"Nadie confía en la Argentina": el durísimo diagnóstico del economista Jeffrey Sachs

El economista, director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia, pronostica un "período de estanflación" internacional
Por iProfesional
23/11/2022 - 21,02hs
"Nadie confía en la Argentina": el durísimo diagnóstico del economista Jeffrey Sachs

"Nadie confía en la Argentina" fue el duro diagnóstico del economista estadounidense Jeffrey Sachs, cuando analizó el escenario financiero internacional, y aseguró que es "la peor situación desde la Segunda Guerra Mundial".

"La Argentina no tiene pésimos fundamentos, pero no tiene confianza en los mercados financieros. El problema del país es su reputación, no su realidad", dijo el director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia (EE.UU.).

"Si uno mira los balances fiscales de la Argentina y del gobierno federal de los Estados Unidos, uno preferiría tener los balances de la Argentina. Tiene menores deudas, un déficit fiscal más bajo, pero el hecho es que nadie confía en el país", aseguró durante una videoconferencia en las Jornadas Monetarias y Financieras organizadas por el Banco Central (BCRA)

"Entonces, incluso cuando vienen montos bajos de refinanciación de deuda, genera una crisis. El país tiene mala reputación, no puede recibir un préstamo, entonces empeora su reputación porque no puede refinanciar sistemáticamente sus deudas. Eso es una crisis financiera autocumplida, y es algo que el sistema financiero internacional tiene que abordar. Es un fracaso profundo del mercado, y no es normal, porque nuestras instituciones no abordan este tipo de pánico financiero", advirtió.

Para Sachs, la Argentina está afectada por cuestiones internas y, especialmente, por factores negativos que complican a los países emergentes.

La severa crisis a nivel internacional

Según el economista, "la crisis es severa y posiblemente empeore en el corto plazo. Y la razón es que estamos enfrentando un conjunto de disrupciones, la mayoría causadas por el hombre, que están afectando la economía mundial. Y no hay cooperación para resolver estos problemas globales".

"Incluso cuando vienen montos bajos de refinanciación de deuda, genera una crisis", dijo Sachs

"El mundo está en peligro y alterado por los conflictos entre países grandes", dijo, incluyendo en este contexto a la guerra en Ucrania, las sanciones aplicadas a Rusia tras la invasión decidida por Vladimir Putin y al enfrentamiento económico entre los Estados Unidos y China.

"Hay múltiples shocks. Están los persistentes, derivados de la pandemia de Covid, que empeoró la crisis en países emergentes y alteró las cadenas globales de suministro de una forma que aún hoy impactan", indicó.

"La recuperación de la pandemia fue desigual, y peor para los países emergentes. Los países más ricos usaron estímulos fuertes, monetarios y fiscales, para recuperarse de la caída de 2020, pero los emergentes no pudieron hacerlo", analizó.

La relación entre Estados Unidos y China y su influencia a nivel mundial

"Europa viene en una profunda recesión y Estados Unidos probablemente también", indicó Sachs, y agregó: "Estados Unidos está en una guerra económica con China. No tengo dudas, y es un terrible error en mi opinión, pero los policymakers están tratando de dañar a la economía china".

"Es parte de un juego geopolítico extremadamente peligroso. Son las mismas medidas que Estados Unidos antes le aplicaba a la Unión Soviética. A China no le gusta saber que la economía número 1 del mundo está queriendo perjudicar activamente a la número dos, pero eso es absolutamente lo que está pasando. Y eso está destruyendo las cadenas globales de suministro", dijo Sachs.

Y según su diagnóstico, esa guerra económica entre potencias será un factor disruptivo que tendrá efectos negativos sobre los mercados emergentes. "La economía china está siendo dañada, y como China es el principal socio comercial de gran parte del mundo, esa situación se derrama a todo el mundo. Si sumamos el shock del covid, la guerra en Ucrania, las sanciones, las tensiones geopolíticas y el endurecimiento de la política monetaria como una respuesta tardía al incremento de liquidez de 2020, tenemos todo el caldo de cultivo", concluyó.

Temas relacionados