Confidencial: así se gesta desde el larretismo la operación "bajen a Jorge Macri"

Confidencial: así se gesta desde el larretismo la operación "bajen a Jorge Macri"
El argumento para desplazarlo es que el apellido Macri tiene mucho rechazo en Provincia. Pero las cifras dicen que tiene más votos que Santilli
Por S.R.
15.07.2021 11.00hs Actualidad

El larretismo tiene una obsesión, casi una desesperación: quitarle a Jorge Macri la posibilidad de ser candidato a diputado con lista propia. "Es mucho más caro que Patricia", dicen.

Los números son sencillos y surgen de todas las encuestas que manejan todos los partidos en la Provincia de Buenos Aires: si Diego Santilli, el candidato del presidenciable Horacio Rodríguez Larreta, va con el PRO dividido a la primaria con Facundo Manes, pierde, y por paliza.

Con las huestes amarillas unificadas, empieza una discusión, pero de otro modo Larreta perdió. Ahora, la UCR domina Córdoba, controla Mendoza y tiene mucho mejor perspectiva para controlar San Fe que el PRO sin Miguel Del Sel. Si Manes gana la primaria en Provincia, Rodríguez Larreta debería declarar la independencia de la CABA para ser presidente.

La eventual división del PRO en la Provincia, se basa en la aspiración del intendente de Vicente López, Jorge Macri, de ser candidato a diputado en esta elección y encabezar una lista en las primarias.

Y hay que decir que tiene con qué. Las mismas encuestas que mencionamos antes, dicen que le ganaría a Santilli, aunque no a Manes. Es decir, la cosa saldría mas o menos así: Manes 26%, Macri 24%, Santilli 20%.

El argumento larretista para desplazarlo queda de esta manera en jaque: dicen desde la sede (ahora nacional) de Uspallata que el apellido "Macri", tiene mucho rechazo en la Provincia. Los números dicen que tiene más votos que Santilli, o tal vez, que Larreta.

El argumento para desplazarlo es que el apellido Macri tiene mucho rechazo en Provincia

Y entonces, en el entorno del "primo Jorge" se preguntan "¿Por qué se va a bajar? Que bajen a Diego, que es porteño, acá no tiene nada que hacer y encima viene sin votos, a dividirnos y entregarle el partido al los radicales". No es un disparate.

Por otro lado, la negociación al jefe de gobierno se le hace cuesta arriba. Dicen las voces de sus mas estrechos colaboradores que "Jorge (no lo llaman así, señalan una característica física que este artículo no va a repetir) nos va a salir mucho mas caro que Patricia (Bullrich). La gente de ella, esta desocupada hace dos años, tiene que contener, lo resolvimos con unos carguitos. Pero Jorge (no dice Jorge, otra vez el apelativo descalificatorio) tiene un municipio, uno que recauda, que es fuerte, no necesita plata ni cargos, va a salir mucho mas caro", explican en el círculo de confianza del jefe de Gobierno.

De qué dependará que se baje "Macri primo"

En realidad, si Macri se baja o no, dependerá de las ganas que el intendente de Vicente López tenga, de ser señalado como el artífice de una eventual derrota. Nada que se le pueda prometer cumple sus expectativas. Él personalmente no quiere un lugar en la lista debajo de Santilli. "Ni a palos", dicen en su entorno.

En el mejor de los casos para Larreta, el "primo Jorge" propondría una candidata para que vaya segunda o un candidato en el tercer lugar, y no menos de dos espacios más en la lista, de los que llaman "para entrar", es decir, entre los primeros ocho.

De todos modos, nadie está seguro que, si se baja Macri, Santilli suma su intención de voto. Manes ha incorporado a su lista, candidatos atractivos para el elector PRO: Emilio Monzó, ex presidente de la Cámara de Diputados, o Joaquín De la Torre, ex intendente de San Miguel y ministro de María Eugenia Vidal, cuando fue gobernadora; pero es cierto que el "porteño exportado" como lo llaman en el entorno de De la Torre, sumaría sin Macri, chances que hoy, no tiene.

No es la de Buenos Aires la única provincia donde la irrupción prepotente del "César Horacio" como lo llaman algunos, ha causado rechazos. En Córdoba, las imposiciones sobre Mario Negri y la injerencia indebida en la interna radical provincial, provoca directamente ira.

Cuando Mauricio Macri fue a la conquista de la provincia mediterránea en 2013, fue Nicolás Massot quien se ocupó. Fue, convenció, contemporizó, trabajó el territorio dos años, y aunó. "No cayó de un día para el otro queriendo manejar la interna de otro partido, fue respetuoso", dice un intendente radical del Valle de Punilla.

El larretismo tiene una obsesión: quitarle a Jorge Macri la posibilidad de ser candidato a diputado con lista propia

No le reconocen esa virtud a Larreta, ni propios ni extraños. "Tiene la prepotencia porteña y la soberbia también. Creyó que arregló su quilombo en la Ciudad y ya está, va a tener que aprender", dice un dirigente peronista que se sumó a la campaña de Juntos por el Cambio en 2019, bien pegadito a Miguel Pichetto.

Volviendo a "Macri primo", otra voz cercana, posiblemente su operador político mas reconocido abre una puerta para el acuerdo: "Mirá, si tenemos un esquema de diputados nacionales propios, un mapa interesante de candidaturas a diputados y senadores provinciales y también de concejales, que nos permita dar un paso adelante para tener donde asentarnos para pensar en Jorge gobernador en 2023, habría que agarrar. Completa el mandato en el municipio y se tira a gobernador con un esquema de poder sólido. Y Santilli que vaya y construya con tres contratos en una banca como diputado nacional a ver que hace", dice el armador.

"Ahora, me tenés que dar ese mapa de candidaturas y con eso yo la peleo para convencerlo a Jorge, sino agarrate", completa. Parece que fácil no va a ser.

Temas relacionados