Más artículos

Autos y planes de ahorro: qué hacen las marcas frente a ola de cuotas impagas

Planes de ahorro: se dispara el valor de la cuota de los autos y marcas activan "operativo rescate"
Se estima que uno de cada cuatro planes está en situación de mora. Para todo 2018 se prevé que esta herramienta sufrirá un desplome de más del 26%
Por Guillermina Fossati
21.11.2018 11.00hs Autos

Los planes de ahorro se convirtieron en la peor pesadilla para los clientes que este año tomaron la decisión de usar estos instrumentos para llegar a un 0Km. 

Entre mayo y noviembre, las cuotas mensuales sufrieron dos fuertes ajustes, como consecuencia de la disparada del precio de los autos tras la devaluación. Esto generó que, en cuestión de meses, el valor del pago mensual prácticamente se haya duplicado. 

En el sector hay preocupación porque se estima que más del 25% de los planes hoy presenta algún grado de mora. 

Entre los compradores, en tanto, hay un fuerte malestar porque se encontraron súbitamente con ajustes mayores a los esperados. Así, en muchos casos, los suscriptores se están replanteando cómo seguir adelante, mientras que otros se ven empujados a salir del circuito. 

Según Juan Saed, responsable de Plan de Ahorro de PSA (Peugeot, Citroën, DS), la situación más grave la atraviesan aquellas personas que ya están avanzadas en el sistema y no quieren perder todo lo que desembolsaron.

Del otro lado del mostrador, aquellos clientes que recién habían empezado a pagar y van por la cuota dos o tres, directamente se bajaron del sistema porque saben que será imposible sostenerlo con el tiempo, y prefieren perder lo poco que pagaron hasta el momento que terminar en unos meses con una deuda mayor.

Casos concretos

Los incrementos que se dieron llevaron las cuotas prácticamente al doble. Tomando como parámetro un auto chico -que son los más vendidos a través de los planes de ahorro- como el Citroën C3 de entrada de gama, este pasó de $354.000 a $528.000 entre mayo y noviembre; en el caso del Renault Kwid, las subas fueron de $251.000 a $410.000, es decir, más del 60 por ciento. 

Este incremento se traslada directamente a las cuotas del consumidor final, y el monto también se aplica a quienes lo tenían licitado y deben retirar la unidad. Pero no es la única variable que se modifica: frente a un precio mayor, el seguro también sube. 

“En promedio, una cuota que a comienzos de año era de $4.000 ahora se fue a $6.000. Sin embargo, Saed aseguró que hay casos en los que el pago mensual se disparó hasta los $9.000. Es decir, más del doble. 

Desde ADECUA, en paralelo, aportan sus números: hablan de saltos de entre el 60% y el 70%, lo que provocó que mucha gente haya "quedado atrapada" y "no pueda cumplir más". 

Frente a este escenario, en las automotrices comenzaron a analizar distintas vías para evitar que los clientes entren en un período de mora del cual no puedan salir y que esto golpee al negocio. 

En general, las marcas anticiparon a iProfesional que se tomarán medidas en cada caso en particular. Muchas todavía están evaluando cómo seguir, dado que todavía no hay certezas de que el mercado haya encontrado su equilibrio. 

Así, lo que están haciendo es ofrecer soluciones puntuales a cada cliente que se acerca a plantear sus situación. Tanto Peugeot como Citroën tomaron esa medida.

“Lo que hacemos es analizar el caso en particular del cliente que se acerca con un problema. Por ahora, ofrecemos que el excedente de su cuota, que son $3.000 aproximadamente, lo pague en tres veces”, explicaron desde PSA.

El tema, en este caso, es que ese pago en cuotas se va acumulando al compromiso del mes siguiente, con el consiguiente riesgo de que, en el corto plazo el cliente vuelva a entrar en situación de mora.

Frente a este riesgo, desde la marca aseguran que van solucionando los problemas de los clientes mes a mes. La esperanza está centrada en que opere una rápida recomposición salarial que de más aire a los suscriptores para salir adelante.

En Fiat, por su parte, reconocieron que el plan de ahorro es un sistema de venta que en la Argentina está muy instalado y que para la marca es muy importante. De hecho es la número uno del mercado, con un 22% de participación.

En este caso, la compañía también decidió llamar a los clientes que tengan problemas con el pago de sus cuotas, reunirse y llegar a un acuerdo para que puedan ponerse al día.

“Estamos intentando acercarles una cuota un poco más acomodada y que tengan capacidad de pago”, explicó Cristiano Rattazzi, presidente de FCA.

En el caso de Chevrolet, Carlos Zarlenga, CEO de General Motors Mercosur, explicó que la marca invirtió mucho en la herramienta plan de ahorro y que están muy atentos a lo que está sucediendo en un contexto inflacionario y post devaluación.

“Las ventas con planes están sufriendo mucho por la suba de los pagos mensuales, lo que nos obliga a ver la posibilidad de extender los plazos para disminuir el impacto que sufre el cliente. La misma situación crítica se vive con la financiación, con tasas al 70%, lo que golpea mucho las operaciones con préstamos y esto, en definitiva, afecta a los patentamientos”, afirmó Zarlenga.

En el caso de Toyota y Renault todavía no anunciaron una medida que “alivie” a los clientes, pero voceros de ambas automotrices reconocieron tras las consultas de iProfesional que están analizando la situación y definirán los pasos a seguir. 

En Ford, según uno de los concesionarios líderes, también están planeando cómo hacer frente a este frente de tormenta que afecta a toda la industria. 

El mercado, tocando su piso

El incremento en los precios de los autos golpeó tanto a los planes de ahorro como al mercado en general. Así, se pasó de un año que se proyectaba iba a ser el mejor de la historia a sufrir una caída dramática.

En octubre se produjo un derrumbe de más del 38% y noviembre no da muestras de mejoría: en la primera quincena, la baja de las ventas llegaría a 45%, tocando un piso que hace años no se registraba.

En paralelo, la compra de vehículos 0Km mediante algún instrumento de financiación se derrumbó un 45% en octubre, según datos de ACARA. 

En cuanto a las proyecciones para todo el 2018, se prevé que el mercado caiga hasta los 490.000 planes de ahorro frente a las 660.000 suscripciones de 2017, lo que implicaría una baja cercana al 26%. 

¿Llegará la recuperación? 

Consultadas diferentes marcas sobre cómo ven el futuro de la compra de autos con créditos o planes de ahorro, en general coincidieron en señalar que el principal obstáculo son las altas tasas, y que es inviable seguir con intereses de 70%.

“Este es el principal factor que complica la posiblidad de comprar un auto a largo plazo”, comentó el CEO de una marca líder.

En este sentido, solamente las ofertas subsidiadas por las automotrices, con una tasa promedio de 9% anual, son parte de la elección del público, porque se considera un interés atractivo en el contexto inflacionario actual. 

Hasta octubre, según la Asociación de Concesionarios Automotrices de la República Argentina, las ventas con prendas cayeron 54% comparado con el mismo mes del año pasado. Las caídas empezaron en junio y se fueron profundizando mes a mes.

Por marcas, Fiat, Chevrolet, Jeep y Chery son las únicas que mantienen crecimiento, mientras que el resto tienen una importante caída.

Sobre los planes, cuyas suscripciones cayeron 54% en octubre, se espera que la recuperación arranque desde el año próximo, siempre y cuando los precios de los autos encuentren su nivel de equilibrio y retomen los incrementos mensuales más parejos, como sucedía antes de las dos grandes devaluaciones que ocurrieron en mayo y agosto.

Si el mercado se tranquiliza, se evapora la incertidumbre y hay más señales de confianza por parte del Gobierno, se espera que de 28.000 suscripciones por mes, el número aumente a 35.000 en la primera mitad del año próximo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas