Más artículos

Acondicionadores de aire: así crecen las tendencias en climatización más eficiente y sustentable

Acondicionadores de aire: así crecen las tendencias en climatización más eficiente y sustentable
En los últimos años, la tecnología Inverter se convirtió en estrella del mercado, tanto para hogares como para industrias. Aporte de la industria nacional
Por iProfesional
12.11.2020 00.01hs Actualidad

Hablar hoy de sostenibilidad es muy común en empresas y aunque quizás lo sea un poco menos en ámbitos domésticos, tanto en sectores industriales como en los hogares la tendencia hacia sistemas de climatización sustentables es un camino de una sola vía.

Para acompañar esa corriente, las marcas de electrodomésticos vienen manteniendo un nivel de investigación y desarrollo continuo con el objetivo de apuntalar la búsqueda de la eficiencia energética y para adaptarse a las normativas y leyes medioambientales de muchas regiones del mundo.

En los últimos años, la tecnología inverter se convirtió en la estrella del mercado, más allá de que se empezó a desarrollar a principios de la década del 80. El sistema, que mejoró el funcionamiento de diferentes electrodomésticos, regula la velocidad del compresor para mantenerlo con un ritmo constante y evitar esfuerzos que afectan su vida útil.

Para los acondicionadores de aire, en particular, significó prácticamente un relanzamiento de la categoría porque los fue transformando en una opción ventajosa para la climatización general, ya no como simple enfriador de ambientes.

Producción de equipos inverter en la Argentina

Inicialmente, el segmento inverter del mercado era abastecido por productos importados, pero el esfuerzo de la industria local fue marcando un cambio de tendencia. Desde 2014 se producen acondicionadores de aire con tecnología inverter en las fábricas terminales de electrónica, ubicadas en Tierra del Fuego. En share de producción y ventas, esta tecnología se encuentra en franco crecimiento desde 2017.

En julio de 2018, el ministerio de Producción actualizó el proceso para la fabricación de acondicionadores de aires con el foco puesto en mejorar la productividad y se realizaron modificaciones para que la industria nacional apueste a la fabricación de equipos con tecnología inverter.

Acondicionadores inverter: se producen en Tierra del Fuego.
Acondicionadores inverter: se producen en Tierra del Fuego.

El objetivo es lograr una mejora en el parque instalado de acondicionadores de aire en las viviendas residenciales y así contribuir a una matriz energética nacional más eficiente. Como consecuencia, ya al cierre de 2019 el 93 por ciento de los equipos inverter comercializados fueron de producción nacional, según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE).

Antes de que los equipos inverter ganaran terreno en el mercado, los compresores funcionaban a velocidad máxima, de manera ineficiente. Hoy, los consumidores tienen un nivel de conocimiento que los lleva a demandar la tecnología más actual para cuidar el consumo de energía hogareña. Y en las industrias, la renovación se produjo mucho más rápido todavía.

El acondicionador: clave para industrias y hogares

El nacimiento del acondicionador de aire se registra en 1902, cuando un imprentero estadounidense buscaba variantes para proteger sus elementos del trabajo de los constantes cambios de temperatura y humedad. Eso, sin contar que antiguas civilizaciones como las egipcias ya buscaban la manera de refrigerar los ambientes en los que vivían los faraones mediante el enfriamiento de piedras durante la noche para que los días fueran menos sofocantes.

En los años siguientes a la aparición del primer equipo de acondicionador de aire, algodoneras, tabacaleras, laboratorios farmacéuticos y panaderías fueron adoptando esas máquinas gigantescas y ruidosas que mejoraban enormemente los procesos industriales. Después fueron teatros y restaurantes. Y casi treinta años más tarde comenzó a utilizarse para climatización hogareña, aunque la popularidad creció muchísimo recién después de la Segunda Guerra Mundial.

De todos modos, las mejoras en cuanto al menor consumo de energía de los electrodomésticos resultaron decisivas para reforzar la tendencia del uso de aires acondicionados como único sistema de climatización para hogares en muchos países del mundo.

En la Argentina viene creciendo la aceptación de esa costumbre y actualmente los equipos con tecnología inverter. En 2017 sólo el 10% de los acondicionadores de aires del mercado eran inverter, en 2019 ese porcentaje se duplicó y ya el 20% de los equipos se comercializan con la nueva tecnología.

Los equipos inverter implican un paso adelante en eficiencia energética.
Los equipos inverter implican un paso adelante en eficiencia energética.

Hacia una mejor eficiencia energética

Paneles solares, generadores eólicos, ventanas capaces de producir energía y otros elementos que de a poco también van ganando espacio, explican por qué los constructores eligen a la electricidad por encima del gas en los proyectos de desarrollos de arquitectura más modernos en nuestro país.

Hay ciudades que desde hace varios años sancionaron ordenanzas municipales con el foco puesto en la eficiencia de uso de la energía y por eso exigen y controlan que se diseñe y se construya con parámetros de sustentabilidad muy estrictos. Por eso, en la mayoría de esos casos, más allá del aprovechamiento de materiales con gran capacidad de aislación, el uso de los aires acondicionados con tecnología inverter se transforman prácticamente en la única alternativa.

Durante la última década, en la Argentina se comercializaron -en promedio- 1.500.000 equipos de aires acondicionados hogareños por año y en la última edición del Hot Sale local figuraron en la lista de los productos más solicitados por los consumidores. De todos modos, 2019 ya había registrado una caída en las ventas y 2020, pandemia de Covid-19 mediante, va a mantenerse por debajo de las cifras de los años anteriores.

Más allá de los números coyunturales, el crecimiento de la tecnología inverter ya es una tendencia irreversible en el país. Equipos que aseguran ahorrar hasta un 50 por ciento del consumo de electricidad respecto de generaciones anteriores y que a la vez garantizan una vida útil más extensa, se convierten en sucesores naturales e indiscutidos de equipamientos de enfriamiento y de calefacción en todos los hogares.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído