iProfesional

Crisis energética global: el mundo enfrenta una suba de precios en los principales insumos

Gas, petróleo, electricidad, carbón: los valores de las diferentes fuentes de energía están subiendo en todo el planeta. Los detalles
Por iProfesional
09/02/2022 - 16:32hs
Crisis energética global: el mundo enfrenta una suba de precios en los principales insumos

El mundo en general, pero en especial los países del hemisferio norte están atravesando una crisis energética generada por suba en los precios de los principales insumos energéticos: gas, petróleo y carbón.

Petróleo Brent

El precio del crudo logró superar los 90 dólares el barril este mes, valores que no se veían en el mercado hace 7 años aproximadamente. Si bien en los últimos días, hay una baja del precio, todavía se mantiene a niveles altos.

Entre las causas, los analistas mencionan que el aumento obedece a un aumento de la demanda en el mundo por una salida más rápida de la pandemia que la esperada. También, a una baja en los inventarios de crudo los Estados Unidos y la crisis de Ucrania, con el potencial impacto de las decisiones de Rusia en el mercado de la energía.

 

Según estimaciones de Seeking Alpha, con que Rusia retire una porción menor de su producción de crudo de los mercados, podría generar que el precio del Brent supere los 100 dólares.

Los países de la OPEC mantuvieron su reunión el 2 de febrero en donde decidieron un prudente aumento de la producción de 400.000 barriles para marzo. Los miembros de la OPEC no comprometieron una mayor producción por la crisis de Ucrania que temen podría impactar en la capacidad de Rusia de abastecer el mercado.

Los principales analistas ven que los precios se sostendrán altos en los próximos meses a pesar de los intentos de los países, especialmente Estados Unidos, de aumentar la oferta de crudo.

Gas natural

Los precios del gas también se dispararon en el último año con un impacto muy negativo en las tarifas de electricidad de Europa.

Europa tiene una alta dependencia del gas ruso, que cubre el 40% de la demanda europea. Nuevamente, la salida más rápida de los esperado de la pandemia, sumado a bajas en la producción de renovables y el conflicto de Ucrania se conjugaron para ver precios de gas que no se veían hace muchos años.

 

Como se puede ver en el gráfico, el precio del gas de referencia para Europa pasó en un año de los 20 dólares a tener picos que superaron los 100 dólares hasta ubicarse en valores cercanos a los 80 dólares.

Este aumento tuvo un impacto directo en los precios de la electricidad que deben pagar los europeos.

En abril de este año, por ejemplo, los precios de la energía eléctrica para los ingleses subirá un 54%.

En Francia y Alemania, en la última semana, los precios de generación subieron un 15% en promedio. En Alemania el precio de las tarifas en el mercado mayorista se ubicó por encima de los 200 euros el megavatio hora, un valor que no se veía en los últimos 20 años. Lo mismo sucede en Francia, con valor cercanos a los 223 euros. En España y Portugal llega a 268 euros el megavatio y en Italia, 294 euros.

Gas natural licuado (GNL)

La contracara del aumento de los precios del gas y la falta de oferta se observa en el mercado del GNL que alcanzó niveles de precios que llegaron a superar los 30 dólares el millón de BTU (casi triplicó su valor) especialmente en Europa que se convirtió en un demandante fuerte de cargamentos de GNL para suplantar la falta de oferta rusa.

Uno de los países más perjudicados, dentro de Europa, por la disparada del precio del GNL es España, que se abastecía con gas desde Marruecos, pero por un conflicto en la zona, debió aumentar sus importaciones de GNL.El principal proveedor de GNL es Estados Unidos, que viró su política comercial de los países asiáticos a Europa vía el canal de Panamá.

 

Inflación

En enero los precios de la zona euro (integrada por 19 pasíses) subieron 5,1% interanual. Los costos de la energía subieron 28,6% en con respecto a enero de 2021.La mayoría de los países europeos han intervenido para proteger a los hogares de la disparada de la energía. Por ejemplo, el gobierno francés se comprometió a no dejar que la electricidad aumente más del 4% durante 2022. Una de las principales medidas fue ampliar el tope de electricidad nuclear que EDF (la principal compañía eléctrica del país, que está controlada en un 84% por el estado francés) le puede vender a sus rivales a bajo precio.

El gobierno italiano ha gastado más de 8000 millones de euros para frenar las subas. Los Países Bajos rebajaron los impuestos sobre energía para ocho millones de hogares. Desde enero, Noruega está subsidiando el 80% de la factura de electricidad para los hogares. España introdujo topes de aumentos y bajó impuestos.

En Estados Unidos, La inflación anual en Estados Unidos trepó a 7%, su nivel más alto en casi 40 años. Uno de los principales impactos es en el precio de los combustibles, que alcanzaron valores promedios superiores a los 3 dólares el galón en el último mes.

Electricidad

El mundo está atravesando un contexto de altos precios en la electricidad, los más altos en la historia europea. En 2021, los precios mayoristas de la electricidad en la Unión Europea (UE) se dispararon y la mayoría de los países experimentaron niveles récord en el tramo final del año.

 

Se atribuye este aumento a 3 factores: estructurales, debido a la baja integración del mercado; coyunturales, relacionados con la suba de precios pro la demanda de la post pandemia; y fortuitos, como la falta de vientos de esta temporada que obligo a tener parar reactores nucleares en diciembre del 2021.

Temas relacionados