iProfesional

Represión, balas de goma y corridas: los hechos de violencia durante la huelga

La Gendarmería reprimió un corte en la Panamericana y dejó a tres trabajadores heridos. En Mar del Plata, dos taxistas fueron agredidos
Por iProfesional
10/04/2014 - 12,34hs
Represión, balas de goma y corridas: los hechos de violencia durante la huelga

El paro general impulsado por las centrales obreras opositoras el Gobierno tuvo como protagonistas a distintos hechos de violencia. A primera hora de la mañana, grupos de izquierda intentaron cortar la Autopista Panamericana a la altura del Kilómetro 35 del ramal Campana. La Gendarmería salió al choque y hubo piedrazos, balas de goma y corridas.

En tanto, en Mar del Plata, dos taxistas fueron agredidos por no adherir al paro.La primera agresión se registró poco después de las 8 en la parada de taxis de La Rioja y avenida Colón donde un vehículo recibió un golpe en la luneta trasera por ocupantes de dos vehículos de color blanco que lanzaron un objeto que destrozó el cristal.

En tanto, otro taxi fue apedreado poco después de las 9.30, en las calles San juan y Necochea por dos personas en una moto negra que lanzaron una piedra que rompió la luneta trasera e impactó en el hombro del chofer que tuvo que ser atendido por médicos de una ambulancia, según consignó La Nación.

Donato Cirone, titular del Sindicato de Peones de Taxis (Supetax), que no adhirió al paro, indicó que habló con el jefe departamental de policía y le solicitó "las garantías necesarias para la prestación de servicio por parte de los taxistas" y añadió que ôhay compañeros recorriendo la ciudad para localizar a los vehículos que están agrediendo a los taxistas".

Incidentes en Panamericana

A las 6.20 de la mañana, una columna de manifestantes subió a la autopista -altura kilómetro 35, Ramal Campana- para impedir que los automovilistas puedan transitar por el lugar.

Los efectivos que custodiaban la zona demoraron segundos en intervenir: formaron una barrera humana y con un rápido movimiento en conjunto empujaron a la gente afuera de la Panamericana; un par de manifestantes intentaron agredir a las fuerzas de seguridad, y hubo pedradas, balas de goma y corridas. Pero la violencia no prosperó.

Una de las líderes de la manifestación era Vilma Ripoll (MST-Nueva izquierda), quien, instantes después del primer incidente, advirtió: "Lo que logran con estas provocaciones es que la gente no se quiera ir. La autopista está llena de (agentes de) Gendarmería por todos lados, hay una cantidad impresionante".

Pese al primer intento fallido, la dirigente anunció: "Vamos a insistir para denunciar arriba de la ruta las condiciones de todas las fabricas de esta zona, donde hasta la Ford está parada".

"¿Dicen que la gente quiere ir trabajar? Acá no hay colas (de automóviles), no hay nadie, tienen que decir con claridad que el paro es un éxito rotundo", destacó Ripoll en declaraciones a C5N.

La promesa de la representante de la Izquierda se cumplió minutos después, cuando otro grupo de manifestantes mucho más numeroso volvió a subir a la autovía y desbordó el operativo de contención que intentó realizar la gente de Gendarmería: el frente era tan grande que muchos militantes rompieron el cerco porque consiguieron filtrarse entre los agentes de la fuerza.

Pese a la intervención de los carros hidrantes, la gente de la izquierda logró su cometido: interrumpió la circulación por la Panamericana a la altura del kilómetro 35 del ramal Campana. Y sus representantes anunciaron que el corte seguirá durante varias horas.

"El paro triunfó desde la hora 0, es una victoria extraordinaria en este cordón industrial. Y nos llegan noticias de que lo mismo sucede en otros lugares", destacó el diputado nacional Néstor Pitrola, otro dirigente político que se sumó al piquete.

"Pararon Ford, Kraft, Fate, SMATA, todas las grandes fábricas, incluidas las alimenticias, así que la medida de fuerza es un éxito", remarcó.

"Se abre una nueva etapa, que comenzó con las huelgas docentes y continúa con este paro que pide definir hacia donde va el país", consideró el legislador. "Creo que es una de las huelgas más extraordinarias", evaluó.

Temas relacionados