Quién es el empresario detrás de la marca de zapatillas John Foos, que comenzarán a exportarse a la región

Quién es el empresario detrás de la marca de zapatillas John Foos, que comenzarán a exportarse a la región
La empresa actualmente posee seis líneas de calzado y está presente en 1.200 tiendas. Ahora, está iniciando una estrategia de expansión regional
Por Clara Bellone
01.08.2021 08.35hs Actualidad

Si hay alguien que conoce a fondo la industria de las zapatillas en Argentina es sin dudas Miguel Ángel Fosati. Este empresario se inició en la década del '70 vendiendo calzado de distintas fábricas locales a las tiendas departamentales Macy’s de Estados Unidos y fue en esos viajes cuando notó una tendencia muy llamativa: aunque la gente se vestía formal para el trabajo, con uniformes y zapatos, usaban zapatillas para trasladarse hasta la fábrica o la oficina.

"Ese fue el primer detalle que observé afuera. Por esos años había empezado a recorrer lugares donde se producían zapatos, como Alicante, en España, o Milán y Florencia, en Italia, que eran los productores más importantes que había de calzados de vestir y sport, y noté que había muy pocas zapatillas", cuenta Fosati a Iprofesional.

Fue así que en 1980 decidió fundar su propia empresa a la que llamó John Foos. Para buscar un diferencial apostó a las zapatillas vulcanizadas, un proceso de fabricación que utilizaban muy pocas fábricas en el mundo y que consiste en un tratamiento en el cual el calzado se "cocina" en hornos especiales, dándole resistencia, elasticidad y confort.

Miguel Ángel Fosati fundó John Foos en los años '80
Miguel Ángel Fosati fundó John Foos en los años '80

"Tuvimos una experiencia nefasta y muy fallida durante un tiempo hasta lograr el producto que queríamos, no pegábamos una. Luego montamos en Haedo una fábrica moderna y compramos los hornos acordes. Ya en 1982 estábamos en carrera, pero no teníamos marca, entonces no pudimos debutar en las primeras casas de deportes que habían aparecido en esa época", recuerda Fosati sobre aquellos comienzos.

Ante la negativa de las casas de deportes –que sólo buscaban vender marcas de renombre– quienes primero les abrieron las puertas a las zapatillas John Foos fueron las vaquerías y las zapaterías de moda. Desde ahí conquistaron al público local y con los años se ganaron un nombre especialmente entre los jóvenes, que aún son sus principales compradores.

Hoy, con 41 años de historia, John Foos posee seis líneas de calzado con las que tiene presencia en unas 1.200 tiendas y casas de deportes de todo el país, desde Tucumán hasta Puerto Madryn.

En total poseen tres plantas internas en Beccar, donde producen unos 3.000 pares de zapatillas por día. Además, en 2019 lanzaron su propia tienda de e-commerce a través de la cual venden unos 3.500 pares mensuales y hace dos meses se asociaron con Mercado Libre para tener ahí una tienda oficial.

John Foos busca desembarcar con tiendas propias en varios países de la región
John Foos busca desembarcar directamente en varios países de la región

"Nosotros trabajamos mucho con el B2B en forma directa, y los comerciantes van reponiendo semana a semana lo que les hace falta, sin tener que comprar grandes cantidades. Para eso nos adelantamos en los cortes, los teñidos, los procesos industriales, para dar en el momento la necesidad de la demanda y reponer día a día lo que se vende", explica sobre el proceso de abastecimiento que le permite a la compañía tener presencia en tantos puntos de venta.

Aunque la pandemia fue muy dura para el sector del calzado, Fosati apostó a continuar y hacer crecer a la compañía. En julio de 2020, en pleno momento de restricciones sanitarias, puso a disposición transporte propio para poder llevar y traer a todos sus empleados a Beccar y seguir funcionando con los protocolos necesarios. Además, acaban de incorporar a 70 nuevos trabajadores –ex empleados de la fábrica Suola, proveedora de Nike– para en los próximos meses desembarcar con sus productos en Uruguay, Paraguay, Chile, Perú y Bolivia.

Si bien la marca John Foos, que ya está registrada en 23 países de América, había llegado a algunos de esos mercados, no lo había hecho de forma directa, sino a través de licenciatarios. Ahora la novedad es que las zapatillas se exportarán directamente desde nuestro país.

"Estaremos desembarcando allí con nuestra propia tienda. A su vez tenemos a los asociados en cada uno de los países con sus tiendas físicas y también los mayoristas, colegas de Argentina que han aceptado ser mayoristas nuestros en estos países con productos importados desde acá. Ya tenemos toda la ingeniería montada, pero estamos esperando por lo temas sanitarios y de la pandemia", finaliza Fosati.