¿Otra vez sopa?: los tres factores que inflan la nueva burbuja y el gran temor que trae la economía 4.0 Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Angelici en Boca: cuántos millones invirtió el club para acercarse al esquivo sueño de la Libertadores

Angelici en Boca: cuántos millones invirtió el club para acercarse al esquivo sueño de la Libertadores
Desde 2011 hasta el último mercado de pases, el Xeneize gastó más de u$s125 millones en refuerzos. Sin embargo, nunca pudo ganar la Copa Libertadores
Por Juan Minotti
08.10.2019 17.50hs Actualidad

Daniel Angelici llegó a Boca en diciembre de 2011 con un objetivo claro, expresado a lo largo de toda su campaña: ganar la Copa Libertadores.

Muchos aún recuerdan y le reclaman por algunos polémicos tuits. En ellos, el empresario instaba a los hinchas a actualizar el pasaporte, supuestamente para realizar los viajes por América en busca del tan ansiado trofeo. Y, por qué no, también para trasladarse a Asia, donde habitualmente se juega el Mundial de Clubes, que congrega a los ganadores de los torneos continentales del mundo.

Lo cierto es que El Xeneize lo intentó, pero jamás lo consiguió. Estuvo muy cerca en tres ocasiones. En 2012 jugó la final del torneo más importante de América frente a Corinthians, pero tras empatar en Buenos Aires, el conjunto azul y oro cayó en San Pablo. Esto, en medio de un clima enrarecido por el anuncio de la salida del club del máximo ídolo de su historia; Juan Román Riquelme.

Una de las cosas que más se le reclamó al hasta hoy presidente de la institución es el alejamiento del 10, con quien mantuvo siempre una relación tirante. Además, se le cuestionó la no renovación de contrato de Facundo Roncaglia, quien marcó el gol para Boca en la ida y no pudo jugar la vuelta porque su acuerdo ya había vencido.

Angelici asumió en diciembre de 2011, por lo que el primer mercado de pases que afrontó fue el del verano de 2012, el semestre previo a la mencionada final de Libertadores. En aquel entonces, Boca incorporó sólo dos futbolistas, Santiago Silva y Pablo Ledesma, quien llegó en condición de jugador libre y gastó tan sólo u$s3 millones.

Otra de las grandes chances que el equipo de la Ribera dejó pasar fue en la Copa de 2016. Había alcanzado la instancia de semifinales y se produjo una interrupción para que se juegue la Copa América. En ese período, realizó cuatro incorporaciones de cara a la serie en la que debía enfrentar a Independiente del Valle de Ecuador. Por casi u$s9 millones, contrató a Darío Benedetto, Fernando Zuqui, Walter Bou y Santiago Vergini. Sin embargo, perdió 2 a 1 de visitante y 3 a 2 de local, y quedó eliminado.

La última fue el año pasado, cuando disputó aquella recordada final frente a River en Madrid. En el primer mercado de pases de cara a la Copa Libertadores 2018, Boca incorporó a Emmanuel Mas, Julio Buffarini, Carlos Tévez, Ramón Abila y Emanuel Reynoso por aproximadamente u$s6 millones.

La suma anterior no contempla lo pagado por el retorno de Tévez, que nunca trascendió oficialmente, pero se especula que entre la institución y el propio futbolista se hicieron cargo de más de u$s3 millones para resarcir al Shangai Shenhua de China.

En el segundo mercado de pases, a mitad de 2018, Boca apostó mucho más fuerte. Incorporó a Esteban Andrada, Mauro Zárate, Lucas Olaza, Sebastián Villa y Carlos Izquierdoz. Para esto desembolsó nada menos que u$s17,5 millones. Sin embargo, una vez más, en esta ocasión ante su clásico rival, en la instancia final, el sueño se le escurrió.

Fin de la era Angelici

El actual presidente de Boca finalizará su mandato en diciembre de este año, y, dado que lleva dos períodos en su cargo, no podrá intentar otra reelección. Está ante su última oportunidad de concretar uno de los pilares en su campaña de ocho años atrás, con la carga de haber perdido 2 a 0 el partido de ida de las semifinales de la edición actual de la Copa Libertadores, otra vez ante River.

A lo largo de su gestión, Boca ha gastado, solo en concepto de fichaje de jugadores, sin considerar sus contratos, más de 125 millones de dólares. Entre esas contrataciones se destaca la del primer regreso de Tévez a nuestro país en 2015, por el cual se le abonó al club que era dueño de su pase, Juventus, u$s7,5 millones.

Las otras dos contrataciones más onerosas que el conjunto Xeneize realizó durante su mandato fueron en el último mercado de pases. Por el 50% del pase de Eduardo Salvio se pagaron u$s7,7 millones, mientras que por la totalidad de la ficha de Jan Carlos Hurtado se abonaron casi u$s7,5 millones.

Desde lo estrictamente económico hay poco que reprochar. Boca no se endeudó ni mucho menos para incorporar jugadores. Por el contrario, vendió en cifras inimaginables para el fútbol argentino, y en muchos casos a jugadores cuyas condiciones para desempeñarse en primera división estaban apenas probadas.

Son los casos de Rodrigo Bentancur, que con 66 partidos en Boca partió a Juventus a cambio de u$s9 millones y de Leonardo Balerdi, quien, curiosamente, con solo 5 partidos en primera partió rumbo a Alemania para jugar en Borussia Dortmund por u$s15 millones.

Tan solo con las ventas realizadas desde junio de 2016, Boca cubre todos los gastos por incorporaciones realizadas en toda la era Angelici; es decir, desde diciembre de 2011.

Es que el conjunto azul y oro ha vendido por más de u$s128 millones en las últimas cuatro temporadas. En total, a lo largo de toda su gestión, el Xeneize vendió futbolistas por más de u$s185 millones.

Si bien a lo largo de todo el Siglo XXI Boca ha exportado jugadores por buen dinero y ha incorporado también a grandes estrellas, el gran salto parece haberlo dado en 2015. Ese año, Angelici estuvo un largo tiempo en Europa, entre otras cosas, para cerrar el retorno de Tévez.

Desde 2011 hasta ese año, el ingreso promedio por ventas del club fue de u$s9.350.000, mientras que en 2015 el club recaudó por el mismo concepto aproximadamente u$s28.400.000.

Además, en los últimos dos años también parece haberse producido un salto importante en las ventas. Mientras que entre 2012 y 2018 la institución se embolsó por tal motivo aproximadamente u$s100 millones, en 2018 y 2019 el club recibió una cifra aproximada de u$s85 millones.

Desde lo estrictamente deportivo, la inversión no sirvió para lograr el objetivo primordial. Quizás, resultó un poco tardía la incorporación de un manager. Nicolás Burdisso se hizo cargo de ese puesto recién en diciembre del año pasado.

De algún modo, la llegada de una figura de ese calibre para ocupar un puesto que estaba vacante desde 2016, fue la aceptación de que, durante un buen lapso, quienes tomaron las decisiones en cuanto a los refuerzos no acertaron.

Sin embargo, no puede desconocerse que durante la gestión de Angelici, Boca fue campeón del torneo local en 2015, 2017 y 2018, de la Copa Argentina en 2012 y 2015 y de la Supercopa Argentina en 2019. Sin restarle importancia, a partir de la millonaria cifra invertida y de los rutilantes nombres incorporados, estas conquistas tienen gusto a poco.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Actualidad
Te puede interesar