¿Una conocida cadena de heladerías puede "salvar" a la Argentina de la pandemia de coronavirus?

¿Una conocida cadena de heladerías puede "salvar" a la Argentina de la pandemia de coronavirus?
Grido cuenta con la cámara frigorífica más grande de América latina y sus camiones permiten la distribución de la vacuna conservando la temperatura exigida
Por iProfesional
04.12.2020 19.27hs Actualidad

La pronta llegada de la vacuna Sputnik V a la Argentina, generó la necesidad de encontrar un lugar con la infraestructura y las características necesarias para almacenar las ampollas a 18 grados Celsius bajo cero, temperatura recomendada por los científicos que la crearon para lograr su conservación.

Sin embargo, cuando se creía que esta búsqueda podía ser más complicada, la cadena de heladerías Grido, oriunda de Córdoba salió a ofrecer sus instalaciones al Gobierno de Córdoba. La marca cuenta con nada menos que la cámara de frío más grande América latina y una planta de 12.000 metros cuadrados inaugurada en 2016 en el Parque Industrial Ferreyra de la provincia.

Según los directivos de la empresa, la estructura demandó una inversión de u$s15 millones y cuenta con la capacidad para almacenar 17 millones de kilos de helado.

Las instalaciones de Grido están preparadas para conservar la vacuna en óptimas condiciones

Francisco Achával, gerente de operaciones de Grido, explicó a La Nación que la fábrica almacena los productos a 28 grados bajo cero y la distribución a sus 1.600 franquicias en el país se realiza, en más de 150 camiones, a una temperatura de 18 grados bajo cero, exactamente la necesaria para la Sputnik V.

Achával agregó que la empresa todavía no tuvo una respuesta formal a su ofrecimiento. De todos modos, según La Nación, de manera informal, las autoridades provinciales ven la iniciativa con buenos ojos, especialmente por su potencialidad de llegar con la vacuna a todas las localidades de la provincia.

Córdoba es la segunda provincia más poblada del país y ante la inminente llegada de la vacuna, se anticipó y en noviembre ordenó la compra de 100 freezers, 50 de 250 litros y otros 50 de 360 litros, que tienen la capacidad de mantener una temperatura de almacenamiento de hasta 25 grados bajo cero.

Ante la posibilidad de que la compra no llegue antes de las dosis de Sputnik V, se están pensando otras alternativas por lo que, la oferta de la cadena de heladerías está en análisis por parte del Gobierno cordobés.

La necesidad de mantener las dosis a muy bajas temperaturas, tanto en el almacenamiento como para su distribución es uno de los mayores desafíos que enfrentan las distintas vacunas contra COVID-19. Los países están invirtiendo y pensando estrategias que les permitan poder aplicar las vacunas a la gran cantidad de población estimada sin que se echen a perder en el camino.

Argentina es uno de esos países. Los acuerdos suscritos con el Gobierno de Rusia para aplicar la vacuna Sputnik V, así como con las empresas Pfizer y Astra Zeneca, obligan al país a diseñar mecanismos para afrontar lo que su presidente, Alberto Fernández, ya denominó como "la campaña de vacunación más grande de la historia" y que podría abarcar a unos 20 millones de argentinos en los próximos meses.

La vacuna rusa Sputnik V será la primera en estar disponible en Argentina. El propio Fernández adelantó la intención del Gobierno de administrar dosis en 300.000 personas antes del comienzo de 2021 y hacer lo mismo con otros 10 millones de ciudadanos entre enero y febrero.

¿Argentina fabricará la vacuna?

Aunque arrancó de atrás en la competición, Putin busca mantenerse entre los protagonistas en lo que hace a la llegada a la Argentina de la primera vacuna contra el Covid-19. De ahí que Rusia, a través de su fondo de inversión directa con base en el país, intensificó el diálogo para avanzar con el pacto de provisión de Sputnik V al escenario doméstico. La potencia negocia directamente con las autoridades locales: la injerencia del controvertido laboratorio HLB Pharma ya es cosa del pasado.

