Muerte misteriosa: asesinan a un científico que estaba cerca de descubrir la cura del coronavirus

Su nombre era Bing Liu. Trabajaba como profesor asistente en la universidad de Pittsburgh y recibió un disparo en la cabeza y el cuello
Por iProfesional
06/05/2020 - 15,59hs
Muerte misteriosa: asesinan a un científico que estaba cerca de descubrir la cura del coronavirus

Un investigador médico de la Universidad de Pittsburgh que estaba "a punto de hacer hallazgos de coronavirus muy significativos" fue encontrado muerto a tiros en Pensilvania, según confirmaron las autoridades de ese territorio estadounidense.

Bing Liu, un joven investigador chino de 37 años, que estaba "a punto de hacer hallazgos de coronavirus muy significativos" fue hallado muerto a tiros en Pensilvania, EE.UU.

El científico, que trabajaba como profesor asistente en la universidad de Pittsburgh, fue encontrado dentro de una casa en Ross Township, al norte de dicha ciudad, con disparos en la cabeza y el cuello.

El presunto atacante que le disparó, Hao Gu, de 46 años, fue encontrado muerto dentro de un automóvil a poco más de un kilómetro, una hora después del descubrimiento del cuerpo de Liu, dentro de un automóvil a poco más de un kilómetro.

El detective de la policía Ross Township. Brian Kohlhepp, confirmó a NBC News que ambas personas se conocían, si bien aún están analizando su relación y el motivo del asesinato. Los investigadores estiman que Liu fue asesinado por Gu, y que este luego habría regresado a su automóvil, para suicidarse.

"Bing estaba a punto de hacer hallazgos muy significativos para comprender los mecanismos celulares que subyacen a la infección por SARS-CoV-2 y la base celular de las siguientes complicaciones y encontrar una vacuna contra el virus", señalaron los compañeros de Liu en el Departamento de Biología Computacional y de Sistemas de la universidad.

"Haremos un esfuerzo para completar lo que comenzó en un esfuerzo por rendir homenaje a su excelencia científica", agregaron.

Liu obtuvo un doctorado en ciencias computacionales de la Universidad Nacional de Singapur y trabajó como becario posdoctoral en la Universidad Carnegie Mellon antes de convertirse en investigador asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.