¿Es seguro cocinar en el microondas?: mitos y verdades sobre este electrodoméstico

El microondas se ha transformado en un elemento casi esencial para muchas personas en su cocina, al punto que muchas lo usan para cocinar alimentos
Por iProfesional
21/07/2020 - 17,25hs
¿Es seguro cocinar en el microondas?: mitos y verdades sobre este electrodoméstico

El microondas es uno de los electrodomésticos más presentes actualmente en la cocina. Son pocas las personas que carecen de este elemento, cuya practicidad es altísima y cuyos usos son prácticamente infinitos.

Calentar la comida de manera rápida y efectiva, cocinar algunos alimentos, descongelar ciertos productos, entre otros, son algunos de los usos más comunes que se le suele dar a este pequeño electrodoméstico. Además, en muchas cocinas se ha transformado en un elemento decorativo, dado que los diseños son cada vez más trabajados desde el punto de vista de la estética. Ahora bien, lo cierto es que, más allá de su versatilidad, el microondas tiene sus limitaciones.

No todos los productos se pueden introducir y calentar allí; de hecho no es seguro poner cualquier cosa dentro de este electrodoméstico, dado que podría, en algunos casos, resultar perjudicial para la salud.

¿Cómo funcionan los microondas?

Los microondas funcionan mediante la generación de ondas electromagnéticas que se encargan de calentar diversos elementos que contienen los alimentos, tales como el agua, las grasas y otros líquidos.

De esta manera, los alimentos absorben la energía producida por el microondas, que se transforma en calor. Es un proceso que, técnicamente, se conoce como calentamiento dieléctrico o electrónico. Dicho calentamiento causa vibraciones, roces y choques en las moléculas que se encuentran dentro de estos alimentos, procesos que provocan que se eleve el calor de los líquidos o de los productos que se introduzcan en este electrodoméstico. 

No obstante, este calentamiento es más eficiente en los elementos líquidos que en los sólidos, pues el movimiento de sus moléculas suele ser más lento y limitado. Además, también es notablemente inferior en grasas y azúcares, pues tienen una menor cantidad de moléculas perceptibles.

El microondas es un electrodoméstico de uso frecuente en el hogar
El microondas es un electrodoméstico de uso frecuente en el hogar

El microondas tiene una serie de ventajas al momento de usarlo en la cocina, tanto para calentar como para cocinar. La rapidez con la que cocina ciertos productos y con la que, al mismo tiempo, calienta ciertos líquidos, puede resultar muy útil para aquellas personas que cuentan con poco tiempo. 

Sin embargo, es importante aprender a utilizarlo de la manera correcta, dado que el uso inadecuado podría derivar en ciertos accidentes que podrían ser perjudiciales para la salud. 

¿Es peligroso cocinar en el microondas?

Es fácil darse cuenta de las diferencias entre cocinar algún alimento en un microondas y la cocina tradicional. Entre otras cosas, porque el método del microondas tiene una cocción más agresiva y veloz. Algunos expertos indican que este tipo de cocción es capaz de alterar la composición del alimento y que no solo puede llegar a afectar sus propiedades físicas y nutricionales, sino que también puede ser poco saludable para el cuerpo humano. 

No obstante, es importante tener en cuenta que esta postura no está del todo validada por la comunidad científica, dado que todavía hay expertos que se posicionan en contra de esta afirmación y aseguran que el uso del microondas es totalmente seguro. De cualquier modo, conocer los argumentos de esta postura es importante para estar informado y, eventualmente, tomar la decisión de utilizarlo para este fin o no. 

¿Altera los componentes de los alimentos?

Cocinar en el microondas podría modificar significativamente la formulación molecular de los alimentos. Estos son algunos de los componentes que podrían verse alterados por la cocción de un producto en el horno microondas: 

  • Aminoácidos
  • Azúcares
  • Proteínas
  • Minerales
  • Vitaminas
  • Antioxidantes

Esta reacción a sus efectos no solo implica que la absorción requerida y necesaria de los alimentos se verá afectada con el paso del tiempo: también significa un daño al cuerpo humano si se utiliza para cocinar con regularidad. 

Cabe destacar que ese riesgo no tendría que ver con el microondas en sí mismo, sino con el hecho de que la alteración que provocaría podría hacer que el organismo no absorba los nutrientes que necesita para desarrollarse adecuadamente. Igualmente, es importante reiterar que no todos los especialistas coinciden en este aspecto y es una afirmación que no ha sido del todo avalada por la comunidad científica. 

El uso de los microondas podría alterar los componentes de los alimentos
El uso de los microondas podría alterar los componentes de los alimentos

¿Qué pasa con la distribución del calor?

Aunque la mayoría de las personas cree que el microondas se encarga de calentar los alimentos de adentro hacia afuera, el proceso es exactamente al revés.

El microondas tiene mayor capacidad de calentamiento en aquellos alimentos que contienen líquidos. Por ello calentará con extrema facilidad algunas partes de los alimentos (sobre todo los que no se encuentren congelados o contengan mayor cantidad de líquidos).

No obstante, el calor que proporciona el microondas no se distribuye de manera homogénea. Existe la posibilidad de que no llegue correctamente hasta el interior de los alimentos. De hecho, la mayoría de las personas saben que para calentar adecuadamente alimentos o platos de gran volumen es necesario parar el proceso del microondas y mezclarlos o revolverlos. 

La deshidratación de los alimentos

Las ondas electromagnéticas se encargan de hacer vibrar, rozar y chocar las moléculas que se encuentran dentro de los alimentos. Este proceso puede llegar a causar una pérdida notable de líquido en los alimentos, con la consecuente deshidratación. 

Esta deshidratación influye en el sabor, aroma y consistencia del alimento, lo cual provoca que no sea el mismo comparado con los métodos tradicionales o a los que está adaptado el consumidor. Cocinar carne, arroz o fideos en el microondas es posible, claro, pero el resultado no será el mismo que si estos productos se cocinan de las maneras tradicionales -un horno, una olla, una parrilla, entre otros-.