Argentina superó las 90.000 muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia

Argentina superó las 90.000 muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia
El informe vespertino de este martes indicó que se han superado las 90.000 muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia
Por iProfesional
22.06.2021 17.16hs Actualidad

El informe vespertino de este miércoles indicó que se han detectado 21.387 casos nuevos de coronavirus en Argentina. De esta manera, los casos confirmados desde que comenzó la pandemia ascienden a 4.298.782.

Los fallecidos que se reportaron en esta jornada fueron 792, un número elevado cuando se lo compara con los días anteriores. A su vez, el Ministerio de Salud informó que Argentina ha superado las 90.000 muertes por coronavirus desde que comenzó la pandemia

La ocupación de camas de terapia intensiva

La ocupación de camas de terapia intensiva es un número que los expertos siguen de cerca, ya que es importante cuidar que el sistema sanitario no llegue a su capacidad máxima y quede al borde de la saturación. 

Actualmente, hay 7.326 personas internadas en servicios de terapia intensiva de todo el país. El promedio de ocupación de camas a nivel nacional es de 72,6%, mientras que en el AMBA es de 70,7%. 

Desde el comienzo de la pandemia se han hecho más de 15 millones de pruebas
Desde el comienzo de la pandemia se han hecho más de 15 millones de pruebas

Los testeos

La cantidad de testeos que se han hecho en las últimas 24 horas es más baja que el promedio de la semana pasada: 75.162. Así, el total de pruebas realizadas desde que comenzó la pandemia asciende a 15.955.356. 

Colombia y Argentina sufren más muertes diarias que África

Siete de los 10 países del mundo con las tasas de mortalidad diarias más altas per cápita, se encuentran ahora en América del Sur. En conjunto, la tasa de mortalidad per cápita de la región es 8 veces la tasa mundial. Uno de los temas: tasas de obesidad mucho más altas que en África y Asia.

Esta dramática situación que se vive Sudamérica en la pandemia por COVID-19 desnudó por un lado, graves deficiencias en la salud pública y por otra parte, falta de concientización de la población acerca de los problemas de no vacunarse, así como también la pandemia silenciosa que es la obesidad.

Samantha Pearson y Luciana Magalhaes realizaron en The Wall Street Journal un impactante informe sobre COVID-19 en Sudamérica.

El siguiente es el texto completo de la publicación:

"Mientras que el Covid-19 está retrocediendo en gran parte del mundo, la pandemia está arrasando en Sudamérica, que tiene solo el 5% de la población mundial, pero ahora representa 25% del número mundial de muertes.

Casi 1 millón de personas han muerto en 12 países de la región. En medio de otra oleada devastadora, Brasil superó las 500.000 el fin de semana pasado, y el virus mató 7 veces más personas per cápita cada día que en India, la más afectada. 

Colombia y Argentina, que en conjunto tienen 95 millones de habitantes, registran 3 veces más muertes diarias que toda África. 

De los 10 países del mundo con las tasas de mortalidad diarias más altas per cápita, 7 se encuentran ahora en América del Sur. En conjunto, la tasa de mortalidad per cápita de la región es 8 veces la tasa mundial.

El 70 % de los países del mundo con las tasas de mortalidad diarias más altas per cápita, se encuentran ahora en América del Sur
El 70% de los países del mundo con las tasas de mortalidad diarias más altas per cápita, se encuentran en América del Sur

Obesidad es un tema

Varios factores explican por qué: una tasa lenta de vacunación, la propagación de nuevas variantes de Covid-19, ciudades abarrotadas, sistemas de salud débiles, tasas de obesidad mucho más altas que en África y Asia, y algunos gobiernos que en gran parte dejaron de intentar controlar el virus.

"Si bien las infecciones y muertes por Covid-19 están disminuyendo en USA y otras naciones, América del Sur se ha convertido en el epicentro de la pandemia", dijo Denise Garrett, epidemióloga que trabajó para los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades durante más de 20 años.