La compañía en cuestión, tal como expuso iProfesional el mes pasado, tiene un curriculum sumamente polémico. Fundado por Hernán López Bernabó, los destinos de HLB se encuentran en manos Ariel García Furfaro y Jorge Salinas, con experiencia adquirida en el control de los laboratorios Apolo y Ramallo, ambos de Rosario. En abril de 2017 HLB Pharma enfrentó un pedido de quiebra.

Un año después, la firma sufrió una clausura propinada por la municipalidad de San Isidro -base de operaciones de HLB- "producto de inspecciones realizadas se observaron falta de medidas de seguridad, ausencia de constancias de permiso de vuelco de líquidos, incumplimiento a la Ley 11.459 de habilitaciones industriales frente al Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, entre otras", según información divulgada en su momento por el mismo gobierno distrital.

Según pudo constatar iProfesional tras una rápida consulta a la central de deudores del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el laboratorio mantiene incumplimientos en situación 5 -"irrecuperable"- con bancos como el Comafi y su similar de La Pampa.

Con la irrupción del Covid-19, la empresa comenzó a tomar posición en lo que hace a la importación de tests coreanos para la detección del virus. Hasta que Sputnik V salió a escena y los titulares de HLB Pharma interpretaron que este era el momento de aprovechar el vínculo con sus proveedores rusos de productos como la insulina.

La sumatoria de antecedentes, sumado a las críticas provenientes de la oposición, derivó en la decisión del Gobierno de "bajar" a la empresa. Lo particular es que, según pudo saber este medio, el laboratorio venía tramitando ante la ANMAT el permiso para ingresar la vacuna. Esto, claro, a instancias del mismo oficialismo. La cartera de Salud que encabeza Ginés González García fue la que terminó enterrando las expectativas de HLB Pharma.

Esta bajada de pulgar lejos está de significar que no habrá intervención local de laboratorios. Todo lo contrario: en las últimas horas, y luego de concretada la presentación del desarrollo ruso en la sede de la ONU, Kirill Dmitriev, director general del Russian Direct Investment Fund (RDIF), declaró que Argentina podría ser parte de la producción de Sputnik V.

Según los científicos de ese país, la alternativa rusa ostenta una efectividad superior al 91 por ciento.

El directivo sostuvo que el objetivo de Rusia es "generar un espíritu de asociación y trabajo en conjunto, así que países como India, China, Corea, Brasil y Argentina, entre otros, podrán producir la vacuna en sus territorios".

Un acuerdo avanzado

El acuerdo entre los gobiernos se abrocharía entre esta semana y la siguiente. Y las primeras dosis de la alternativa, importadas hasta tanto se defina la eventual producción local, arribarían al país durante los últimos días de diciembre.

Ante la consulta de iProfesional, fuentes ligadas al fondo ruso de inversión directa negaron que la decisión reciente del Reino Unido de activar la vacunación con el desarrollo de Pfizer -con el espaldarazo que esto implica para esa compañía- pueda complicar las negociaciones en torno a Sputnik V.

"Se está negociando igual, aunque las partes no quieren comentar demasiado. La postura rusa es que haya vacunas para todos, por lo que el avance de Pfizer no cambia las expectativas", indicaron las voces interpeladas.

Las primeras dosis de la vacuna arribarían al país a fines de este mes.
Las primeras dosis de la vacuna arribarían al país a fines de este mes.

Las fuentes reconocieron que el evento en la ONU, llevado a cabo este miércoles, representó un movimiento que apunta a sumarle legitimidad al desarrollo. "Se hizo para acallar las críticas", comentaron.

La semana pasada, Rusia informó que los datos más recientes sugieren que su vacuna contra el coronavirus tiene al menos un 91,4 por ciento de efectividad y podría llegar a más del 95 por ciento de efectividad.

Temas relacionados