señaló.

Para las compañías de origen norteamericano, se trata de una "propuesta anacrónica, que no soluciona el problema de fondo y que, por el contrario, genera una mayor carga tributaria, sin una clara contraprestación por los fondos que generaría".

La AmCham alertó que este tipo de políticas "obstruyen la generación de empleos, limitan las nuevas inversiones, propenden a escaladas de precios y crean un ambiente regulatorio hostil, restrictivo e imprevisible".

"Más que nunca es necesario que el gobierno y en este caso el Congreso Nacional desarrolle políticas de acompañamiento al empleo y la inversión, y recree las condiciones para un clima de negocios previsible, sobre la base de reglas de la libre empresa, siendo este el único camino posible hacia una recuperación sustentable de nuestra economía", sostuvo la cámara.

Y destacó que las empresas enroladas en AmCham están "comprometidas con el cuidado del ambiente y el paradigma de la economía circular, más aún, están convencidas de la necesidad de un adecuado marco regulatorio para el tratamiento y manejo de los envases utilizados en la comercialización de todo tipo de productos, que sea armónico con los estándares internacionales y compatible con la tecnología disponible en el país".

El proyecto es impulsado por el Frente de Todos y ya tuvo dictamen de comisión

Por su parte, desde Cadibsa puntualizaron que el sector ya alcanzó un "25% de utilización de material reciclado y buscamos buscar incrementar este porcentaje".

En diálogo con la agencia NA, Canzonieri dijo que se debe buscar "recuperar el material utilizado en el mercado, ya que el promedio de recupero para el envase PET es del 20% y si bien hay un tema con las estadísticas que no son tan exactas, debemos incrementar este porcentaje, que también nos permita colaborar con la industria del reciclado".

Explicó que otro objetivo es "lograr la concientización de la población, que el consumidor en origen separe en su hogar".

"Necesitamos una ley que sea un modelo amplio, que logre el involucramiento de las empresas, que sea sustentable en el tiempo. Esto requiere una solución mixta, pero debe ser algo colectivo, a favor de todos, y que permita generar empleo genuino y permita también dar crecimiento a la industria del reciclado", señaló.

Cómo avanza la Ley de Envasado en el Congreso

Este martes, la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados emitió dictamen favorable al proyecto. La decisión se adoptó en una reunión de comisión -que preside el diputado del Frente de Todos Leonardo Grosso- en la que expusieron representantes de la Federación de Cartoneros y de la industria, que expresaron sus reparos a la creación de una tasa y a las nuevas regulaciones.

El despacho fue respaldado por el Frente de Todos pero cuestionado por Juntos por el Cambio, que presentó un dictamen de minoría.

Al respecto, el diputado nacional de JxC Luciano Laspina hizo un comentario a través de su cuenta personal en Twitter. "OTRO IMPUESTAZO. El oficialismo impulsa una ley de reciclado de envases que crea una "tasa" (un impuesto) de hasta 3% sobre el precio mayorista de los productos envasados. Curioso: dos productos con igual envase pagarán distinto según el valor de su contenido y no por su envase!", dijo el diputado.

La ley crea el Sistema Nacional de Gestión de Envases (SINAGE), que, entre otras cosas, se encargaría de monitorear los sistemas de gestión, la mayoría de ellos con cooperativas de reciclaje, que conformarán "las autoridades locales, consorcios regionales, u otras entidades que las reemplacen".

Esto sería financiado por la Tasa Ambiental de Responsabilidad Extendida (TAREP) respecto de los envases alcanzados por esta ley, la que tendrá como objeto garantizar la protección mínima ambiental, evitar el impacto negativo que estos generan sobre el ambiente de no gestionarse de acuerdo con la jerarquía de opciones, y dar cumplimiento a los restantes objetivos del artículo 2° de la presente. Los productores responsables de la puesta en el mercado de los mismos deberán abonar la TAREP.

En el artículo siguiente, fija el valor de la tasa. "El valor de la TAREP deberá ser expresado en pesos argentinos por kilogramos de materiales en los envases y no podrá ser superior al 3% del precio mayorista de venta del producto envasado". Es decir, podría aplicarse hasta un 3% de tasa el precio mayorista de cada envasado en rubros como limpieza, medicamentos, alimentos o envíos, entre muchos otros. Miles de productos.

Con lo recaudado por el pago de esa tasa se creará un fideicomiso, administrado por la banca pública que servirá para fortalecer los sistemas públicos de gestión de envases, promover la inclusión de las y los recicladores, impulsar la valorización de los envases y fomentar el desarrollo del ecodiseño, entre otros objetivos.

Temas relacionados