Impulsó la investigación contra Felisa Miceli y en 2013 quedó a cargo de la causa de la "ruta del dinero K". ¿ El candidato para suceder a Gils Carbó?
Por iProfesional
10/04/2016 - 13,18hs

El hombre que imputó a la ex presidenta Cristina Kirchner en la causa que investiga presunto lavado de dinero es el hijo de una maestra y el dueño de una óptica y lleva más de treinta años trabajando en la justicia federal porteña.

Por su perfil profesional y político, muchos ven en él al próximo procurador general.

Ocurre que el fiscal Guillermo Marijuan es uno de los principales opositores dentro de la Justicia a la gestión de Alejandra Gils Carbó

Imputó a la procuradora y hasta pidió su indagatoria por las designaciones que hizo para cubrir puestos clave en el Ministerio Público.

Marijuan tiene 50 años, está separado y es padre de dos hijas. Estudió Abogacía en la Universidad de Buenos Aires y se graduó como abogado cuando tenía sólo 23 años.

Ingresó como meritorio en el Juzgado Federal N° 4, a cargo de Amelia Berraz de Vidal, que tenía una vacante ese verano, y luego de algunos meses fue designado con el cargo más bajo del escalafón en la Fiscalía Federal N° 4, a cargo de Beraldi

Como era tan joven, no se animó a presentarse a un concurso para ser secretario de la Cámara Federal.

Finalmente lo ganó gracias a una compañera que lo anotó sin su conocimiento.

Trabajó entonces con los camaristas Juan Carlos Rodríguez Basabilvaso y Raúl Vigliani. En 1993 fue nombrado fiscal federal adjunto en la Fiscalía Federal N° 12, cuyo titular es Oscar Amirante, y, con la llegada del procurador general de la Nación Esteban Righi y las vacantes producidas por las renuncias de los fiscales a cargo de la causa AMIA, asumió como titular en la Fiscalía Federal N° 9.

En 2001, impulsó una investigación por jubilaciones truchas en La Rioja, que involucró al ex procurador general de la Nación Angel Agüero Iturbe, al masajista de Carlos Menem y al profesor de tenis de su hija Zulemita.

Como jefe de la Unidad Fiscal de Investigaciones de la Seguridad Social (Ufises), que investigó estafas con planes sociales y jubilaciones, Marijuan abrió 4500 investigaciones e hizo 2500 presentaciones en la justicia federal por irregularidades.

También impulsó la investigación contra la ex ministra de Economía de Néstor Kirchner Felisa Miceli, por una bolsa con dinero en el baño de su despacho.

En 2013 tomó la investigación sobre lavado de dinero que incluyó a Lázaro Báez y Martín Báez como imputados en la causa.

También fue uno de los firmantes de la denuncia en conjunto de los fiscales federales contra el supuesto espía Héctor Bogado, que figuraba en la denuncia de Alberto Nisman sobre un plan criminal para desvincular a los iraníes del atentado a la AMIA.

Recayó en el juzgado de Norberto Oyarbide y Marijuan decidió impulsar la acción e imputar a Bogado para avanzar en la causa.

Cuando en 2013 Marijuan embistió contra los nombramientos para cubrir fiscalías que deberían abocarse al juzgamiento de represores, seis organismos de Derechos Humanos, entre ellos las Abuelas de Plaza de Mayo, lo denunciaron por "mal desempeño" y lo acusaron de poner en riesgo los juicios por crímenes de lesa humanidad.