Cómo era la estafa piramidal con la que Bernie Madoff robó u$s 65.000 millones

Cómo era la estafa piramidal con la que Bernie Madoff robó u$s 65.000 millones
El estafador falleció a los 82 años estando encarcelado en una prisión de Carolina del Norte por cometer uno de los mayores fraudes de la historia
Por iProfesional
14.04.2021 19.07hs Actualidad

Bernard Madoff pasó a la historia por ser la mente maestra detrás de una de las mayores estafas que golpearon a Wall Street. El exfinancista, que falleció hoy, logró robar a lo largo de los años la desmesurada suma de u$s 65.000 millones por realizar estafas piramidales.

Su modus operandi proponía tomar capitales a cambio de grandes ganancias. En sus primeros pasos, esta medida mostró buenos resultados, aunque con el tiempo se transformó en un sistema piramidal o esquema Ponzi, desembocando en un completo fraude.

Paso a paso, cómo era su esquema piramidal

Su método consistía en tomar el dinero de sus clientes y decirles que reportaba ganancias, omitiendo el hecho de que las mismas no eran el resultado de ninguna operación sino que provenían de lo que aportaban nuevos clientes. Estos nuevos integrantes del esquema eran quienes pagaban los rendimientos de los antiguos.

La estafa piramidal dependía de que entraran siempre nuevos clientes a la estafa y de que muchos de estos quisieran retirar su dinero a la vez.
La estafa piramidal dependía de que entraran siempre nuevos clientes a la estafa y de que muchos de estos quisieran retirar su dinero a la vez

El estafador, quien fue presidente de la bolsa Nasdaq, necesitaba dos requisitos para hacer funcionar su negocio. Por un lado, conseguir nuevos clientes de manera constante y por otro, que no se diera la situación en la que varios de ellos desearan retirar sus fondos al mismo tiempo. Así fue como nunca invirtió realmente el dinero que todos ellos le confiaron.

Tal fue el éxito que alcanzó Madoff, que cautivó a clientes alrededor de todo el planeta: tanto particulares como entidades financieras. Por ahora, un abogado designado por el tribunal consiguió recuperar más de u$s 13.000 millones de los que se robó.

La crisis que anunció su derrota

Según una nota publicada en el diario La Vanguardia, los planes de Madoff navegaban viento en popa hasta la explosión de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. Esa catástrofe económica desenmascaró la verdadera operativa de su negocio, ya que la crisis achicó el margen del bolsillo de las personas involucradas, alejándolas del mundo de la inversión y llamándolas a reclamar lo depositado en manos de Madoff, todos al mismo tiempo.

La crisis económica del 2008 ajustó el bolsillo de muchos inversores quienes quisieron retirar su dinero del negocio con Madoff, marcando el fin de su estafa.
La crisis económica del 2008 ajustó el bolsillo de muchos inversores quienes quisieron retirar su dinero del negocio con Madoff, marcando el fin de su estafa

Fue así como en 2008 su esquema piramidal perdió sustento y no encontró manera de satisfacer todos los reclamos simultáneos. Fue en ese estado de desesperación que el mismo Madoff se vio superado por la situación y terminó confesando a sus hijos las bases de su fraude. Sin que se les moviera un pelo, sus hijos respetaron la ley y entregaron a su propio padre a la Policía.

Para cuando lo arrestaron, el exfinanciero engañaba con balances bancarios falsos a sus clientes, reportándoles supuestos activos de 60.000 millones de dólares. El juicio que atravesó lo sentenció a una condena de 150 años de prisión. En el estrado, declaró: "Dejé un legado de vergüenza a mi familia y a mis nietos. Es algo con lo que viviré el resto de mi vida. Lo siento".

La Oficina de Cárceles Federales estadounidense se encargó de anunciar hoy su fallecimiento. El estafador se encontraba confinado en la prisión de Butner, Carolina del Norte, luego de recibir su sentencia en junio de 2009. Octogenario, padecía de fallas renales crónicas y otras enfermedades de base.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído