Más artículos

Fortuna sin dueño

Heredero se busca: un millonario dejó una fortuna de u$s20.000 millones

Heredero se busca: un millonario dejó una fortuna de u$s20.000 millones
El ejecutivo falleció el lunes pasado a los 65 años y no estaba casado ni tenía hijos. Su patrimonio supera los u$s20.000 millones
18.10.2018 20.38hs Actualidad

El empresario Paul Allen, cofundador de Microsoft, falleció el lunes a los 65 años dejando una fortuna superior a los u$s20.000 millones. No obstante, no se casó ni tuvo hijos, por eso existen dudas sobre quien heredará su patrimonio.

En este sentido, no se indicó qué ocurrirá con su fortuna, que lo ubicaba en el puesto 44 de la lista de multimillonarios de la revista Forbes. En 2010, firmó la iniciativa Giving Pledge que lanzó Gates junto a Warren Buffett.

Allí decidió al menos la mitad de su fortuna se destinaría a la filantropía, por lo que su herencia tendría como destinatario a instituciones con las que colaboró.

Entre su patrimonio se destacan:

- Varias mansiones en Mercer Island, en los suburbios de Seattle, donde vivía
- Una mansión en la exclusiva comunidad de Athernon, en San Francisco
- Un terreno Los Ángeles junto a una mansión estilo mediterráneo en Beverly Hills
- Una propiedad en Kailua-Kona, en Hawaii
- Dos yates: Tatoosh, por el que pagó u$s140 millones; y Octopus, con un precio de mercado de u$s175 millones.
- Un buque explorador científico RV Petrel, que le permitió encontrar en el fondo del mar al USS Indianapolis y al USS Lexington.

¿Qué pasará con sus bienes?

Lo más probable es sus activos se vendan o subasten, para destinar lo recaudado a caridad. De hecho, Allen fue reconocido con la Carnegie Medal of Philanthropy por sus labores caritativas.

Durante su vida, recaudó cerca de u$s2.300 millones a proyectos en el ámbito de la salud, la educación, las artes, la conservación ecológica y la investigación en el ámbito de la inteligencia, tanto natural como la artificial.

Unas de sus donaciones consistió en u$s48 millones a la biblioteca de la Universidad de Washington, donde trabajaba su padre. Allí se colaba junto con Gates para usar las computadoras.

También creó proyectos e iniciativas a través de su fundación y de Vulcan, la sociedad que gestiona y canaliza sus inversiones. Como el Allen Institute for Brain Science, que fundó hace 15 años y hacia la que destinó u$s435 millones. También creó tres organizaciones que comparten datos y herramientas en el ámbito de la inteligencia artificial.

Con respecto a la cultura, fundó el Museum of Pop Culture, el año pasado inauguró el Upstream Music Fest + Summit y era uno de los 200 mayores coleccionistas, con obras de Renoir, Gauguin, Alexander Calder o David Hockney entre otros. También amasó en vida una colección incalculable de aviones restaurados de la Segunda Guerra Mundial, que se exponen en el Flying Heritage and Combat Armor Museum. Era propietario además de los equipos de fútbol americano Seahawks de Seattle, con los que ganó la Superbowl, y los Trail Blazer de Portland.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Actualidad
Te puede interesar