Es probable que las secuelas de la pandemia en América del Sur repercutan en los próximos años. Ha vuelto a empujar a millones a la pobreza, obstaculizando las economías y privando de la escolarización a algunos de los niños más necesitados durante más de 1 año.

Agitación política

Algunos hospitales abrumados han tenido que suspender la atención preventiva para afecciones como el cáncer, lo que ha preparado a la región para una explosión de otros problemas de salud en los próximos años.

A medida que aumenta la ira por el manejo de la crisis por parte de los gobiernos, se multiplican los signos de agitación política. Las protestas violentas ya han sacudido a Colombia. 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se enfrenta a una investigación del Congreso sobre su manejo de la pandemia, y las manifestaciones callejeras contra el gobierno cobraron impulso durante el fin de semana. 

Colombia y Argentina sufren 3 veces más muertes diarias que toda África
Colombia y Argentina sufren 3 veces más muertes diarias que toda África

En Perú, los votantes eligieron al líder de un partido marxista como Presidente, y grupos de izquierda están redactando la nueva Constitución de Chile.

El país con la tasa de mortalidad diaria más alta del mundo es ahora Paraguay, sin salida al mar, con 19 veces más muertes que USA per cápita. 

Con 50 millones de personas, Colombia ha registrado alrededor de 4.200 muertes por Covid-19 durante la última semana, aproximadamente un 50% más que toda África.

Si bien algunos países como Chile han progresado rápidamente con las vacunaciones, menos de 1 de cada 10 personas en América Latina y el Caribe en general han sido vacunadas, según la Organización Panamericana de la Salud, u OPS.

Argentina

Carissa F. Etienne, directora de la OPS, instó a los líderes del G-7 a acelerar la entrega de 1.000 millones de vacunas que se han comprometido a donar a las naciones en desarrollo para fines de 2022. 

La Casa Blanca anunció recientemente la donación de 500 millones de vacunas Pfizer a 92 países, pero solo Bolivia y Guyana figuran en la lista de América del Sur.

"Hemos estado en crisis durante meses", dijo Etienne en una sesión informativa la semana pasada. "Sin el apoyo de la comunidad internacional, la recuperación es un futuro lejano".

En Argentina, donde las infecciones se han multiplicado por más de 4 desde febrero, el presidente Alberto Fernández ha enfrentado críticas por no conseguir suficientes vacunas. Si bien casi 33% de la población ha recibido al menos 1 dosis, apenas el 8% se ha vacunado por completo.

"Me siento completamente abandonada por el gobierno", dijo Kitty Sanjuas, una profesora de inglés de 73 años en Buenos Aires que recibió su 1ra. dosis en abril y está esperando la 2da.

Enfrentados durante el año pasado con la tarea casi imposible de mantener a la gente en casa en países donde la mitad de los trabajadores trabajan en la economía informal, a menudo viviendo al día, algunos funcionarios apostaron por la inmunidad colectiva, ya sea abiertamente o a puerta cerrada. El resultado fue mortal.

Perú

Víctor Zamora, quien era ministro de Salud de Perú al comienzo de la pandemia, dijo que el gobierno estaba tan seguro en 2020 de que no habría una 2da. ola, que archivaron los contratos para construir nuevas plantas para fabricar tubos de oxígeno. 

Fue una decisión que tuvo consecuencias mortales ya que las personas se asfixiaron por falta de oxígeno.

"Fue un error de cálculo por parte del gobierno", dijo el Dr. Zamora. "Fue el resultado de una evaluación que dijo que habíamos alcanzado la inmunidad colectiva".

En conjunto, Perú ha tenido, con mucho, el mayor número de muertes por Covid-19 per cápita en el mundo. El recuento total de muertos en el país de 32 millones supera los 190.000, más de 3 veces más que en Sudáfrica, que es mucho más poblada.

