Más artículos
Caviahue: un hombre construyó un túnel en la nieve para poder salir de su casa

Caviahue: un hombre construyó un túnel en la nieve para poder salir de su casa

Caviahue: un hombre construyó un túnel en la nieve para poder salir de su casa
A fuerza de pala, un vecino de esa localidad neuquina abrió un enorme pasadizo de hielo. Fue luego de gran una tormenta de nieve
Por iProfesional
14.07.2020 11.20hs Actualidad

Un hombre construyó un tunel en la nieve para poder salir de su casa, en la localidad nequina de Caviahue, donde la nieve y el frío extremo son una fuerte característica de cada invierno.

El túnel mide 10 metros con ochenta centímetros, exactos y fue construido por Carlos "René" Bertolin, de 57 años, quien se encargó de medirlo cuando la obra estaba terminada, después de dos largos días de nevadas intensas y un arduo y paciente trabajo con la pala. 

 Bertolini es instructor de esquí y empleado de las Termas y vive en Caviahue desde 1986, año en el que se fundó la paradisíaca villa que se encuentra al pie del activo volcán Copahue.

El túnel mide 10 metros con ochenta centímetros
El túnel mide 10 metros con ochenta centímetros

Como todos los habitantes de la localidad, este hombre está acostumbrado a las nevadas pesadas del invierno y a los vientos que caprichosamente mueven las dunas blancas y cambian el paisaje urbano en cuestión de horas. 

Pero las precipitaciones de los últimos días le generaron un dolor de cabeza. Los enormes copos se acumularon de tal manera, que el ingreso a su casa quedó tapado por una enorme montaña que se formó debido a una construcción que se encuentra al lado hizo de reparo del viento y acumuló esa cantidad de nieve en el bardón donde está asentada la vivienda.

El día que intentó salir de su casa después del temporal, René supo que tendría que tomar la pala y ponerse a trabajar para despejar el ingreso. Podía evitarlo y subir a esa montaña para bajarla nuevamente hasta llegar a la calle, pero como el tiempo pasa lento en épocas de cuarentena, pensó que sería interesante poner a prueba sus capacidades de ingeniero para abrir un túnel.

Comenzó en horas de la mañana, cavando y retirando la nieve que obstaculizaba el camino, y en horas de la tarde, prácticamente lo terminó. Al día siguiente, otra intensa precipitación volvió a cubrir todo de blanco. Y una vez más, René puso manos a la obra y continuó hasta lograr el túnel que lo llevara a la calle.

El único detalle que tomó en cuenta fue que el espacio fuera abovedado para evitar que el techo colapsara. "Es una cuestión de física de tercer año de la secundaria", explicó entre risas a Lmneuquén.

No conforme con la obra terminada, René decidió comenzar a trabajar en los detalles del túnel: alisar las paredes, apisonar la nieve del suelo y hasta darle un toque de calidez con la instalación de luces. 

Así, en horas de la noche o a la madrugada cuando todavía no sale el sol, el túnel de hielo se ve iluminado en esa curiosa profundidad de tonos celestes, como si se tratara de una construcción planificada que quedó como anexo a la propiedad.

Para desgracia o para fortuna de René, el vehículo quedó protegido en el porche de la vivienda. Por un lado, se salvó de quedar tapado, pero con semejante cantidad de nieve también quedó condenado a estar allí hasta que retiren esa enorme montaña.

"Siempre estoy paleando nieve en el invierno", reconoció. Y recordó que antes, cuando vivía en un bungalow ubicado a pocos metros de la Municipalidad le pasó algo similar durante una gran nevada que tapó a todo el pueblo. En aquella oportunidad removió kilos y kilos de nieve a fuerza de pala para poder sacar su vehículo.

El tunel es la única salida de la casa
El tunel es la única salida de la casa

Por estos días, René se mantiene en cuarentena, aunque en Caviahue no se registraron casos de coronavirus. En esa época del año, él se dedica a la instrucción del esquí, deporte que lo apasiona, aunque por las restricciones la actividad se suspendió y nadie sabe cuándo comenzará.

"Es una lástima por la cantidad de nieve que tenemos y porque esto también mueve la economía del lugar", se lamentó.

Así, en una temporada atípica con mucha nieve, pero sin turistas, el pueblo blanco transita su invierno helado en soledad, regalando postales mágicas que parecen sacadas de un libro de cuentos o de una serie de televisión nórdica.

Muchos de los habitantes –como René- están expectantes al comportamiento del clima y de la pandemia. Aguardan con esperanzas de que todo vuelva a la normalidad, mientras esperan pacientes la próxima gran nevada.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Actualidad