La Armada, a la defensiva: "Ninguna unidad zarpa si no está en condiciones de navegar con seguridad"

El vocero de la Fuerza, Enrique Balbi, dedicó una importante parte de la última conferencia de prensa a justificar el accionar de la Marina en las operaciones de búsqueda del San Juan. También argumentó que el mantenimiento de las unidades navales y aéreas es el correcto. Continúa el operativo
Por iProfesional
24/11/2017 - 02,00hs
La Armada, a la defensiva: "Ninguna unidad zarpa si no está en condiciones de navegar con seguridad"

La búsqueda del submarino ARA San Juan sigue sin dar resultados positivos, tras conocerse que una explosión podrí­a haber ocasionado su pérdida.

En el último parte oficial de la Armada, que se ofreció este jueves cerca de la noche, el vocero de la fuerza, Enrique Balbi, no ofreció novedades relevantes sobre el operativo de rescate. En cambio, respondió a trascendidos y versiones que circulan en medios y redes sociales, pero también a las declaraciones acusatorias de varios familiares de tripulantes.

"Ninguna unidad de la Armada zarpa o decola si no está en condiciones de operar con total seguridad", sentenció el marino, quien agregó que la fuerza posee toda la información sobre la operación del ARA San Juan "totalmente documentada" para cuando se la requiera.

Además, dijo que "la antigí¼edad de las unidades no implica su obsolescencia", como respuesta a los cuestionamientos que están surgiendo sobre la viabilidad del aparato militar argentino. "El estado operativo sólo puede ser evaluado por profesionales idóneos", remarcó.

Balbi también negó que la Armada haya tenido información sobre las anomalí­as hidroacústicas antes del miércoles, cuando recibió los datos de parte de Estados Unidos.

"Volvemos a ratificar que esa información se recibió en el dí­a de ayer. Si la armada hubiera tenido esa información con anterioridad, se habrí­a realizado todo el esfuerzo en esa zona", aseguró.

La defensa sobre el accionar de la marina de guerra justificó también el cómo se llevó adelante el inicio de la búsqueda del San Juan. "La armada aclara que se cumplió el pan de búsqueda y rescate del submarino en tiempo y forma. Se comenzó cumplidas las 36 horas desde la última comunicación, siguiendo normas homologadas internacionalmente", destacó Balbi.

El vocero también atendió el frente institucional, en un momento en que comienzan a surgir rumores de retiros de oficiales navales, cambios en la cúpula y hasta de una intervención civil de la fuerza. "Las comunicaciones oficiales a las autoridades correspondientes se brindaron siempre en tiempo y forma", dijo, en lo que parece ser una alusión al trascendido de que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se enteró de la crisis mediante un portal de Internet.

En tanto, el intenso operativo que trata de dar con el ARA San Juan se encuentra enfocado en la zona donde Estados Unidos reportó haber escuchado una "anomalí­a hidroacústica", que ya admitida como una explosión por la Armada. Allí­ se encuentran seis buques especializados realizando un barrido del fondo oceánico con sus instrumentos.

Además, siguen patrullando desde el aire los aviones P8 Poseidon (Estados Unidos), P3 Orion (Brasil) y un C130 de la Fuerza Aérea Argentina especialmente equipado para misiones de búsqueda.

No obstante, Balbi señaló que también se sigue realizando la pesquisa en otras áreas cercanas.Una explosión confirmadaEl encargado de dar la noticia fue el mismo vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, en la mañana de este jueves.

"A las 10.20 nos llegó la información del embajador argentino en Austria, Rafael Grossi, de que se registró un evento anómalo, singular, violento y no nuclear coincidente con una explosión", aseguró este jueves durante una conferencia de prensa.

El estallido, según los datos que se brindaron, ocurrió el miércoles 15 de noviembre, el dí­a en que se registró la última comunicación con el submarino.

"Este evento coincide con la información recibida ayer de Estados Unidos que hubo el miércoles a las 10.31 se detectó una anomalí­a hidroacústica", dijo.

Por primera vez desde que comenzó la búsqueda del submarino ARA San Juan, la Armada habló oficialmente de la posibilidad de "una explosión" el pasado miércoles. No obstante, desde la fuerza pidieron cautela.
Balbi aseguró que lo siguen buscando, como así­ también a sus 44 tripulantes.

Balbi, explicó que "hay seis unidades que están barriendo el fondo (de la zona donde desapareció la nave) para tratar de localizar al submarino" y aclaró: "Hasta no tener certezas, vamos a continuar con el esfuerzo de búsqueda del submarino y los 44 tripulantes".

La confirmaciónEl titular del organismo contra ensayos nucleares confirmó que hubo "señal inusual cerca de la última posición conocida" del submarino ARA San Juan.

Se trata de Lassina Zerbo, secretario general de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, quien confirmó este jueves la información provista a la prensa.