Brasil

En Brasil, a medida que aumentaron las infecciones en la ciudad amazónica de Manaos el año pasado, el presidente Bolsonaro también alentó a los funcionarios locales a probar la inmunidad colectiva, hablar en contra de los encierros y las máscaras faciales y minimizar los peligros del virus, según declaraciones que se conocieron durante el investigación del Congreso.

El resultado, dijeron los expertos en salud pública, fue el colapso del sistema de salud y la aparición en Manaos de la variante agresiva Gamma, anteriormente llamada P.1, y que ahora está causando estragos en América Latina.

Se demostró que la cepa Gamma, responsable de la mayoría de las nuevas infecciones en Brasil, es hasta 2,2 veces más contagiosa que las versiones anteriores del virus. 

El país registra unas 2.000 muertes al día, llegando a un total de 501.825 el domingo 20/06.

En la ciudad más grande de América del Sur, São Paulo, más de 300.000 personas no han regresado para recibir su 2da. dosis de vacuna. Los funcionarios del gobierno estatal dijeron que creen que las personas pueden tener miedo después de sufrir los primeros efectos secundarios, o haberlos olvidado o incluso haberse enfermado entre dosis.

Es una tendencia preocupante, dijeron los epidemiólogos, especialmente porque Brasil y otros países han confiado en gran medida en la vacuna CoronaVac de la firma china Sinovac, que según algunos estudios tiene poca eficacia después de la 1ra. inyección.

Obesidad e irresponsabilidad

Las densas grandes ciudades de la región ayudaron a la transmisión, y un creciente problema de obesidad también hizo que sus ciudadanos fueran más vulnerables al Covid-19, cuya investigación ha demostrado ser particularmente fatal para aquellos con un índice de masa corporal más alto. 

Alrededor del 60% de los latinoamericanos tienen sobrepeso, según cifras de la OPS. Y con una edad promedio de 31 años, los sudamericanos son más susceptibles que las personas en África, donde la edad promedio es de 20 años.

Aproximadamente 2.000 brasileños menores de 19 años han muerto por Covid-19 en Brasil, el 40% de ellos este año.

"Todos estaban tan preocupados por los ancianos que nos olvidamos de los jóvenes", dijo Angela Maria Massaneiro, una panadera de 34 años. Su hija de 14 años, Jenyffer Massaneiro, fue ingresada en cuidados intensivos con Covid-19. Con problemas cardíacos y con un peso de casi 200 libras (90,7 Kgs.), se enfermó gravemente después de contraer el virus de sus padres, aunque finalmente logró salir adelante.

Victor Costa Júnior es subdirector de Little Prince, un hospital pediátrico en la ciudad sureña de Curitiba, que ha visto morir a más niños por Covid-19 en 2021 que en todo el año pasado. Mientras más tiempo han permanecido los niños encerrados, dice, peor se ha vuelto el problema de obesidad infantil de Brasil.

Los latinoamericanos también se han cansado de quedarse en casa. El sábado 19/06 por la noche, cuando el número de muertos en Brasil por Covid-19 superó las 500.000, multitudes de juerguistas desenmascarados se reunieron normalmente en los bares y restaurantes del país.

"La gente simplemente no parece entender lo que está pasando", dijo Geci de Souza Junior, directora del Hospital del Trabajador de Curitiba, que como muchos otros se ha quedado sin camas de cuidados intensivos para pacientes con Covid-19. Hace solo unas semanas, la policía militar arrestó a 120 personas mayores en un club de bingo clandestino en la ciudad por romper las reglas de distanciamiento social establecidas por el gobierno local.

De Souza Junior dijo que cree que la gente tomaría más precauciones si pudiera ver de cerca los espantosos efectos de la enfermedad.

"Si la gente pudiera ver lo que hago", dijo el Sr. de Souza Junior, "cómo la piel de los pacientes se pudre a causa de las úlceras de decúbito después de estar entubados durante tanto tiempo".

Temas relacionados