Más artículos

Cómo era vivir y dormir con Maradona en la Selección del 86

Cómo era vivir y dormir con Maradona en la Selección del 86
Pedro Pablo Pasculli concentraba con Maradona durante el mundial de México 86 y reveló como era tener de compañero de habitación al mejor del mundo
Por iProfesional
26.11.2020 13.00hs Actualidad

El delantero Pedro Pablo Pasculli, integrante de la Selección argentina en México del 86 se mostró claramente conmovido por la muerte de Diego Maradona y dijo que lo va a recordar como "el Diego del 86", no el último.

Todos los jugadores de la selección que ganó el mundial tienen un grupo de Whatsapp y por allí Pasculli iba siguiendo minuto a minuto lo que sucedía en torno a la muerte del capitán del legendario equipo. "Lamentablemente no pude estar con el plantel", dijo con pesar.

¿Cómo era vivir la concentración con Diego Maradona?

"Un jugador más, simple y humilde. No te hacía pensar que era Diego Armando Maradona, el mejor jugador del mundo. Una persona extraordinaria, te daba todo, humano y simple, de corazón muy grande", lo describió nostálgico el ex goleador de Argentinos Juniors y el fútbol italiano.

En la concentración y durante el mundial del 86, Pasculli y Diego compartían la habitación
En la concentración y durante el mundial del 86, Pasculli y Diego compartían la habitación

¿Cómo era verlo desde adentro?, es la pregunta que se le hizo a Pasculli en un programa de radio, quien rememoró: "Dentro de la cancha era un fenómeno. En el entrenamiento, mucho mejor". Explicó esto diciendo que en los partidos "tenía más marcas y esas cosas". Por eso, los entrenamientos del plantel, "eran ver a Diego cómo se entrenaba". 

Como remate a esa descripción, el ex jugador dijo: "Yo adoro a Messi, pero lo que yo lo vi hacer a Diego es imposible que lo pueda hacer otro jugador".

En la concentración y durante el mundial del 86, Pasculli y Diego compartían la habitación. "Dormíamos en camitas chiquitas, a lo mejor de menos de una plaza. En la habitación teníamos el televisor, una mesa entre las camas, un calendario y una foto de Valeria Lynch. No podíamos caminar juntos, era uno a la vez", detalló. 

"Dentro de la cancha era un fenómeno. En el entrenamiento, mucho mejor", recordó Pasculli

"Vivir con él era normal. Era una estrella mundial para todos pero él era parte del grupo, no era el fenómeno. Era un amigo, un compañero más. No tenía privilegios ni tampoco los quería", dijo y remató esto con un claro ejemplo: "En el 86 teníamos un teléfono con ficha para hablar con nuestras familias y hacíamos la fila para hablar por teléfono, él también la hacía, como cualquiera".

Finalmente, Pasculli dijo que Maradona siempre tenía una sonrisa en la boca. "Yo lo quiero recordar así, siempre bromeando, juguetón. Ese es el Diego que yo conozco". Esto en referencia a que "últimamente no lo veía mucho en TV pero se lo notaba muy triste, le faltaba algo: los hijos, las hijas, los amigos. Me duele mucho". Pero "a Diego lo voy a recordar así, el del mundial, el que conocí yo, con sonrisa en la boca y pelotita en los pies". 

"El fútbol seguramente lo va a recordar como lo que fue, el mejor de la historia, el Da Vinci del fútbol, el Picasso del fútbol. Diego se tiene que recordar por lo que fue", concluyó el ex futbolista.