"Nuestra red hidroacústica detectó una señal inusual cerca de la última posición conocida del submarino perdido (ARA) San Juan. La señal, de un evento impulsivo submarino fue detectado el 15 de noviembre a las 13:51 GMT", puntualizó el funcionario a través de la red social Twitter.

Precisó que la posición del evento fue "Lat -46.12 grados; Long: -59.69 grados".

Zerbo indicó que "los detalles y los datos fueron compartidos con las autoridades argentinas".

 

 

 

 

El informanteEl embajador en Austria, Rafael Grossi, fue quien proveyó el dato. Fue el responsable de contactarse con las autoridades nacionales para contar la triste novedad.

"Esta madrugada", contó Grossi, recibió la información técnica de que se registró una explosión en el Atlántico Sur el dí­a de la desaparición del submarino ARA San Juan.

El funcionario señaló que le brindaron la información "en la madrugada de hoy" y que "ni bien" contó con ella se la comunicó al canciller Jorge Faurie a través de los canales correspondientes.

El diplomático explicó en declaraciones televisivas, que la información se la brindó la Comisión Preparatoria para la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares.

"Acá hubo un fenómeno casi idéntico del de una explosión en el lugar donde estaba el submarino", señaló el embajador de acuerdo a la información que le ofreció el organismo internacional en Viena.

Y destacó la "enorme generosidad y solidaridad con la Argentina para darnos estos análisis", en tanto que precisó que habí­a solicitado la información hace algunos dí­as.

El embajador indicó que "es muy probable" que se haya registrado una explosión en el submarino, lo que "determina el momento y el lugar" del episodio.

Destacó que el organismo internacional custodia la aplicación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, por lo que monitorea "el latido de la Tierra" las 24 horas.

 

Se trata de dispositivos que buscan "determinar que no haya ensayos nucleares" y que en este caso "capta otra cosa".

Una catástrofeEl padre de Damián Tagliapietra, uno de los 44 tripulantes del desaparecido submarino "ARA San Juan", afirmó este jueves que el jefe de su hijo le confirmó que el miércoles de la semana pasada se registró una explosión en la zona en la que se produjo la última comunicación de la nave, y también le informó que "están todos muertos".

"No puedo hablar mucho. Me llamaron hace quince minutos para decirme que explotó", dijo, entre lágrimas, Tagliapietra en diálogo con radio La Red.

Al ser consultado sobre si los tripulantes sobrevivieron, sentenció: "El jefe de mi hijo me confirmó que están todos muertos porque la explosión fue entre los 200 y mil metros de profundidad hace una semana, ocho dí­as".

Y agregó: "Es básico, no hay mucha vuelta para darle. No hay ser humano que sobreviva a eso".

Tras conocerse la noticia a media mañana de este jueves, algunos familiares que estaban en la Base Naval Mar del Plata que se enteraron de lo sucedido minutos antes de la conferencia, abandonaron el lugar entre llantos, dolor e insultos.

"Los mataron, mataron a mi hijo", gritó ante la prensa el padre de unos de los tripulantes al salir de la Base.

En tanto, el hermano de otro de los tripulantes, dijo: "Nos mintieron, nos mintieron".

Itatí­ Leguizamón, esposa de un submarinista, visiblemente enojada contó que los familiares tienen bronca y expresó: "No nos dijeron que murieron pero nos dicen que están a tres mil metros. Son unos desgraciados perversos".

La mujer además comentó:"Inauguraron en 2014 un submarino pintado por fuera y cero equipado por dentro".

Por su parte, Jésica Gopar, esposa de Fernando Santilli, cabo de la tripulación, comentó que ella no estuvo en la Base Naval, junto a los familiares durante estos dí­as, y que fue al lugar a llevar un cartel en el que expresaba su esperanza de volver a ver a su marido.

"Vine a traer un cartel, pero me enteré que no volvieron y no van a volver nunca más", sentenció acongojada.

"Tení­a una mala espina y se concretó. Pero puedo decir que no nos ocultaron información y que salieron sin tener averí­a", indicó al ser consultada por los periodistas si la Armada le ocultó datos sobre la búsqueda.

Suspenden actividadesAntes de recibir esta información, la Armada se preparó para el peor final y emitió un comunicado interno en el que se ordenó suspender todo tipo de eventos sociales festivos habida cuenta del clima de incertidumbre que se vive por estas horas dentro de la fuerza.

En el texto se solicita a todos los miembros "ajustarse a un criterio de austeridad, sobriedad y bajo perfil" en atención a la "crí­tica situación institucional" provocada por el extraví­o del naví­o. Por lo tanto, se sugiere que los actos por fin de cursos, entrega de premios y aniversarios se realicen "en lugares cerrados y sin dar difusión".

En esa lí­nea, la fuerza también decidió que "queden anuladas todas las recepciones, fiestas de fin de año, celebraciones y festejos que impliquen reuniones sociales".

Por último, el comunicado aclara que "los eventos deportivos, y cualquier otro tipo de evento social, tendrán el mismo tratamiento".