iProfesional

Desde sushi a un brunch, propuestas perfectas para disfrutar de las innovadoras burbujas de Mumm Léger

Si buscás un espumante versátil y fácil de beber, descubrí qué propone Mumm Léger. Además, diferentes tips para llevar la experiencia a otro nivel
Por iProfesional
28/12/2021 - 07,01hs
Desde sushi a un brunch, propuestas perfectas para disfrutar de las innovadoras burbujas de Mumm Léger

Verano, amigos, parejas, tiempo de relax y de disfrute. Arrancó la época ideal para juntarse y pasar un buen momento y con buena compañía.

Ya sea para almorzar, cenar, brunchear o sumarse a la tendencia del teanner, el verano también es la época perfecta para explorar nuevas propuestas en el mundo de las burbujas.

Atrás en el tiempo quedó la asociación clásica de los espumantes con los festejos. Actualmente, esta categoría es perfecta para acompañar un amplísimo abanico de platos y propuestas gastronómicas.

En esa dirección, Mumm le dio una vuelta al mundo de las burbujas con dos etiquetas realmente innovadoras: Mumm Léger y el recién lanzado Mumm Léger Spritz. ¿Sus características? Son espumantes versátiles, frescos, fáciles de beber y con la ventaja de contar con una baja graduación alcohólica.

Mientras que Mumm Léger Spritz suma un giro bitter y es perfecto para la hora de los cócteles (copón + hielo + rodaja de naranja y ¡listo!), Mumm Léger es ideal para acompañar todo tipo de platos.

Dos espumantes realmente innovadores: Mumm Léger y Mumm Léger Spritz

¿Qué propone Mumm Léger? Es un espumante elaborado a partir de uvas moscatel, que ofrece en nariz notas ligeramente tropicales, cítricas y otras que recuerdan a las flores blancas; en tanto que en boca se destaca por su excelente balance entre dulzor y acidez, con una mousse súper amable.

Mumm Léger: ¿con qué acompañarlo?

Si es noche (o mediodía) de sushi, Mumm Léger puede llevar el plan a otro nivel. Mumm Léger marida muy bien con todo tipo de rolls, especialmente con los de salmón y mango, o durazno. También, funciona a la perfección para acompañar rolls y nigiris con un toque de salsa de maracuyá.

Si no, podés optar por la versión deconstruida del sushi: poke bowl o sushi salad, una opción trendy, rápida y liviana que se entenderá muy bien con las burbujas.

El verano también es la temporada alta para los fuegos. Y no solamente para el típico asado: las pizzas a la parrilla le dan un toque realmente diferente a un clásico.

Te pasamos algunos tips para maridarlas con Mumm Léger: podés hacer unas bien suaves, con muzzarella y bocconcini y unas hojitas de rúcula y tomates secos; otra más clásica, de muzzarella y cebollas caramelizadas y otra, para quienes busquen sabores más intensos, de queso de cabra con peras desecadas (previamente hidratadas).

Si optás por opciones frescas, las ensaladas abren un abanico casi infinito de posibilidades: desde la clásica caesar con pollo, parmesano y aderezos, hasta propuestas bien originales.

Una opción es reversionar la clásica Waldorf con manzana, apio y nueces, pero sumándole yogurt natural y trigo sarraceno (un gran alimento que vuelve a ser tendencia).

También, podés buscar contrastes con una ensalada de mango, queso brie, rúcula, un toque de miel y almendras tostadas.

O, por qué no, una alternativa veggie y de estilo rústico: cous cous saborizado, calabaza al horno, arvejas, mix de hojas verdes y semillas de girasol (ideal tostadas).

Si querés disfrutar de Mumm Léger de una manera bien simple, podés optar por una tabla de quesos de pasta blanda, tipo brie; u optar por otros más exóticos, estilo Morbier (el que tiene la característica línea divisoria horizontal oscura en su interior). Para darle un giro a la tabla, sumale frutos secos y un touch dulce, con dátiles e higos turcos. Sumale un plus con una provoleta de queso camembert con peras y unos hilos de miel.

Además, por su baja graduación alcohólica y el nivel de dulzor en el punto justo, con Mumm Léger podés lograr una gran experiencia junto a un brunch o durante un high tea o "teanner", una tendencia que consiste en comenzar a cenar temprano (a partir de las 18 horas), combinando cupcakes, sándwiches (de jamón crudo y queso cheddar o, por qué no, de lomito y alcaparras), focaccias, bruschettas de salmón o una tabla vegetariana.

Te pasamos otro tip: en Italia es costumbre consumir el Asti spumante, un producto dulce del estilo de Mumm Léger. Lo hacen como parte de la sobremesa, junto a ensaladas de frutas y pannetone.

Las burbujas de Mumm Léger van muy bien con diferentes propuestas de patisserie, como cupcakes o cheecakes. Además, es el complemento ideal para otras alternativas dulces, como pavlovas, mousse de maracuyá o helados de frutas.

Como decíamos: ya sea durante un almuerzo o cena o como aperitivo; con amigos, amigas o en pareja, Mumm Léger es el aliado perfecto para el verano.

Descubrí más sobre las nuevas experiencias que propone la plataforma Mumm Léger en este link. También, podés descrubrir las últimas tendencias en burbujas en el perfil de Instagram de Mumm Argentina.