El fin de un mito: por qué los súper chinos ya no son los más baratos a la hora de comprar

El fin de un mito: por qué los súper chinos ya no son los más baratos a la hora de comprar
Los supermercados chinos supieron ser la mejor opción para hacer las compras. Sin embargo, esto cambió y sus precios superan a los de las grandes cadenas
Por Micaela Vicente
05.06.2021 17.51hs Actualidad

Una de las características de Argentina, donde hay una alta dinámica inflacionaria, es la falta de referencia de los precios. En un contexto de frecuentes remarcaciones, se hace difícil encontrar valores que sirvan de ancla para el resto.

Frente a esto, existen regulaciones y controles de precios sobre ciertos sectores. Uno de ellos, es el de alimentos. Pero lo cierto es que, dentro de este ámbito, las regulaciones no funcionan para todos por igual.

"Hoy, todos los programas, Precios Cuidados, Precios Máximos, la canasta de lácteos, la canasta de 120 productos, todos los programas de congelamiento, acuerdos con el sector privado y restricciones, tienen que ver con las grandes cadenas de comercialización", explicó a iProfesional Damián Di Pace, director de la Consultora Focus Market.

los autoservicios y almacenes de barrio vendieron en mayo 19,4% menos que en mayo del año pasado
Los autoservicios y almacenes de barrio vendieron en mayo 19,4% menos que en mayo del año pasado

Los esquemas de precios oficiales no se aplican en los supermercados chinos, en los almacenes o en los pequeños mercados. El resultado es que los precios sean más bajos y "controlados" en las grandes cadenas, lo que genera un viraje de los consumidores hacia esas góndolas.

De acuerdo con un informe de la consultora Scanntech -que releva el volumen de ventas en el comercio minorista-, los autoservicios y almacenes de barrio vendieron en mayo 19,4% menos que en mayo del año pasado.

Pero, ¿por qué se da esté fenómeno y por qué los "chinos" dejaron de ser la opción más barata a la hora de hacer las compras?

¿Por qué los "chinos" no se suman a los programas oficiales?

Frente a una larga lista de controles y regulaciones a las que tienen que enfrentarse las grandes cadenas, se encuentran los supermercados chinos y los almacenes que manejan los precios de forma prácticamente "libre".

La explicación a esta disparidad entre los diferentes comercios, es que como los "chinos" o los almacenes son razones sociales independientes, es imposible controlarlos.

"Cualquier grupo de gran cadena, tienen 500, 600 puntos de venta que implican una misma razón social. En el caso de los chinos, son 10.000 puntos de venta de razones sociales independientes, no hay forma de controlarlo. Lo mismo ocurre con los almacenes", explicó Damián Di Pace.

De esta forma, quienes no están limitados por algún tipo regulación, se permiten aumentar sus precios, mientras que las grandes cadenas deben responder a los controles y mantener sus precios reprimidos. Esto hizo que durante el último año se diera un incremento inesperado de los bienes de primera marca.

"Durante 2020, las familias podían adquirir primeras marcas a un muy bajo precio, algo que es medio inédito, porque generalmente frente a una situación de crisis uno tendría que ver que el consumidor se desplaza hacia segundas, terceras marcas, mayoristas. Pero, en realidad, las primeras marcas ganaron participación de mercado en ese periodo", indicó Di Pace.

a
Durante el último año se dio un incremento inesperado de los bienes de primera marca

Así lo detalla un informe desarrollado por Focus Market. El documento señala que las segundas, terceras y marcas propias son más consumidas por las zonas de niveles socioeconómicos bajos. Sin embargo, no sucede lo mismo en el mix de volumen.

En el "total", los programas Precios Cuidados y Precios Máximos, permitieron en pandemia el acceso a bienes de primera marca a precios congelados durante un periodo de tiempo. Durante este lapso, las primeras marcas ganaron en participación en la elección respecto del total, con un 55,2% de penetración en 2021 versus 52% en 2020. Esto, a costa de un retroceso de las segundas y terceras marcas.

Sin embargo, esta no fue la única razón por la que se vieron precios más elevados en los mercados de capitales orientales durante el último año. Sino que, los problemas de producción a los que se enfrentaron segundas marcas y Pymes del país, se convirtieron en inconvenientes para los supermercados chinos. Mientras éstos luchaban por recibir su mercadería, las grandes cadenas, que dependen mayormente de las primeras marcas, no notaron diferencia en un contexto tan particular.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído